miércoles, 23 de mayo de 2012

Y va otra de reseñas breves

Como ya hice hace unos meses, una entrada con pinceladas de algunas de las lecturas que he estado haciendo estas semanas. Rápido y breve.

Solos, Adam Baker, Plaza y Janés, 2012

Te pille donde te pille, el fin del mundo es una putada. Pero si además te pilla en un lugar donde hace frío, pues más putada todavía. Y si es en una plataforma pretolifera en mitad del océano Ártico, pues peor. Y es lo que ocurre en Solos, una novela de ciencia ficción con unos seres infectados que se comportan como los zombies de toda la vida (aunque no sean zombies en el sentido estricto, pero lo son en comportamiento).

Novela entretenida y punto. Acción, algún susto, algún buen momento. Un par de destellos en los personajes (sobre todo en el de la doctora), pero que no acaba de arrancar. En mi opinión por cierta construcción errática en el carácter de los protagonistas y antagonistas que dificulta la empatía con ellos. Y si en una novela de terrro no se empatiza con los protagonistas o te importa un mínimo su futuro, pues algo no funciona. Y a mí, los protagonistas de esta novela como que me importan poco así que si se los comen, pues bueno. Una lectura entretenida y rápida sin muchas exigencias.

El lazo rojo, Carla Miller, Isabelle Metzen y Kathleen Weise, SM, 2012

Novelita muy ilustrada que intenta emular el espíritu de las novelas de ambientación gótica de toda la vida (la sombra de Jane Eyre es alargada) mezclada con cierto aire a lo más superficial del universo cada vez menos personal de Tim Burton y la ilustración de cómics japonesa.

Un a ratos interesante, pero en mi opinión muy fallido experimento literario al quedarse en los cuatro tópicos de la literatura gótica; un género que no va solo de personajes atormentados, sino de estilo, ambientación, construcción férrea de personajes y un argumento interesante. El lazo rojo no tiene nada de esto. Una historia que se me antojó insuficiente, un final que roza lo absurdo, personajes estereotipados y unos elementos fantásticos que no acabo de ver adonde conducen. No aburre y es corto. La edición es bonita, sí, pero no eso no basta.

Secuoya, Kirstin Vanlierde, Edelvives, 2011

Mariaan vive en una rígida sociedad bajo tierra. El exterior está contamiado y no se puede vivir allí. Ella no lo cree y emprende un viaje al exterior. Y allí encuentra, vida. Y este encuentro cambiará dos mundos.

Interesante y muy entretenida distopía que busca nuevas formas afrontar el género. Sin un gobierno malo malísimo y sin una muchacha que encabeza una revolución. Sin grandes y aparatosas escenas de lucha. Una novela tranquila y bien escrita sobre el encuentro de dos culturas y los problemas que tendrán para convivir en paz. Ambos mundos deberán superar miedos y prejuicios. Bien escrita, con personajes bien construidos y situaciones que llevan a la reflexión. Ciencia ficción entendida en el sentido clásico. Partiendo de una historia de futuro, abrir un debate sobre nuestro presente. Aire ecologista. Quizás un poco demasiado larga y en ocasiones el ritmo es demasiado lento, pero lo interesante de la propuesta y lo bien resuelta de algunas escenas hacen que lo apuntado no importe demaiado.

Primera tumba a al derecha, Darynda Jones, DeBols!llo, 2012

Primera entrega de una serie de fantasía urbana de ambiente paranormal. Charlie es detective privado y portal para permitir que los espíritus pasen al otro lado (también conocido como ángel de la muerte). Pero los últimos fantasmas que la visitan han sido asesinados y le piden que investigue y ella investiga. Y están esos sueños picantones que tiene con el macho mazas de turno. Y, claro, todo está relacionado.

Reconozco mi debilidad por estas historias de género criminal paranormal con dosis de erotismo. Me río mucho, me lo paso bien y las olvido al momento. Primera tumba... es una novela divertida, fresca, donde se investiga más bien poco y lo que se investiga no tiene mucho sentido (el trabajo se lo dan a la prota más que hecho), pero su sentido del humor y las escenas de "orgasmos devastadores" hacen que lea una página tras otra. No es una maravilla. Ni siquiera es una buena novela, pero cada uno tiene sus debilidades y este género es uno de los míos.

La pastelería Bliss, Kathryn Littlewood, Blok (ediciones B), 2012

Encantadora novela para lectores a partir de 10 años. Una pastelería mágica a cargo de unos hijos traviesos mientras los padres se ausentan unos días. Y la aparición de la maravillosa y divertida tía Lily que esconde más de lo que dice.

Mucha magia, muchos enredos, muchas risas para una novela con un aire al Roadl Dalh más luminoso y festivo. Una suerte de versión para jóvenes lectores de aquel Chocolat de Joanne Harris (pienso más en la novela que en la película). Con un punto de espíritu de Amélie. Entretenida y divertida. Una novela recomendé mucho el pasado Sant Jordi por ser una historia sin pretensiones que aspira a proporcionar un buen momento de lectura. Abre la puerta a posibles continuaciones, pero bastante cerrada en ella misma. Canto final a la familia y que los hermanos no son tan peñazos como a primera vista puede parecer.

12 comentarios:

  1. Mmmm..."La pastelería de Bliss" es el único que me llama ya que pienso en un libro mágico, dulce y si dices que tiene un toque de Roadl Dalh (autor que me gusta, sobretodo "Matilda"). Pues habrá que pensarlo un poquito más.

    Lo que me sorprende es que hagas las reseñas breves y que hables bien de ellas, si no me equivoco, las últimas que hiciste ponían a los libros casi por los suelos (que no es malo tampoco eso).

    Hasta luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La pastelería..." es un encanto sin pretensiones. Divertido, ligero... me lo pasé muy bien con su lectura y sí que tiene un aire a Roadl Dalh aunque sin tanto humor negro (mi favorito sigue siendo "Las brujas").

      Va como va... son libros que me han gustado, pero no me salía una reseña larga... Y bien dejo 2... "La tumba." es divertido, pero no es una buena novela. Y "el lazo rojo" es fallido por casi todos sus lados. Y "Solos" entretiene lo justo, pero poco más.

      Últimamente tengo suerte y no estoy encontrado ningún libro que me provoque vértigos, mareos o mala leche... ya llegará... o los evito (por ejemplo, el premio Ellas de juvenil que publica Montena... solo sostenerlo entre las manos y veo que es una copia mala de un hijo bastardo de Moccia y Blue Jeans... no sería bueno para mi salud).

      Eliminar
    2. XD
      (modo supersecretosusurrante on) participé en ese concurso, no me lo pienso leer porque, aunque no dejo de ver reseñas positivas, no me va nada la historia y encima me ganó, mi muy mal perder me obliga a sonreír mientras pienso "Vaffanculo" :P
      en fin, mi mamá dice que la mía es mejor XD

      Eliminar
    3. Y las mamas no se equivocan, ¿verdad?

      Eliminar
  2. Solo he leído las reseñas de "El lazo rojo" y "La pastelería Bliss". Del primero, porque en El Tiramilla gustó mucho y me pica la curiosidad, aunque esa mezcla de cómic y novela no me llama demasiado. Veo que a ti no te ha convencido, así que seguiré pensando si me lanzo o no.

    En cuanto a "La pastelería Bliss", me has tentado con las referencias a "Amélie" y "Chocolat" (aunque a mí me gustó más la película que el libro). No sé si lo acabaré leyendo (con tantas novedades hay que ser selectivo), pero desde luego parece una monada y la edición tiene pinta de ser preciosa.

    Por cierto, veo en tu lista que no has leído "La niña que recorrió Tierra Fantástica en un barco hecho por ella misma", novedad de Noguer de febrero o marzo. A mí me ha parecido una maravilla y creo que te gustaría, así que nada, te lo recomiendo :).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí la reseña de "El lazo rojo" y me sorprendió tanto alborozo. La verdad es que es una novelita más y un experimento que en mi opinión no muy bien conseguido... se queda en la superficie de la literatura gótica decimonónica con personajes algo acartonados... no sé... no me convenció...

      "La pastelería..." es para jóvenes lectores. En la librería la recomiendo a partir de once/doce años. Es encantadora. Muy sencilla, muy accesible, muy divertida.

      "Secouya" es muy interesante. Síguele la pista.

      Me apunto "La niña que recorrió...". Está por las estanterías de la librería y sé que caerá.

      Besos.

      Eliminar
  3. No he leído ninguno, pero si pudiese estirar la mano, atravesar la pantalla y hacerme con uno de ellos (tras leer las mini reseñas) me quedaría con La pastelería de Bliss. No sé si es porque hoy estoy cansada, algo azucambrienta (¿adicta a chocolate? ¿yo?) o porque estoy algo zen. Sea como sea el resto no me llama.

    "La primera tumba..." era un libro que me llamaba, pero debo confesar que el segundo libro de los vampiros de Wellington (con todos mis respetos, puesto que es un autor que me gusta y al que volveré a leer pero en otra materia) me dejó de los policias hasta el alma. Tengo el cupo de balas, disparos y "walkitalkis" lleno por le momento...

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veritas, "La primera tumba..." no tiene nada que ver con los vampiros de Wellington. Aquí importan más los escarceos erótico festivos orgasmos devastadores mare del amor hermoso qué buenorro está el zagal, que la investigación policial. La prota investiga más bien nada, pero tiene un puntito que la hace divertida.

      "La pastelería..." es una mondada, en serio.

      Besotes varios.

      Eliminar
  4. Cuando veré tus reseñas destructoras? hacen falta de verdad! a ver la pasteleria es el unico que me llama, los otros pues meh xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las veras cuando lea algo que lo merezca... este año estoy teniendo suerte y no me gusta leer algo que ya sé que no me va a gustar. Pero no pierdas la esperanza...

      La pastelería es una monada.

      Eliminar
  5. Oh la verdad me llama mucho la pasteleria :D porque tengo pendiente de leer Matilda O_O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a leer "Matilda" y si no lo has hecho, "Las brujas", también.

      Besos.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.