domingo, 20 de abril de 2014

"El baile de los secretos" de Jesús Cañadas, "Diástole" de Emilio Bueso y "El hombre sin rostro" de Luis Manuel Ruíz

Tres novelas.
Tres buenísimas lecturas.

El baile de los secretos, Jesús Cañadas, Ajec Editores

Se ha escrito mucho sobre esta novela. La leí hace un año y pico y se había quedado en la recamara de la reseñas. A veces te encuentras con una novela de la que cuesta hacer una reseña por breve o escueta que sea. Su lectura pilla desprevenido y en el momento de sentarse y escribir, lo leído te supera. ¿Y qué me encontré con El baile de los secretos? Una partida de rol. Un mundo en peligro. Y muchos secretos, claro.

El baile de los secretos es una novela críptica, dura, exigente, excesiva, pero a la vez absorbente, divertida, terrorífica, ágil, provista de un estilo y lenguaje absolutamente brillantes y un pérfido sentido del juego y la manipulación. Una historia que no empieza sino que es la continuación de algo que llevan viviendo los personajes un tiempo. Y una partida de rol donde cada uno tiene un personaje. El lector se verá impelido a jugar esa misma partida y a leer atento para conectar ambos mundos e ir desentrañando quién es quién, la relación que tienen y todo lo que callan. Y este ejercicio me resultó muy estimulante como lector ya que obliga a una lectura atenta. Jesús Cañadas juega, y juega bien, y no escribe una novela lineal o explicativa. Es la lectura atenta del lector la que hará que la historia se engarce y crezca (y si además el lector ha jugado a rol, eso que tiene ganado. Ya sabemos que la heroína de físico imposible suele tener como jugador a un tío).

Novela de terror, de fantasía, de ciencia ficción. Historia sobre el amor, el desamor y los monstruos que ambos crean. Juego de referencias y homenajes (un mundo construido con lecturas, visiones, imaginaciones de otros mundos y otros autores) sin perder ni fuerza ni personalidad. Una lectura apasionante. Una novela terrorífica, emocionante y divertida a partes iguales. Y una excleente prueba de que con talento e imaginación se pueden encontrar otras formas de explicar las historias y dar nuevos bríos al género fantástico y de terror.


Otras opiniones
Fantasy Mundo
Planetas prohibidos

Diástole, Emilio Bueso, Salto de página

Un pintor yonki es contratado por un extraño para pintar un retrato durante cuatro noches. En esas noches, el cliente irá desgranando una fascinante historia de horror que transformará para siempre la vida del pintor.

La portada de esta novela es un enorme spoiler, así que no destapo nada si digo que en Diástole salen vampiros. Y que, además, esta novela me ha parecido una de las más interesantes novelas de vampiros que he leído en mucho tiempo. Más aún, me ha parecido una de las mejores muestras de literatura de terror que he devorado en años. Y entiendo literatura de terror no en el sentido de gore y susto fácil, si no en ese tipo de literatura que te muestra lo que no quieres ver y que lleva a lugares que luego no puedes olvidar. Entendida como destapar lo que queremos que permanezca oculto y mostrarnos las llagas.

El arte como ejercicio de vampirización. Dorian Grey y Arrebato de Zulueta. El arte que chupa vida y creatividad y el precio por una obra eterna. Un estilo brillante para la historia de dos personajes a su manera heridos y a su manera, buscando cierta redención. Una historia sucia y dura escrita con un estilo brillante que atrapa en una maraña al lector y lo conduce por una historia donde el horror se infiltra de forma muy sutil hasta un cruel desenlace. La novela se instala en el gris y en la incomodidad.

Ivan y Jerôme son dos personajes creados y explicados con mimo, sutileza y complejidad. Al igual que el estilo de Bueso. Brillante y sutil. Provisto de registro y voces. Con la capacidad de crear páginas de arrebatadora y agusanada belleza. Y mala leche, claro, al convertir las evocadoras y románticas noches blancas de Dostoievski, en un momento hermoso, pero repleto de inquietantes resonancias. El horror que de forma sutil va destruyendo y erosionando.


Otras opiniones
Fantifica

El hombre sin rostro, Luís Manuel Ruíz, Salto de página

Una novela inesperada. Un conocido me vino un día a la librería y me dijo, toma, lee. Y leí. Y puedo afirmar que El hombre sin rostro es de las lecturas más felices que he hecho este año; una novela de detectives a principios de siglo XX con su toque de ciencia ficción que puede recordar a Wells o a Verne, pero que para mí se hermana con aquel Madrid fantasmagórico y onírico de la maravillosa La torre de los siete jorobados de Edgard Neville.

Una serie de extraños accidentes que tienen toda la pinta de ser asesinatos. Un reportero sin mucho oficio ni muchas luces que decide investigar. Un grupo de científicos que trabajaban en algo secreto. Mentiras, espionaje y una arrebatadora heroína llena de recursos, inteligencia, belleza y lengua rápida. Una investigación que llevará a nuestro grupo de protagonistas por el Madrid, la Barcelona y la Galicia del principios de siglo XX.

El hombre sin rostro me ha parecido una maravilla. Repito, una lectura feliz. Una historia fascinante que aúna con naturalidad el retrato de época con la ciencia ficción. Unos personajes en estado de gracia que despiertan la simpatía del lector. Un estilo brillante, firme, rico, juguetón y rebosante de sentido del humor, de la ironía y la parodia. Una novela que se lee en un suspiro y que al cerrarla dan ganas de volver a ella.


Otras opiniones
Dime lo que escribes

10 comentarios:

  1. Me has tentado con la última. Dudo que la llegue a leer, pero esa combinación de ciencia ficción con el ambiente de estas ciudades a principios del siglo XX parece muy atractiva. Y entretenida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El hombre sin rostro" es divertidísima y muy recomendable. Tenla en mente y no la olvides porque es refrescante y la forma que tiene de explicar la historia es estupenda.

      Eliminar
  2. Vaya 3 pedazo de recomendaciones. De Cañadas he leído 'Los nombres muertos' y de Bueso 'Esta noche arderá el cielo', ambas me encantaron, aunque la de Bueso un poquito más. Tomaré nota, sí señor.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas que has leído tú las tengo pendientes de leer. "Los nombres muertos" me apetece mucho como sano ejercicio literario y de diversión.
      Toma nota que harás bien.

      Eliminar
  3. Pues me apunto las tres. De "Diástole" ya había leído críticas positivas, pero las otras dos no las conocía.
    Gracias por tu reseña y abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Diástole" es una muy buena novela. En poco continuaré con el resto de la narrativa de Bueso. Le tengo muchas ganas a la próxima novedad de él que publicará Valdemar. Y las otras dos tenlas en mente. Buenas e interesantes.

      Gracias a ti por pasarte.

      Eliminar
  4. Me las apunto T_T ojala conseguirlas no sea tan dificil !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no lo sean porque son tres buenas novelas que te podrían gustar mucho. Espero que las encuentres.

      Eliminar
  5. Y cambiando de tema... ¿Qué opinas de Murakami? Creo que nunca he leído ningún comentario tuyo sobre este autor. ¿Recomiendas algún título en concreto? Tengo entendido que "Kafka en la orilla" es de los mejores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy el más indicado para recomendarte algo de Murakami. No me gusta. Lo que he leído de él me ha llevado desde la indiferencia hasta el aburrimiento más profundo. Quizá la que más me gustó fue "Tokio Blues" (y lo de gustar píllalo con pinzas) y precisamente es, según tengo entendido, la que menos le gusta es y la que menos Murakami sería.

      Te encomiendo por twitter a subject_zero. Él te indicará mucho mejor.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.