jueves, 22 de marzo de 2012

"Quantic love" de Sonia Fernández-Vidal

Quantic love, Sonia Fernández-Vidal, La Galera, 2011

Sonia Fernández Vidal sorprendió con el considerable éxito de su primer libro, La puerta de los tres cerrojos, un más que correcto libro de divulgación científica disfrazado de novela de aventuras. Lo leí, me gustó y olvidé punto por punto todo lo que en él me explicaron. No por culpa del libro, sino por que la ciencia y yo no nos llevamos bien y, con sinceridad, la física cuántica me importa más bien poco.

Meses después me llega este Quantic love. Lo leo con atención porque me interesaba este primera incursión de Sonia Fernández Vidal en la ficción pura ya que en su primer libro advertía buen gusto narrador. Y sí, ese pulso narrador está, pero al servicio de una historia y de unos personajes que no se lo merecen. Quantic love no me ha gustado. Y en un momento me ha irritado. Pero vayamos por partes.

Laila trabajará durante un verano en el CERN, algo así como Shangri-la para los físicos. Llega, trabaja, coquetea, se enamora, se siente poca cosa, tiene un complejo de inferioridad con su compañera de habitación (que es más guapa, más divertida, más inteligente, con las tetas más bonitas y mucho más interesante como personaje que la protagonista), la peinan para que le digan que es guapa, llora mucho, hace amigos, habla de física y vive un verano que cambiará su vida. Poco más. La historia no tiene mucho más. Es convencional y conocida. Una historia reducida al triángulo y al me quiere, no me quiere. Nada nuevo a la vista.

Esto no tiene que ser necesariamente malo sino fuera porque la forma en que se presenta esta historia es de sobras conocidas. En la novela no aparece ningún elemento nuevo o destacable. La historia sigue las mismas pautas de siempre con unos personajes de sobras vistos y leídos. Una chica sosa e insegura, dos buenos mozos, uno callado y tímido, el otro, con ese punto canalla que las vuelve loca. Al descansar toda la trama en este triángulo, la novela pierde interés.

Y más si en los hombres sobre los que descansa son unos personajes tan poco interesantes. Alessio, el fotografo italiano, una acumulación de tópicos que marea. Brian, un empollón que oculta unos buenos abdominales tras sus gafas y sus libros. Y Laila, florecilla del campo, poquita cosa, todo les gana, todos son mejores que ella, no merece nada y con un continuo discurso victimista que acaba cansando. ¿Por qué estos personajes femeninos? ¿Por qué este empeño en crear personajes protagonistas con egos tan pequeños y frágiles, con tan poca personalidad, autoestima y fuerza? Y más cuando estos personajes siempre son los más populares, los más guapos con un poco de rimel y los que tienen a los más buenorros chocando cornamentas por ella. ¿Por qué no un personaje femenino divertido, fuerte, alocado, malhablado, seguro e inteligente? ¿Por qué hay uno de estos por cada diez de los otros? En esta novela tenemos a Angie, la amiga. Como personaje, mucho más interesante.

Y el momento de la irritación... capítulo 26. Página 187. La prota se pilla un buen pedo por sus aburridas cuitas amorosas. Se está enrollando con Alessio (con el que sale en esos momentos) y entre besos y besos se da cuenta de que él quiere algo más que un rollo. Y cito.

"Sabía de sobras lo que allí me esperaba, pero ahora sí que estaba dispuesta a llegar hasta el final. Se lo debía por toda la paciencia que había tenido conmigo. Solo él me había cuidado desde el principio, había estado..."

No podía creerme lo que estaba leyendo. ¡Cómo que "se lo debías"! ¿Qué quiere decir esto? ¿Identificación del sexo con deber, con gratitud, con premio? Ha sido bueno, se merece que haga sus cositas encima de mí a pesar de que yo esté triste, sola, borracha y sin ganas. Desde este momento, el personaje y la novela cayeron en picado.

Poca historia y poca entidad de los personajes. Poca chicha para tantas páginas. Poca historia desaprovechando un marco muy interesante. Y ese intento de intriga conspirativa que se queda en nada... en  un apunte de lo que podría haber sido la novela. Quizá menos trío y más intriga... ¿Llevarla a terrenos del thriller? ¿Apuntes de ciencia ficción?

Vamos, ¿qué no salvas nada, no? Sí, salvo la buena configuración de algunos personajes secundarios, alguna anécdota sobre física graciosa (pero no importante para la historia... porque cambiando físicos por cocineros o sesadores de pollos, la historia no se vería afectada) y la intuición de que Sonia Fernández-Vidal tiene pulso narrativo y puede hacer grandes cosas. Al igual que Laura S.B., espero que Sonia Fernández-Vidal decida coger su gracia narrando por los cuernos y dedicarla a una historia con mayor vuelo.

Por cierto, ¿qué tenía de malo Amor cuántico o Amor quàntic (según sea la lengua de lectura)?

Otras opiniones del mismo libro
La luz de Léoen
Novelas y palomitas

21 comentarios:

  1. Ese fragmento me ha horrorizado (y que esto lo haya escrito una mujer...). En fin, tengo claro que este libro no es para mí. Con respecto a las protagonistas sosas e inseguras, yo puedo entenderlas hasta cierto punto porque habrá muchas adolescentes que se sientan así. Desde mi punto de vista, el problema es la historia en la que se mueven, esos triángulos amorosos, los buenorros que se pelean por ellas... Todo eso es lo que no me gusta, y no me parece nada creíble que le ocurra a una chica de este tipo. Si el carácter inseguro tuviera una evolución en otro contexto, incluso podía ser interesante.

    En fin, siempre nos quedarán Gwen, Rose, Karou y compañía.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fragmento se las trae, la verdad... en ese momento se me cruzo la novela y no pude reconducirla.

      Sobre las protas... sí... si se puede entender... pero, ¿tan inseguras, fragiles, florecillas del campo azotadas por el viento? Por momentos y según qué personaje en el fondo me parece construido sobre la hipocresía. Tanto no soy guapa, pero todos me siguen... no tengo talento, pero soy buena en el trabajo y me ofrecen otro mejor... son personajes que siguen la estela de la irritante Pamela de Richarson en su falsa mojigatería (es que soy de la sección que cree que Pamela es una arribista). No es el qué, sino el cómo.

      Katniss, por ejemplo, es muy insegura y llena de miedos, pero sabe sobreponerse y ver qué es importante y qué no.

      Y sí, siempre nos quedarán otros personajes... en fin.

      Eliminar
  2. Qué arte tienes reseñando, jodío ajajaja. Mi opinión ya la conoces, pienso también que la historia es floja, aunque más que floja peca de sencilla y tópica, pero también pienso que Sonia está despegando y que tiene talento para dar mucho más de si. Ahora está por ver si se atreve a complicarse con una historia más ambiciosa.
    Su primera novela no la he leído, pero creo que me va a gustar mucho más que ésta por lo que cuentan de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de arte, pero releyendo que no me gusta como ha quedado... pero bueno, hoy es lo que hay.

      A ver si se pone en otras materias y despega y nos sorprende... creo que talento tiene, pero le falta historia. Menos amor manido y más ciencia.

      "La puerta..." es un buen libro de divulgación. Me gustó bastante. Ahora, no busques una historia de aventuras porque no la hay. Es divulgación. Datos, anécdotas y explicaciones con un ligero argumento.

      Eliminar
  3. Pues un gran meh. Me daria mucha pereza leer un libro asi xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nina... no creo que te pierda nada, aunque recuerda el nombre de la chica porque creo que dará el campanazo en alguna historia futura. "Quantic love" creo que es una novela muy fallida con un par de buenos personajes secundarios.

      Eliminar
  4. Pues vi reseñas negativas, asi que no me llama nada xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a leer otras cosas, Liz, que el mar está lleno de libros.

      ¿Danzamos bien?

      Eliminar
  5. Me has matao, porque acabo de terminar una novela que tiene fallos parecidos en plan topicazo triangular... me he tirado toda la tarde pensando como arreglarlo y al final creo que, en mi caso, tiene poca solución... mejor no lo toco, además estoy en esa fase autotroll que me parece toda entera un mierdón, en fin... lo mejor es tenerlo en cuenta para la siguiente (modo Umbral-yo-he-venido-a-hablar-de-mi- libro off).

    By the way, no me suele gustar la novela realista, si el romance no es paranormal (o paraanormales como yo con cerebro de tarro tipo A normal, modo Igor-cojones-on), no me llama nada... pero me encanta leer tus reseñas, sobre todo cuando me das de lleno en mis errores con los de otros. Es difícl encontrar sinceridad por los blogs y tú usas bien el guante de hierro y el de terciopelo. Me quedaré con el nombre de la chica a ver si algún día saca algo más de mi estilo ;)
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mara, no es el qué, sino el cómo. Los triángulos funcionan en literatura y funcionarán. Es como esos tópicos están presentados, trabajados, explicados, etc. Ya me entiendes.

      Si no fuera sincero en el blog, no escribiría reseñas. ¿Qué sentido tendría, no? Me lo paso bien leyendo, pensando en lo que he leído, analizando las estructuras... y como no debo nada a nadie ni tengo compromisos...

      Tampoco creas que soy mucho de literatura juvenil realistas... me recuerda demasiado a aquellas lecturas obligatorias en el instituto de idiotas enamoradas de su profe de mates.

      ¿Podré leer alguna vez ese libro? Siento las ganas y el gusano de la curiosidad rondando dentro...

      Eliminar
  6. A ver cuándo lo leo que está pendiente xD

    Un besote =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha curiosidad por tu opinión... Resto a la espera.

      Recibido el besote y mando otro para allá.

      Eliminar
  7. La parte en que dices: ¿cómo que se lo debías? es alucinante (o insultante), a mí también me lo pareció. Pero yo, como he vivido una adolescencia muy variada, me he encontrado con chicas de este tipo "a cienes" (¡qué lástima!) y te puedo asegurar que esas cosas pasan :( muchos kisses.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese fragmento (y toda la escena en general) es horrible. Demuestra muy poco cariño por el personaje o una concepción muy equivocada de la vida, el universo y todo. También me he encontrado con chicas de ese tipo y por más motivo me enerva.

      Lo que me sorprende es que no hayan más reacciones en los blogs... ¿es que se ve normal? ¿ando yo equivocado?

      Besos muchos.

      Eliminar
  8. Es la segunda reseña negativa que leo sobre este libro, el resto de cientos lo ha dejado por las nubes y más allá, tanto que ahora no me imaginaba no leyendo este libro... Sin embargo, poco a poco se me van yendo esas ganitas y cuando llegué a esa cita que hiciste del libro se me han ido del todo. No me gusta, no me gusta nada que se diga eso a pesar de lo insegura que pueda llegar a ser la protagonista... Es extraño para mí.

    Es porque soy muy cerrada. Para mí el sexo es sexo y nada más (el amor es otra cosa y la combinación puede resultar interesante) y utilizarlo como otra cosa me resulta muy... extraño. Me incomoda.

    Esperaré a ver si mi intuición se decide con el libro, pero por el momento nada de nada.

    Besotes ^^

    P.D_ Hace poco estuve en una librería en la sección juvenil (a la que suelo ir corriendo porque me encanta) y me sentí vacía. Al final me compré un libro de Freud (la interpretación de los sueños, I). Creo que estoy atravesando una época de crisis, por eso rehuyo hacer reseñas, soy menos objetiva de lo normal y veo que al leerlas me pasa lo mismo... :P

    ResponderEliminar
  9. Las que he leído yo casi todas son tibías... yo he sido de los más duros. Es que me cabrea tan mala estructura y tan poco cariño por los personajes... ¿por qué tanta inseguridad? Y mejor dejar a un lago el tratamiento del sexo porque... vamos... a estas alturas de partido...

    A ver que intuyes y si la acabas leyendo me dices qué te pareció. No es aburrida, pero le falta mucho. Mucho.

    Besos.

    PD. La temporada está muy aburrida. Para mí lo más interesante es "Hija de humo y hueso" y "Olvidados". El problema es que, por lo menos en la librería donde trabajo, ya no las tenemos. Las recomiendo, las vendo, las pido y la editorial no tiene. Y no saben si reeditarán para Sant Jordi. O si reeditarán. Y luego se quejan de que no se venden los libros...

    Las crisis pasan solas... lo mejor es cambiar de género... yo me leo algo de negra o algo con más carga literaria, un clásico... despejo la mente y así puedo volver sin prejuicios a la narrativa juvenil.

    Besos varios.

    PD2. Leí hace poco una de zombis (bueno, infenctados) que está muy bien... ya sé que no es tu género, pero sí sé que sí es el de alguien de tu alrededor.

    ResponderEliminar
  10. Pedí de intercambio Quantic Love y Despierta, ahora entiendo el que los tuvieran en sus listas. No sé si voy a poder leerlos sabiendo el qué.

    Se me han puesto los pelos de punta con esa cita, ay madre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ambas novelas han recibido buenas reseñas (sobre todo "Despierta", creo que he sido uno de los más duros). Leélos. Eso sí, "Quantic love" es un tópico con patas y la prota es muy irritante.

      Eliminar
  11. Con esta reseña saco definitivamente a QL de mi lista de deseos... esperaba más de este libro donde la física es un tema a tratar; sí, me gusta la ciencia, pero no me gusta que la traten como una figura para llamar la atención de los lectores, y que luego salgan un chorro de babas... El estilo de protagonista que describes son de lo peor, ni siquiera puedo decir que para pasar un buen rato porque sé que terminaría arrojando el libro lo más lejos posible de mí...
    Excelente reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias.

      La novela es mala,punto. Mal argumento y malos personajes. Y es una lástima porque Sònia tiene buena mano. En una historia menos manida luciría mucho más. La prota es de denuncia y expulsión de libro.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.