sábado, 10 de diciembre de 2011

"Rito de paso" de Alexei Panshin

Rito de paso, Alexei Panshin, Bibliopolis, 2011

Premio Nébula en 1969.

Mia Havero ha nacido y crecido en la Nave, un antiguo transporte colonial reconvertido que traza una ruta eterna entre los mundos habitados. Colonizados apresuradamente antes de la destrucción de la Tierra, estos mundos se mantienen en un nivel tecnológico muy bajo y dependen de la ayuda y los conocimientos de la Nave para sobrevivir. Los colonos, abrumados por la dura tarea de la pura supervivencia, acusan a los tripulantes de la Nave de acaparar la ciencia y la tecnología para su beneficio, condenando a los planetas.


Este conflicto cobra una importancia muy personal para Mia cuando le llega el momento de enfrentarse a la Prueba: el rito de paso que los nativos de la Nave deben superar a los catorce años para convertirse en adultos, y que consiste en sobrevivir en solitario precisamente en la superficie de uno de esos planetas atrasados y repletos de colonos hostiles.


Mia no sólo deberá aprender a arreglárselas por su cuenta y superar sus miedos, sino que también tendrá que elegir entre aceptar las reglas de su pequeña y cerrada sociedad... o reunir el valor para enfrentarse a ellas.

Interesante novela de ciencia ficción clásica. Lectura agradable de una novela tranquila que no llega a las doscientas cincuenta páginas. La historia de Mia y su conversión de niña a adulta por medio de la supervivencia en un mundo hostil. Para ello no solo se preparará físicamente, sino que trabajara ideas de ética y filosofía que acabaran conformando su carácter y sus decisiones. Un mundo desaparecido, la Tierra, que empieza a entrar en el universo de los mitos. Un hogar, un satélite convertido en Nave donde se mantienen draconianas medidas contra la superpoblación. Colonias dependientes y hostiles. Un marco narrativo ideal para una novela de ideas donde se explora el proceso de maduración y lo doloroso que puede ser dejar la infancia atrás.

Rito de paso tiene un estilo rápido y ágil que no se entretiene en divagaciones. El elemento de ciencia ficción no se explica con detenimiento y resulta creíble al lector. Tanto la colonización, como la desaparición del planeta Tierra por culpa de la sobrepoblación humana o la idea tan interesante de un satélite convertido en nave y hogar. Quizá peca de episódica. Divide el argumento en tres partes y por momentos parece que sean más estampas de la vida de la protagonista que un argumento hilado. No molesta, pero me chirrió un poco.

La novela plantea preguntas y no resuelve. Deja que sean los protagonistas que se cuestionen y pregunten e invita al lector a la reflexión sobre las decisiones de la Nave y las decisiones de Mia. ¿Compartir el conocimiento con las colonias o mantenerlo en pequeño comité para una mejor gestión? Argumentos a favor y en contra y el lector y los personajes se decantaran. No hay una solución justa ni una conclusión. A diferencia de muchas novelas juveniles actuales que podrían tratar temas parecidos (y recordando que Rito de paso no es una novela juvenil), esta no ofrece una solución única, ni concluye en una revolución, ni en una toma de conciencia radical de la protagonista. Todo es más íntimo y más tranquilo. Es una toma de conciencia para trabajar en el futuro.

Mia Havero se erige un buen protagonista y un buen personaje; el lector se siente cómodo estando a su lado. Se equivoca, se cuestiona y se responde. Buscando el conocimiento, encuentra la madurez. Y pasando la prueba, claro, que ocupa toda la tercera sección de la novela. Es la parte de mayor acción y la más aventurera y el momento en el que Mia aplica todo lo que ha aprendido en las dos primeras partes de la novela (la adaptación y la conocimiento físico y moral). El resto de los personajes está bien trabajado aunque alguno no se escape de cierto esquematismo.

Rito de paso es una lectura interesante que lleva al lector a establecer un debate con el argumento y los personajes. No levanta pasiones ni se encuentra una gran novela de aventuras, amores apasionados y climax repletos de monstruos y traiciones. Tampoco es lo que pretende la novela. Una buena novela de ciencia ficción de formato clásico; una reflexión sobre el presente utilizando un posible futuro.



Otra opinión del mismo libro
Sagacomic

5 comentarios:

  1. La verdad es que le tengo muchas ganas a este libro... hace tiempo, yo solo leía ci-fi (porque es lo que le gusta a mi padre, oigan) y me gustaría recuperar ese género.

    Eso sí, me echa muchísimo para atrás el precio, supongo que lo sacaré de la biblioteca... si dices que no es de lo mejor, es pequeño y cuesta sus 20 €... JÁ, no.

    Saludos~

    ResponderEliminar
  2. oh no tiene mala pinta ;) yo que adoro la ciencia ficcione!

    ResponderEliminar
  3. que ganas de leerlo! no veo que sea una aravilla pero vale la pena :P

    ResponderEliminar
  4. No creo que lo lea, al menos no por el momento. Para iniciarme en ciencia ficción he elegido a Asimov y su fundación ;)

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
  5. Sasy, sí el precio es un punto exagerado. Mejor que te lo presten o lo saques de la biblioteca porque tampoco es un imprescindible. Es una lectura muy interesante. Da materia y cancha para discutir.

    Liz, apuntado a la lista. Vale la pena, es muy interesante, aunque no imprescindible. No me ha entusiasmado, pero no lo considero tiempo perdido. Y tiene puntos que me han gustado mucho.

    Veritas, prueba también con "Señores del Olimpo" de Javier Negrete o "Universo de locos" de Frederick Brown (más pulp) o "Hyperion" de Dan Simmons (puedes flipar mucho). A mí Asimov pues como que no mucho, la verdad...

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.