Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

No hay mundo como el mundo del espectáculo. O eso dicen. Cuatro películas sobre el mundillo teatral.

Esto del reto de los Oscars tiene importantes efectos secundarios.
Veo la película que ganó ese año, pero aquella de Norma Shearer no la he visto y aquella otra nominada y, leñe, Joan Blondell, ahora tengo que ver más cosas de ella y qué es esa película con Clark Gable haciendo de mafioso y... Y así ad nauseam. Vamos, que llevo dos semanas que solo veo películas de los años treinta (en concreto del año 1933 hacia atrás) y parece que no saldré de ese pozo. Es lo que tiene el cine. Que una película te lleva a otra y esa otra a todas las que te quedan por ver. Ojo, no es una queja. Estoy porque quiero estar y porque es un cine que me gusta muchísimo, me entretiene, lo encuentro maravillosamente moderno y tiene un blanco y negro precioso.
La casualidad ha querido que las últimas cuatro películas que he visto transcurrieran en el mundo del teatro. Películas muy distintas entre sí, pero próximas en el tiempo (de 1929 a 1933), con tonos e intenciones dispares y que han acabado dando una pano…

Entradas más recientes

Sobrel El príncipe cruel de Holly Black y lo cabronas que llegan a ser las hadas

De nuevo con el reto de los Oscars, Cimarron

Tres comentarios breves a tres lecturas muy agradables

Sobre todo esto de las listas...