domingo, 18 de diciembre de 2011

"El imperio final. Nacidos de la bruma I" de Brandon Sanderson

El imperio final. Nacidos de la bruma I, Brandon Sanderson, ed. Ediciones B (col. Nova), 2007

Caía ceniza del cielo.

Con esta frase empieza una de las mejores novelas de fantasía que he leído este año.

Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años, los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años, el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror y a su divina invencibilidad. Le ayudan los "obligadores" y los "inquisidores" junto a la poderosa magia de la "alomancia" que reside en los nobles. Algunos, sólo algunos, son capaces de "quemar" metales que han tragado y que les otorgan poderes sobrenaturales. Diferentes metales, actuando a pares, otorgan poderes distintos.


Pero los nobles, demasiado a menudo, han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, alguno de sus bastardos ha sobrevivido. Y algunos han heredado los poderes alománticos. Los "brumosos" tienen sólo uno de esos poderes, pero los "nacidos de la bruma" son capaces de dominarlos todos.


Ahora, Kelsier, el "superviviente", el único que ha logrado huir de los Pozos de la Ascensión, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Inquisidor.

El orden de las lecturas altera la valoración que hacemos de éstas. Hace unos meses leí con entusiasmo la primera obra de Brandon Sanderson, Elantris y me pareció una gran novela. Ahora, leído el primer volumen de la trilogía Nacidos de la bruma, pienso en ella y ha pasado de gran novela a novela interesante porque el potencial como escritor de Sanderson estaba allí amagado y estalla en este El imperio final en todo su potencial. Y como.

¿Y qué destacar? Para empezar que nos encontramos ante una novela de fantasía que no tira del manido recurso del viaje o de la búsqueda. Como en Elantris, ésta es una historia eminentemente urbana (y que la conecta con otra gran novela que me he tragado este año, Las mentiras de Locke Lamora) y abre el camino a otro tipo de fantasía donde no haya ni elfos, ni enanos, ni magos de gorros puntiagudos, ni dragones, ni viaje, ni espadas mágicas, ni... Casi toda la acción se desarrolla en la ciudad de Luthadel (con la excepción de un par de vibrantes momentos, sobre todo la visita a ciertas minas) y es en sus calles y en sus tejados donde se desarrollará la acción.

Y qué acción. Novela de no parar, de saltos, vuelos, grandes peleas y poderes alománticos (estupenda vuelta de tuerca a la magia en fantasía  y que en ocasiones acerca a los personajes al universo de los super héroes). Tortas, grandes peleas (una de las mejores de ese año sin duda la que se encuentra en las últimas páginas del libro), enemigos para acojonarse, héroes muy poderosos, pero no invencibles, humo y sorpresas. Brandon Sanderson hace eso tan difícil que es explicar bien una pelea y más cuando trata con la "alomancia", esa forma diferente de magia que convierte un combate en casi una danza y en algo muy completo.

Novela de acción, sí, pero sin olvidar a los personajes. Fina caracterización de cada uno de ellos, desde los dos protagonistas Kelsier y Vin, hasta el último tipo que pasa por la calle y no hace nada. Todos están vivos. Todos necesarios. El lector empatiza fácilmente con los protagonistas y les sigue encantado en sus aventuras. Pero no son personajes perfectos o unidimensionales. Los buenos contra los malos. Los buenos también la caga, se equivocan, cabrean y pueden llegar a actos reprobable y altos niveles de fanatismo. Aunque es una novela de buenos y malos (nadie duda que los inquisidores son malos y terribles y fascinantes personajes), no cae en el maniqueismo ni en la idealización de sus personajes.

Un inquisidor.
Imagen tomada de aquí.

Todo explicado con un gran estilo. Rápido, trabajado y adictivo. Casi setecientas páginas. Pero en ningún momento tuve la sensación de que sobraran páginas o que el autor nos la estuviera metiendo doblada con tramas que no conducían a ninguna parte. Todos los elementos, paisajes, viajes y personajes están por algún motivo. Y con un gran sentido del humor. Grandes dosis de ironía rezuman las líneas de diálogo y las relaciones entre la banda de Kelsier, una banda de timadores, ladrones y escoria que trabajan en el gran timo y robo de sus carreras, derrocar un imperio. El carisma de los personajes corre a raudales. Sobre todo Kelsier y mi querida Vin, uno de los grandes personajes que me he encontrado este año.

Todo al servicio de una historia clásica (resistencia contra una tiranía), pero explicada con elementos nuevos y llena de sorpresas en sus giros argumentales. Un mundo fantástico amplio y rico bien explotado y explicado. Sobre todo explicado. El universo de la leyenda, de los recuerdos, de lo que se ha perdido y de aquellos que  conservan la memoria del mundo para el futuro. La historia, el mito y la leyenda. Y como nacen los héroes. Porque el empeño de la novela va mucho más allá de relatar una simple historia de aventuras (que lo hace y muy bien), sino que acaba deviniendo una reflexión sobre la historia y su recuerdo, sobre la religión (entiéndase la palabra en su concepción más amplia) y la necesidad del ser humano en creer en algo, lo que sea. Sobre política. La memoria y el recuerdo. La amistad y el amor. Grandes temas tratados entre los personajes y que mueven al lector a hacerse preguntas, pero sin resultar pesado, aleccionador o didáctico.

Una gran novela de fantasía. Una de esas lecturas que iba postergando por miedo a sus enorme volúmenes y porque estoy un poco harto de trilogías y de libros de más de cuatrocientas páginas. Suerte que no me hice caso porque me habría perdido horas de estar perdido en un mundo duro y violento, pero al que volveré. Por lo menos en dos próximos volúmenes.

Vin


Otras opiniones del mismo libro
Fantasy mundo
El guardián del capítulo

4 comentarios:

  1. Jorge, me la recomendaste y por torpe, me compré otros libros decepcionantes y no te hice caso. La próxima vez no seré tan necia. Completísima reseña. kisses

    ResponderEliminar
  2. June, no te llames necia, por favor, pero hazme caso y ponte a leer esta trilogía. Te encantará, lo fliparás y te lo pasarás en grande. A por ella y a perderse en la niebla.

    ResponderEliminar
  3. Thanks for pointing back to my site. The trilogy is good esp the first book. The ending was sad :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Without problem. I liked very much the drawing. And I like to indicate wherefrom I take the images. Very good drawings. I am charmed with your work. I go for the first volume of the trilogy. In a few days I will put with the second one. Is the end of the trilogy sad? Do not say it to me...

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.