jueves, 1 de septiembre de 2011

Libros a medias

No solo de lecturas acabadas vivo. Hay libros que empiezo con ilusión y que por diferentes motivos no llego a acabar... el libro me parece una mierda, o una perdida de tiempo y la vida es corta, no es el momento para leerlo, exige una dedicación intelectual y mi cerebro está agotado de tanto libro de texto, etc. De esos hay mucho a lo largo de mi año lector. Tengo la gran virtud de saber parar una lectura a tiempo y no caer en esa dictadura de creer que libro que se empieza hay que acabarlo. No hay que acabar una mierda. Si el libro es malo, ¿para qué seguir? ¿Por afán masoquista? ¿Para perder el tiempo con una mala lectura cuando podría estar disfrutando con una buena novela de aventuras, una novela negra clásica, un cuento de Alejo Carpentier o un Terry Prattchet?  La vida es corta para malgastarla con un mal libro.

Y hoy, a la espera de que empiecen las novedades, hago un repaso rápido y somero a lecturas que empecé y abandoné por diferentes motivos.

Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven, Albert Espinosa, ed. Grijalbo, 2011
Si tu em dius vien ho deixo tot... però digue'm vine, Albert Espinosa, ed. Rosa dels Vents, 2011

El libro de no ficción más vendido en Sant Jordi. Uno de los libros más vendidos en la Feria del libro de Madrid. La novela más solicitada en lo que va del año en la librería. La presentación que se hizo que más éxito tuvo. Las peores cien páginas leídas este año. Si lo abría fue porque el autor venía a hacer la presentación de la novela. Y, la verdad, no lo entiendo... no entiendo que pueda gustar tanto y que se venda tanto algo que en mi opinión está mal escrito. No hay argumento, no hay ritmo, no hay estilo... repetición de los mismos temas y motivos que en los anteriores libros del autor (y no estoy de acuerdo con que forma parte de un mundo, sino en cuatro motivos repetidos hasta la saciedad). No se profundiza en los personajes ni en la acción... llenas de irritantes frases twitter... venta de buenrrollismo que me inquieta... prosa perezosa y poco trabajada... vago... Y todo esto en las cien primeras páginas y hasta aquí. Cierro el libro. No puedo más. El azúcar se me escapa y me da la sensación de que no hay historia, no hay discurso, solo marketing personal. Un libro que me parece que se ha vendido más porque el personaje que lo escribe cae bien, que por su calidad.

Bajo la hiedra, Elspeth Cooper, ed. Minotauro

Dos veces empezada, dos veces abandonada. Y sigo sin recordar nada de lo que he leído. Y mira que le puse empeño y ganas porque me gusta la fantasía, me gusta la magia y el argumento me parecía muy atrayente, pero el libro me aburría a cada página giraba. Sé que todo se me antojaba un mala recreación de los motivos de las novelas de Ursula K. Leguin. Se la comparó con El nombre del viento y no estoy de acuerdo. La novela de Rothfuss, sin gustarme especialmente, no me aburrió tanto (aunque un poco sí).

No puedo decir mucho más porque no recuerdo más detalles. Algo de música y poco más. Dentro de un tiempo le daré una tercera y última oportunidad y a ver qué pasa.

Oksa Pollock y el descubrimiento de Edefia, Anne Plichota y Cendrine Wolf, ed. Planeta, 2011

Larga... muy larga... hinchada... con una alarmante falta de ritmo... ¿De verdad son necesarias 650 páginas? Llegué cerca de la página 200 y tenía la sensación de que el tiempo no pasaba. Esas 200 páginas se podían haber contado en cincuenta. ¿Por qué hacer novelas tan largas? El argumento no da para tanto... ¿Por qué novelas tan largas cuando con mucho menos se consigue mucho más? Pienso en Harry Potter o en Artemis Fowl y su maravillosa capacidad de presentar un personaje, unos secundarios, un mundo, una trama y una intriga en poco más de doscientas páginas. Genial. Ya crecerá el volumen cuando la historia lo pida y no al revés. No es una mala historia y esas doscientas páginas tenían puntos interesantes, pero en el momento en que la cogí se me antojó demasiado. Dentro de un tiempo me pondré de nuevo con ella.

El vuelo del dragón, Anne McCafrey, ed. Roca, 2008

Una gran novela de aventuras dragoniles.

Me estaba gustando mucho. Muy bien escrita, con personajes muy bien trabajados, duros, fuertes, complejos... relaciones hombre/mujer fuera de tópicos y moralinas. Grandes escenas de acción. Fantasía. Humor negro. Una protagonista muy dura y fuerte, sensual y femenina.Y dragones, cuya presencia en una historia siempre es de agradecer. Entonces... ¿por qué no acabé esta novela?

Fácil. A., la muchacha junto a la que vivo y desmaduro, quería leer algo de aventuras y que salieran dragones. Y como la serie Temerario ya había caído, pues le ofrecí el libro que estaba leyendo en ese momento. Y le gustó mucho una vez superó el escollo de las primeras treinta páginas (hay que habituarse al lenguaje y al estilo). Y mientras ella disfrutaba con su nueva lectura, tuve que buscarme un nuevo libro que echarme al coleto.  En nada volveré a cabalgar sobre un dragón en el mundo de Pern.

Y también encontramos Amor inmortal (Cabe Tierman, SM,2011), que me produjo grandes y sonoros bostezos. La gramática del amor (Rocío Carmona, La Galera, 2011), cuya protagonista me irritó hasta límites insospechados y encontraba cursi en exceso y muy poco interesante.

Y muchas más que irán apareciendo en próximas entradas junto con aquellas novedades que están a punto de desembarcar en la librería y que no me podré tragar abandonándolas a la página cien y exclamándome por haber perdido esos preciosos minutos de mi vida.

10 comentarios:

  1. Los libros de Albert Espinosa no me llaman la atención, no puedo opinar porque no he abierto ninguno, pero me da la sensación de que van a ser poco concretos, vagos y algo desaliñados. A la presentación fueron algunos actores de Polseres Vermelles?

    Yo soy de las que tienen problemas para soltar un libro una vez empezado; aunque sepa que no me va a gustar a las pocas páginas, siempre siento curiosidad por cómo va a acabar la historia y no me gusta quedarme con la duda. Ojalá no fuera así, habría apartado de mi vista unas pocas novelas!

    A mí, Irene, de La Gramática del Amor, me pareció una protagonista refrescante, más natural que las que llenan las páginas de las novelas actualmente, con "problemas" reales. Por lo demás, me dejas chafada con lo de Bajo la Hiedra, al que tengo muchas ganas, aunque supongo que probaré a leerlo a ver qué opinión me merece. El nombre del viento me encantó, solo me aburrí un poco hacia el final. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Eomoi, la definición que has hecho de la obra novelística de Albert Espinosa es perfecta y exacta. Lo has clavao. No, no fue ninguno de los actores. Después de los sucesos de la FNAC que se quedaron un poco asustados.

    Me libré de eso... antes lo hacía y sufría lo indecible... ahora me he curado y no me siento culpable en ningún caso... si algo no me interesa, a otra cosa.

    No empatizé con Irene... me crispó... también reconozco que no me quedé para presenciar su evolución y mi visión es parcial... como casi todas las novelas abandonadas siempre dejo una oportunidad a la relectura... "Bajo la hiedra" ha recibido buenas críticas, no que te quedes con mi impresión y de "El nombre...", no me entendí con el juego que presentaba... Y le achaco demasiadas páginas... como a casi todo lo que se publica en la actualidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lo primero de todo: me alegra que estés de vuelt :). Con respecto al tema, pienso exactamente igual que tú: no vale la pena desperdiciar el tiempo en un libro que ves que no te gusta (bastantes libros mediocres acumulamos ya con los que en principio prometen). Por eso casi nunca escribo reseñas con un suspenso de nota, porque cuando un libro no me gusta lo dejo sin terminar y no comento nada.

    De tu lista, leí el anterior libro de Albert Espinosa y, aunque lo terminé, no me entusiasmó. Estoy de acuerdo en todo lo que comentas: poca profundidad en todo, frases "Twitter", etc. No sé qué le ven, la verdad (aparte de unos títulos muy bonitos). La entrada de esa reseña es una en la que más caña me han dado, por decirlo de alguna manera.

    El otro que tampoco me gustó es "Bajo la hiedra". No sé cómo se atreven a compararlo con "El nombre del viento" (a mí me encantó). Los demás, no los he leído y no creo que lo haga.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. oh que mal! pues yo en este momento estaba leyendo amanecer... pero ya lo tengo totalmente spoileado asi que ni animos de continuar... ademas que me parece un chiste de mal gusto xD

    ResponderEliminar
  5. Rusta, "El vuelo del dragón" es una novela maravillosa (las cien páginas que lei yo y todas las que leyó A.). Fantasía/ciencia ficción muy diferente. Apasionante. El resto no creo que sea necesario. A alguna le daré una segunda oportunidad.

    Besos.

    Liz, es que esa novela y toda la saga está explicada, contada y masacrada. ¿La novela te parece un chiste mal gusto? ¿Por qué? No la he leído, pero algunas lectoras me han comentado que les parece una tomadura de pelo, ¿es cierto?

    ResponderEliminar
  6. Amén, jejeje. Si el libro no te está aportando nada (ni aprendes, ni te entretienes, ni te metes en la historia y encima te supone un trabajo...) ¿para qué perder el tiempo? Yo misma, como escritora aficionada, insisto a la gente que se lanza a por mi libro a que no siga leyendo si no les gusta. ¿De qué sirve? Si aveces hasta terminas enfadándote con el autor (o con el traductor, como me ha pasado a mí con The Giver II) e incluso con la editorial XD

    No sé qué decir de Albert Espinosa. Siempre escuché muy buenas críticas de sus libros y cuando leí "Todo lo que podríamos haber sido..." me llevé un buen chasco. Lo terminé porque era cortito y tenía la letra enorme. Y luego lo sorteé en el blog porque de verdad que en mí estatería no pintaba nada. Y desde entonces, no volví a leer nada de este autor ni creo que vuelva a hacerlo, por muy bien que me lo pongan. Ya ves de ese libro que mencionas he leído críticas realmente impresionantes.

    Sobre Bajo la Hiedra, creo que mi reseña ya lo dice todo jejej. Pero sobre el resto no puedo opinar porque no los he leído, sin embargo me consta que no eres el primero que abandona a Oska (o cómo se escriba)...

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  7. Pollock lo venden como un nuevo "Harry Potter" y me fio tan poco de esa etiqueta... pero taaaan poco...
    Está bien que hagas estas entradas, así vemos qué la realidad en los gustos no es tan genial como parece. Y está bien ver las opiniones de los demás, aunque sean malosas.

    Ya veremos qué nos dices de esos dragones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hechicera, cada temporada salen un par de "nuevos Harry Potter" buscando el espectacular éxito del niño mago y olvidando que lo de Rowling fue poco a poco y no de la noche a la mañana. Pollock no se acerca a HP ni en el color de las páginas...

    Será una entrada que aparecerá de vez en cuando... soy proclive a dejar lecturas si ellas no me interesan... y sin remordimientos, ¿eh?

    Los dragones fueron una experiencia maravillosa... hermosa... ahora me pongo con ellos.

    Besos pa ti.

    ResponderEliminar
  9. Hola Jorge, decirte que al leer tu opinión sobre el último de Albert Espinosa se me han quitado las ganas de comprarlo. No hay que cosa que más me moleste que malgastar casi veinte euros en un libro que me cueste terminar. Porque yo soy de las que -poco a poco- los termino por aquello de "no puedes opinar si nisiquiera lo has terminado". Pero mi instinto no suele fallar y cuando me aburro lo hago de verdad. Y me cuesta,me cuesta mucho, así que admiro tu poder al decir "hasta aquí,aquí me quedo" porque yo no soy capaz.
    Respecto al comentario que ha hecho alguien sobre Amanecer... yo no me lo tomé tan mal porque era para partirse de la risa por unos cuantos detalles que no sé si se es apropiado comentar aquí.
    Saludos y te sigo.

    ResponderEliminar
  10. June, no quiero condicionar a nadie. Hay reseñas que lo dejan por los aires y tengo algún cliente que comenta lo buena que es la novela... pero, sinceramente, gasta los euros en otra cosa. Píllalo en la biblioteca y santas pascuas. Es un mal libro.

    Lo de "Amanecer" me picó la curiosidad... la verdad es que no he pasado de la mitad del primer libro.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.