domingo, 20 de noviembre de 2011

Libros a medias II

Ha sido una mala semana lectora. Cuatro libros empezados, cuatro libros dejados poco después de la página 100. Por eso la poca actualización. Porque al no encontrar nada bueno para leer, se me quitan las ganas de escribir y reseñar y empiezo a vagabundear por casa y la librería sin nada que llevarme al coleto, de mal humor, con ganas de nada y buscando algo, lo que sea que me vuelva a despertar el ansia lectora. Como hice a principios de septiembre con otra entrada, hago un repaso rápido y somero de las lecturas empezadas y abandonadas siendo perfectamente consciente de que es una opinión sesgada. Pero, ¿para qué continuar con una novela que no me aporta nada?

El juramento, Kimberly Derting, Lluna Roja-La Galera, 2011
El jurament, Kimberly Derting, Luna Roja-La Galera, 2011

La única de las novelas de hoy que no abandoné esta semana pasada. Intentona de leer hace un mes y medio, pero dejada pronto porque ya la había leído en las catorce o quince presuntas distopías que llevamos este año. Chica especial, amiga maja, sociedad totalitaria, nebulosa en el origen de esa sociedad, chico misterioso, poder especial, revolución, etcétera, etcétera, etcétera. Prou. Cierro el libro y a otra cosa. ¿Me atrevo a decir que eran unas malas setenta páginas (sí, aguanté solo setenta)? No, pero es lo de siempre presentado como siempre. Y ya estoy de lo de siempre un poquito hasta aquí. Y de la maquinaria fotocopiadora de la industria del libro. Y que sale un libro distópico, pues venga quince mil copiando la superficie y olvidando lo importante: buenos personajes y buena forma de narrar lo que pasa. Aburrido hasta la náusea, cerré el libro y a otra cosa.

La esfera, Myra McEntire, Molino, 2011

En cambio, La esfera sí que me pareció una mala novela. Llego de las minivacaciones y me encuentro con un miriada de novedades y esta esfera era una a la que tenía ganas. Me miro la contraportada y los pelos como escarpias por una simple frase: "Conoce a Michael (...) ¿Quién es de verdad ese tipo reservado, misterioso y tan dulce, el único que la entiende?". Tócate los huevos, los adjetivos perfectos para que odie al protagonista y me sepa la reacción de la protagonista. La esfera es diferente, me decían. No. La esfera es lo mismo y más, es el tipo de novela que me pone de los nervios. ¿Por qué? Vamos a ver, Emerson ve fantasmas y piensa que se está volviendo loca. Vale. Es muy fuerte y está super preocupada de lo que está pasando a su alrededor y con su futuro y suerte que tiene una amiga que la entiende y que está más buena que ella porque ellas, claro, no es nada, poquita cosa, lo de siempre, una florecilla del campo a la que ningún chico mira, pero claro quien va a mirar a una loca como ella... hasta que llega Michael y la mira y ella pasa de sus posibles problemas mentales a estar suspirando por el chico, preguntándose como besa, qué músculos tiene, cómo abrazara y escuchar como respira a través de las paredes y... Y en este punto Jorge dice basta de amores obsesivos, de vacíos de personalidad y que toda la trama, los personajes y la forma de contar esté supeditada a la historia de amor de dos (inserte el vocablo que se quiera). Ni los viajes en el tiempo me justifican una historia basada en si me gusta o no me gusta, en personajes poco trabajados y en una de esas protagonistas "metepatas" tan irritantes.

Witch & Wizard, James Patterson & Gabrielle Charbonnet, Alfaguara, 2011
Witch & Wizard, James Patterson & Gabrielle Charbonnet, Estrella Polar, 2011

Empieza bien. Una ucronía con buenos puntos de humor (todo el glosario final de obras muy parecidas a muchas que conocemos), pero perdió mi interés por pocos motivos.

1. Dos voces narradoras que son prácticamente la misma. Cuesta distinguir cuando habla cada uno de ellos y eso me molesta. Y más cuando la novela la construyen sobre capítulos que compiten entre ellos para ver cuál es más corto.
2. Acumulación. La novela parece construida sobre el "vale que..." con el que los niños juegan. Vale que tenemos un estado totalitario, vale que los hermanos son magos, vale que también salen fantasmas, vale que hay dimensiones paralelas, vale que nos vamos sacando poderes de donde sea, vale que... Ep, quieto parao... No, no vale todo y menos cuando me lo metes a cascoporro sin justificar y a lo bruto.
3. Malos de pacotilla. Cuando el malo no da miedo y no se percibe como una amenaza, la novela no funciona.  El Único que es el Único resulta casi cómico... al igual que la enfermera o los soldados. No se percibe una amenaza sino un trozo de carne que es muy malo, mucho, uy qué malo que es, pupa le va a hacer al nene.
4. Atropellado. Acción por acción. ¿Para qué entretenerse en crear un mínimo de personalidad o trasfondo a los personajes? Eso son chuminás. A correr, que pasen cosas, todo el rato, que no se pare, venga, venga, venga... para qué describir, para qué indagar... vamos, vamos, vamos...

Al final acabé aburrido, cansado y de mal humor. Acción por acción, no.

Hojas de dedalera, Victoria Álvarez, Viceversa, 2011

Vaya por delante que el debut de Victoria Álvarez no es una mala novela. Está escrita con gusto, con conocimiento histórico y cariño al oficio. Personajes funcionales aunque algo irritante el terceto protagonista, algún buen momento, pero no conseguí conectar con su propuesta. A medida que avanzaba la novela se me hacía más cuesta arriba y tenía cada vez más la convicción de que menos páginas le habrían ido de perillas. Casi que diría que unas ciento y pico. Llega un momento en que la narración no avanza y se cae en un terreno de nadie que me llevó a dejar un momento la novela con el punto de libro en la estantería y allí se ha quedado. Y la historia... bueno... acepto la parte de los fantasmas, pero la parte de Jack me cuesta más. Supongo que volveré a él en unos días.

R y Julie, Issac Marion, Mondadori, 2011
R i Julie, Issac Marion, Empúries, 2011

Un serio problema con esta novela;  al igual que me cuesta tragarme las películas donde los anímales hablan, me cuestan las novelas de zombis con conciencia. Y R y Julie es la historia de un zombi con conciencia, movimientos, carnet de conducir y lenguaje que se enamora de una chica y como llevan adelante su historia. No me la creí  Mi principal problema con esta novela es que no me creí lo que Issac Marion me explicaba. Desde la sociedad zombi que habita en el aeropuerto, los esqueletos andantes o que al comer cerebro se pueden acceder a los recuerdos almacenados en él (sin estímulos eléctricos ni nada... solo comiendo aunque el trozo de carne esté seco y de días). Y si esto me lo presentan con humor y desenfado, vale. Pero es que además el tono de la novela es de una seriedad aplastante y por momentos roza lo cursi y la pedantería. Además de explicitar el mensaje en más de una ocasión. "Los zombis no son el problema... somos nosotros que nos cargamos el planeta antes". "Todos somos iguales y el amor todo lo puede" (Frases no sacadas del libro de forma literal sino paráfrasis mías, que conste). Y cosas así.

Y cuando ya estaba desesperado, los amigos de Impedimenta publican La juguetería errante de Edmund Crispin, una divertidísima novela de detectives que es la que me ha reconciliado con la lectura. Un cadáver que desaparece, una juguetería que también desaparece, absurdas persecuciones por Oxford, conversaciones literaris, pistas en forma de malos poemas, humor british en cada página y unos personajes irónicos y llenos de carisma. Desde el mismo Gervase Fern hasta el camionero que lee a D.H. Lawrence.


Un placer lector. Próximamente una reseña más extensa.

16 comentarios:

  1. Pues en los primeros no tenía puesto el ojo, pero en Ro y Julie sí. Al principio me daba miedo (sobre todo porque me iba a ser inevitable compararlo con Waters) pero al ver tan buenas reseñas me animé mucho con él.

    Ahora no sé que haré...

    Les he escrito una carta a mis Reyes Magos en la que solicito un Kindle por pura necesidad. Hay libros que quiero leer, pero nunca sé si lo suficiente como para hacerles un hueco en mi estantería. Así que tal vez deje Ro y Julie junto a The Host de S.Meyer para entonces. Aunque para eso antes tengo que ser buena, claro :P

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  2. El único que me llamaba de esta lista es "Hojas de dedalera", aunque tampoco es que estuviera 100% segura. Después de leerte me lo pensaré, que ahora mismo no estoy nada receptiva con los libros que se pueden hacer pesados.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con algunos de los libros que aquí has mencionado. Yo también empiezo a sentir una especie de ''desesperación'' cada vez que cojo un libro, aunque siempre albergue la esperanza de que me guste.
    Hace poco incluso me compre un ebook (y no precisamente porque me guste), sino por la cantidad de libros que empiezo y dejo a mitad (es una ruina si todos los compro en papel, la verdad).
    Así que... nada, seguiré con la esperanza de que salga alguna novedad que me sorprenda!

    ResponderEliminar
  4. jajajajaj me encantan tus reflexiones, eres un máquina de verdad me encanta.

    ResponderEliminar
  5. Pues sorprendida estoy. Habia oido criticas muy buenas de La esfera la verdad ;)

    besos!

    ResponderEliminar
  6. La esfera me llama, pero veo que no es taan bueno, tambien hojas de dedalera, y sabia que el juramento no es tan bueno, pero no sabia de witch and wizard xDDD

    me encantan tus reseñas conjuntas ;)
    quiero leer el libro la jugueteria errante ;)

    ResponderEliminar
  7. Jajaja me encanta tu entrada XD Sobre todo porque a mi me pasa mucho, el ver un montón de libros pero ninguno convence y acabas al final cabreada por no encontrar algo decente para leer! Lo cierto es que ninguno me llamaba la atención, quizás la esfera, ya veré si le doy una oportunidad!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tengo los dos primeros, a ver cuándo les hago un hueco :P

    besotes =)

    ResponderEliminar
  9. Me quedo con la juguetería errante. Tus preferencias lectoras siempre me convencen!

    ResponderEliminar
  10. Veritas, tendrás lo que deseas porque eres buena chica, ¿no? Y si no te lo traen me lo dices que conozco a un par de tipos que me deben unos favores... "R y Julie" es de esas novelas que pueden gustar a mucha gente, pero con la que yo no conecto. En general la dejan muy bien y vuelvo a la minoría. Míratela en la librería y roba una lectura de las primeras páginas a ver qué tal. Ya te digo que a mí no me convenció.

    Besotes.

    Rusta, con "Hojas de dedalera" pasa lo mismo que con "R y Julie" (mira comentario de Veritas). Muy buenas reseñas por todas partes, pero para mí sobran unas cien y pico páginas. No está mal, pero menos es mejor. Volveré a él en unos días porque quiero ver a donde concluye toda la historia.

    Besos.

    Lilian, los e-books son perfectos para el descarte. Este merece pasar a la biblioteca y este no. Tengo la suerte de trabajar en una librería y poder coger libros y que los comerciales me dejan muestras. Así puedo estar muy al día. Si tuviera que comprar, otro gallo cantaría y de los libros leídos, serían la mitad y escogidos. Esta temporada está siendo muy dura... es muy uniforme... todo es mucho lo mismo... A ver si Holly Black publica algo nuevo, ella sí que sabe como animar el panorama.

    Mr. Sandman, gracias, pero no soy una máquina... soy un niño de verdad ;)

    Liz, también he leído buenas críticas, pero es que a mí lo de conocer al chico y estar suspirando todo el rato y escuchando por las paredes me irrita y cabrea. Ya sabes que no soy mucho de eso... Besos.

    Nina, lo que digo siempre; a comparar reseñas recordando que suelo estar en la minoría. "La juguetería errante" es encantadora. Una novela de detectives a la antigua usanza llena de humor absurdo.

    Selvi, gracias. Si le das una oportunidad a "La esfera" ya me dirás tu parecer. Tengo curiosidad de leer más opiniones a ver si voy errado con mi lectura sesgada. A veces es desesperante... en momento como ese acabo leyendo algo de poesía o a Terry Pratchett para limpiarla mente y volver a la carga.
    Besos.

    Leyna, y espero que me digas que te parecen. Estaré atento a las reseñas.

    Jo, "La juguetería errante" es encantadora. Una de esas comedias de detectives que los ingleses saben hacer tan bien. Con crimen imposible, referencias literarias, persecuciones absurdas, mucho humor, cartas en la manga del autor y unas horas de lectura estupenda. Es que el humorismo clásico inglés de Stella Gibbons o de Woodhouse o de Benson me pierde. Ains... el clásico crimen de la habitación cerrada...

    ResponderEliminar
  11. Primero: decirte lo gracioso que me ha resultado tu rima del principio. Sé que no está hecho a propósito pero lo parece. Desde "con otra entrada", "lecturas empezadas y abandonadas", "opinión sesgada" y "no me aporta nada". Ahora prueba a leerlo en voz alta y haciendo las pausas pertinentes, jeje. En fin, gracias por las recomendaciones para "no leer".kisses

    ResponderEliminar
  12. June, la rima no era intencionada y menos en un cuarteto AAAA. Demasiado fácil y a mí me gusta complicarme. Y las novelas no las recomiendo no leer, porque a otras personas gustan (como he ido leyendo en alguna reseña), pero lo que es a mí...

    Kisses for you to.

    ResponderEliminar
  13. No sé si finalmente terminaste "Hojas de dedalera". Yo llevo unas trescientas páginas y me está gustando bastante, aunque coincido contigo en que a medida que avanza cada vez tengo más claro que le sobran páginas. Las cien primeras, en cambio, me encantaron, las leí casi del tirón. Me gusta lo cuidada que está la ambientación y lo trabajada que está la historia; para ser una primera novela, genial. Con lo que conecto menos es con ese amor a primera vista, con esas escenas tan de película, pero bueno, sabía que me enfrentaba a una novela de romance paranormal. ¿Has leído "Las eternas"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, al final no lo acabé. Volví y de nuevo encallado en una historia que no acababa de avanzar. Y estoy contigo, las primeras ciento y pico páginas me gustaron, pero el momento en que entra Jack y todo aquellos, uf... menos, menos...

      Y con "Las eternas" me pasó lo mismo. Bien escrita, buena ambientación, personajes correctos (sobre todo los secundarios), pero la historia no me convence y acabo abandonando el libro.

      A ver si con la futura tercera novela rompo la maldición.

      Eliminar
    2. Lástima, tenía la esperanza de que esos problemillas se solucionaran en "Las eternas", como es más cortito... En fin, ya te contaré qué me parece.

      Eliminar
  14. Ay dios mio, tengo que expresar algo sobre la esfera, y bicheando por aquí, veo que es mi momento.
    Deje el libro por el 3 o 4 cap, lo cogí con unas expextativas muy altas porque me habían hablado muy bien de el...y resulto ser una caca maraca pinchada en un palo.

    La criatura que lo protagoniza esta malita de los nervios y ve cosas raras, incluso aa estado internada en un centro.
    Su hermano o su cuñada le organizan una cita con lo que parece que es un psicólogo o algo así, es que procure olvidar esta bazofia, y la panfila queda con el súper arreglada con jn vestido dorado y en el restaurante del hermano con velitas y todo. Y después empiezan a verse furtivamente.
    Pero que es esto?? Me chocó muchísimo. De que va la autora?
    Por no decir que el es demasiado joven para el cargo que tiene. Otro pequeño nicolas , manda cojones.

    Ufff necesitaba desahogarme.

    Un saludo Jorge!

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.