jueves, 19 de abril de 2012

"Ángel" de L.A. Weatherly

Ángel, L.A. Weatherly, ed. Marlow (Edhasa), 2012

Los ángeles están entre nosotros.
Y se alimentan de nosotros.
A cambio, nos dejan una sensación de amor infinito y serias secuelas físicas y psicológicas.
Los ángeles son depredadores y tienen hambre.
Álex es un asesino de ángeles.
Willow es algo más que una chica a la que le gusta arreglar coches.
De ellos depende todo.

Marlow, el sello de Edhasa que se encarga de la parte juvenil y fantástica, tiene un catálogo con obras muy interesantes. La estupenda trilogía Orcos de Stan Nicholls (recogida en un volumen). una de mis series juveniles favoritas, Los poderes oscuros de Kelley Amstrong o la excelente, pero sobredimensionada de precio Los libros de cristal de los devoradores de sueños.

O este Ángel que nos ha llegado ahora; una novela que sin salirse demasiado de los cauces acostumbrados en la literatura juvenil romántica, sí que propone una muy interesante vuelta de tuerca al tema de los angelotes convirtiéndolos en los villanos de la función. No son ángeles caídos, no son condenados. Son los guapos ángeles de toda la vida con sus aureolas, sus alas inmensas, sus túnicas, su hermosura y su mensaje de amor y bondad... unos hijos de puta venidos de otra dimensión con la única intención de alimentarse de los humanos aprovechando lo fácilmente aborregables que somos, las modas angélicas y lo necesitados que andamos de que alguien nos indique el camino y la solución fácil. Unas figuras más cercanas a los vampiros hijosdeputa de toda la vida que a los ángeles rubicundos y más buenos que el pan.

Este punto argumental ha sido lo que más me ha gustado de la novela; una búsqueda de nuevos caminos dentro de las novelas de angelotes más allá del peligro del guapo ángel caído o de las bondades de los que vienen a salvarnos. A partir de ese argumento se construye una novela de acción rápida, una historia de huida clásica con dos polos enfrentados condenados a entenderse si quieren huir. Los protagonistas no son derroches de originalidad, pero consigue hacerse reales y escapar de los clichés con los que están configurados... a saber, infancia difícil, pasado misterioso, orígenes paternos difusos, excepcionalidad, falta de cariño en la infancia y la adolescencia, etc. Al margen de la belleza física de ambos, claro.

Willow es hermosa, maja, simpática, arregla coches, toma sus decisiones y vive con las habituales carencias afectivas en la infancia de toda heroína (se incluye madre enajenada, tía distante y padre desaparecido). Como protagonistas funciona y se ganas las simpatías del lector. La autora consigue un personaje creíble real, pese a todas sus excepcionalidades. Ni es una damisela en peligro, ni es un remedo de Sarah Connor. Huye, pelea, pero también se asusta y llora. Álex es su contrapartida masculina, el chico duro y frío, con mucha culpa y taras emocionales.

Desde el primer momento condenados a acabar dándose arrumacos y cariñitos en las páginas más aburridas de la novela; quizá el romance es excesivo en almíbar y contiene más páginas de las necesarias. Soy consciente que el género clama y necesita de miradas, suspiros y dudas, pero por momentos tanto azúcar lastra el ritmo de la novela al construir un espacio donde la narración se estanca y no se explica nada que al lector no le hubieran explicado antes.

Los secundarios cumplen su función con especial mención a Jonah, secretario de uno de los mega ángeles. Personajes más interesante de lo que a primera vista parece y por el que sentí una extraña empatía. En mi opinión algo desaprovechado en su construcción, pero dotado con matices que lo hacen muy próximo. El villano... es el villano, no se puede decir mucho más.

Por lo demás, una novela de acción con buenos momentos. No depara muchas sorpresas porque la novela sigue la estructura más conocida (con revelaciones incluidas) en su desarrollo y clímax. Algunos de las soluciones narrativas me parecen algo pilladas por los pelos (el tema de ahora activo chakras, ahora desactivo, por ejemplo), pero la novela consigue superar todas esas pequeñas fisuras y se convierte en material entretenido que invita a un lectura rápida.

Ángel es en mi opinión una buena novela, una primera entrega de trilogía que consigue trascender el mero prólogo para tener entidad en ella misma. Y un ejemplo de cómo con la estructura y los personajes de siempre se pueden encontrar nuevos caminos para explicar lo conocido, de otra forma. Resumiendo, me ha gustado sin entusiasmo, pero con la suficiente fuerza para esperar sus siguientes partes. Una buena lectura de fin de semana.

Ah, que me lo dejo, y como se agradece una historia sin irritantes y forzados triángulos amorosos.

11 comentarios:

  1. Me llama mucho la atención, tiene buena pinta ^^
    Gracias por la reseña :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lydia, es una novela muy interesante con toques que la diferencias ligeramente de muchas otras con desarrollo argumental parecido. Si puedes, dale una oportunidad.

      Gracias a ti por pasarte por este rincón.

      Besos.

      Eliminar
  2. Tengo ganas de leerlo n.n
    Gracias por la reseña!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Estaré atento a ver tu opinión de este libro, Bam.

    Gracias a ti por pasarte.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. La verdad no me llama mucho la atencion ._.
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Pues me han dado muchas ganas de leerla, me ha subyugado el punto canalla angelical ;) y la cosa pintaba muy muy bien hasta que he llegado al final y he visto lo de la trilogía... me guardaré las ganas un poco y esperaré a que esté completa, grr
    ;)
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué no es trilogía últimamente?

      Es un libro muy entretenido... la estructura y la historia conocida, pero con puntos originales, bien escrito y con unos ángeles hijos de puta que son una monada...

      Esperemos que no tarden mucho en completar (en inglés me parece que está publicado el dos y pendiente el tres).

      besos.

      Eliminar
  6. ¡Genial! Apuntado y subrayado para futuras compras. Lo único que he leído sobre ángeles hasta ahora ha sido Hush Hush y creo que me vendría bien este giro de 180 grados en cuanto a la concepción de angelotes ;)

    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una visión distinta... no se parte de una concepción cristiana del angelote sino que lo presentan como un ser venido de otra dimensión para putear a los humanos...

      Me entretuvo mucho y es refrescante ver a unos malos, muy malos y como se infiltran y dominan a la sociedad... es lo mejor de la novela...

      Creo que a ti te gustaría bastante este libro.

      Besos.

      Eliminar
  7. Lo acabo de leer y me ha fascinado hacía tiempo que no me enganchaba un libro como este, espero que el siguiente no se haga de rogar porque... me muero por leerlo :D
    besoos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy interesante y que pasará desapercibida entre las novedades de las editoriales más fuertes. La idea de los ángeles "hijoputiles" me encanta. La parte del romance podría haber sido más ágil, pero no quitó ni un ápice de disfrute.

      También espero sus continuaciones.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.