jueves, 23 de febrero de 2012

"Promise" de Wendy Wunder

Promise, Wendy Wunder, La Galera, 2012

A priori, Promise tiene muchos elementos que suelen irritarme cuando me los encuentro en una historia. A saber,

- Protagonista adolescente con enfermedad terminal.
- Lugar donde se dice que los sueños se hacen realidad y los milagros toman forma.
- Lista de cosas que hacer antes de morir.
- Amor verdadero y arreglar los asuntos antes de morir.
- El irritante carpe diem.

Y no me gustan estas historias porque suelen acabar en melodramas exagerados, personajes monolíticos  y momentos de sonrojante cursileria. Demasiados horrendos telefilmes de sobremesa me he visto obligado a tragarme para que me pueda tomar en serio esas historias. Pero...

... pero, Promise me ha gustado.

Y me ha gustado porque Wendy Wunder ha conseguido crear una protagonista que me creo. Campbell, Cam, adorable Cam, cínica, descreída, cobarde, divertida y triste Cam. Sabe que muere, tiene cosas que hacer y temas que zanjar, pero sin perder de vista un sentido del humor que acompaña hasta las últimas páginas. Cierto sentido del absurdo y mucho cinismo ante un pueblo, Promise, donde suceden cosas maravillosas. Torpe en las relaciones con la familia y los amigos. Y con puntos de egoísmo... yo me muero, el mundo que se joda. Y, claro, la novela no es más que el camino de madurez de Cam y el consabido aprendizaje de aprovechar los días que tenemos. Pero escrita con un humor agradable y agradecido donde convive el chiste más negro con el momento más absurdo.

La novela tiene gracia, buenos momentos, dos personajes muy buenos (Cam y su abuela) y secundarios correctos. Es de lectura muy agradable y emociona. Y si esto os lo dice un tipo tan duro como yo, de esos que no bailan y beben bourbon en vaso sucio, es que la novela emociona. Por algún momento bordea la cursilada, pero no cae en ella (se salva en el último momento gracias, de nuevo, al humor) y, además, se entiende en el contexto en que se produce.

Y hace eso que parece tan complicado en la novela juvenil actual de presentar a adolescentes normales. Ni dechados de virtudes (vírgenes, abstemios, encantadores, colaborando en comedores sociales, buenos hijos y mejores estudiantes, etc.), ni se lanza al otro extremo de ser un cúmulo de taras morales condenados al infierno. Normalidad. Tanto en la relación con los adultos como entre ellos. Y la protagonista se equivoca, mucho. Y, a momentos, no resulta especialmente simpática, ¿pero quién dijo que los protagonistas tenían que caernos bien en todo momento?

Eso sí, no depara muchas sorpresas. La novela discurre por caminos conocidos y como lector me sabía hacia donde me conducía la historia. No es que vaya en detrimento de ésta, pero nos movemos en terrero por momentos muy conocido. Y cae en eso tan molesto de la perfección masculina y el quedarse sin respiro a primera vista... Algunos personajes secundarios andan algo desdibujados y, como he dicho antes, cierta previsibilidad sobrevuela la novela.

Promise me ha resultado una lectura agradable, simpática y emocionante. Una novela sencilla que aspira a explicar una historia de personajes y de madurez. Y lo consigue con una estupenda protagonista y momentos tan buenos como la aparición de un unicornio en la playa, una escena donde paseamos por un gran abanico de emociones con mucha naturalidad... de la jocosidad a la tristeza más absoluta.

Una tarde de lectura muy agradable.


Gracias a L. del servicio de prensa de La Galera por el ejemplar. No me lo esperaba, de verdad.

Otras opiniones del mismo libro

Fantasy world
El hechizo de los libros

16 comentarios:

  1. Pues mi primera imprsión sobre esta novela era totalmente equivocada como veo. Los libros con buen humor son los que más me gustan así que lo mismo me animo a leerla aunque la temática no me llame demasiado, lo mismo me sorprende como a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La temática es casi la opuesta a lo que me gusta o lo que suelo leer. Me hicieron odiar la literatura realista juvenil en el instituto con un par de malas elecciones (esas terribles novelas de alumnas enamoradas de sus profesores.... aun siento los escalofríos de la cursilada acariciando mi cogote), pero de vez en cuando encuentro libros que superan mis prejuicios.

      Mi primera impresión era de un rollo melodramático o algo de falsa magia y tono cursi. Pero no. Me ha sorprendido mucho (quizá por no saber lo que esperar, lo que encontré me gustó) y el tono de humor de Cam se me hizo muy próximo. Es una protagonista que me creí.

      A ver, que no se libra de tópicos, de cosas vistas y de algún tembleque argumental, pero nada que me hiciera chirriar los dientes. La leí hace una semana y media y la recuerdo como algo muy agradable con un par de buenos momentos. Algo de cursi es, pero va con el género.

      El momento unicornio es genial.

      Eliminar
  2. Se me ha hecho la boca agua. Tengo frío, aunque hace solete, y ahora mismo solo pienso en hacer pellas en esta tarde de trabajo para hacerme un cola-cao y perderme en esta historia.

    Me recuerda un poco a Si decido quedarme que, a pesar de mis reticencias por lo dura que podía ser la lectura, me encantó con las letras en mayúscula.

    Tengo una duda, ¿está narrada en primera persona? . A veces nos encontramos que, como la primera persona es engañosa, hay fases del enamoramiento en la que la persona amada puede llegar a parecernos maravillosa y perfecta en todos sus sentidos (a todos nos pasa, hasta que descubrimos que, como todo hijo de vecino, hace ruido al masticar XD) Es decir, no es que todos sean perfectos, es que todas las protagonistas están suuuumamente enamoradas (o, al menos, así es como intento explicármelo yo para no caer en el pensamiento de "¿Venga ya? ¿otra vez lo mismo?"


    Un besote ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es otro tono. "Si decido quedarme" abogaba por el drama directo y ésta lo hace en un tono más relajado (que no por eso es menos dramático en los momentos que toca). Pese a sus "peros" es una historia que me ha gustado... la recuerdo muy agradable... un buen sabor de lectura.

      La voz narrativa es una tercera, pero siempre desde el punto de vista de Cam. Es una voz que le va bien a la historia. Íntima, pero sin resultar empalagosa... lo de la primera vista... ya sé que el amor hacer ver a todos perfectos... pero es que es perfecto... me gustaría ver a un chico con gafas, algo gordo, alitoso, con calvicie incipiente... un poco harto de musculitos sensibles guapos encantadores y de réplica ingeniosa.

      Una de las historias que voy escribiendo va sobre esto, precisamente.

      Besos.

      Eliminar
    2. A mí me pasa lo mismo que a ti, pero al contrario (por la parte que me toca, supongo) y es que estoy cansada de protagonistas femeninas perfectas, inconscientemente bellas (porque todas lo son, a rabiar) e inocentes como ángeles recién caídos del cielo. Y claro, tan inteligentes que serían capaces de ganar al mismo Magneto en una partida de ajedrez, porque claro... también son grandes estrategas.

      ¿Dónde están las chicas rellenitas o sin formas? ¿De verdad ninguna es miope?, ¿en serio? ¿Y las que han dejado de ser vírgenes antes de los 18? ¿Y las que no son cristianas, mormonas o judías?

      Eliminar
    3. Veritas, en esta novela Cam, la adorable Cam, chica normal que se equivoca, la caga, está demasiado delgada, es egoísta... adorable porque es creíble y es normal y te la encuentras en clase o en un bar.

      Esas protagonista de las que hablas son irritantes hasta la nausea. Versiones idealizadas que nos venden como modelos. Y yo no compro.

      Eliminar
  3. Tenía dudas respecto a este libro... pero eso de que tenga toques de humor y se narre desde una perspectiva diferente al habitual tono melodramático, me ha convencido ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humor es lo mejor de la novela. Y la protagonista. La historia es muy conocida... con sus momentos de rabia, de lloros y emoción. Es chula. Lee alguna reseña más. Más o menos vienen a decir lo mismo que yo.

      Eliminar
  4. Le tengo echado el ojo. A mí sí que me gustan este tipo de historias (mucho), así que si hasta te ha convencido a ti, que eres más de otros temas, estoy segura de que no me defraudará. Me chirría un poco que incluso en este contexto nos tengamos que tragar el amor perfecto a primera vista, pero si con todo lo demás consigue emocionar, creo que se lo podré perdonar.

    Por cierto, qué cubierta más horrorosa le han puesto. Me pega más para una comedia americana, no para una novela con este argumento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Rusta, la historia está muy leída (se parece a otras novelas de adolescentes terminales), pero tiene un punto agradable y simpático que me la hizo muy cercana. Puede que fuera las pocas expectativas, quizá. No sé. Sea como sea, lo pasé bien.

    Ni la portada original ni está son un acierto.

    Besos, guapa.

    ResponderEliminar
  6. Pues ya tengo curiosidad, en cuanto termine El prisionero del cielo me pongo con él. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Locura, pues ya me dirás tus impresiones. Atento quedo. Buenas lecturas.

      Eliminar
  7. Le tenía muchas ganas a este libro pero si termina mal, paso, que la vida ya es bastante jod... como para sufrir por los personajes de novela. Pensaba que iba de otra cosa. Odio los finales tristes :( kisses

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Termina como debe terminar, ni más ni menos. Pero no deja un regusto triste. Si hubiera acabado de otra forma me hubiera cabreado mucho y me hubiera sentido muy estafado, pero mucho.

      Y no, va de enfermedades terminales.

      Besos y kisses.

      Eliminar
  8. Pues la portada engaña y mucho. Porque no me apetecia por esa portada tan chorra y fea. Lo tendre en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La portada no explica mucho de la historia, la verdad. Y la sinopsis tampoco. Una novela muy agradable, la verdad.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.