viernes, 13 de abril de 2012

"Nueva York: Hora Z" de Craig DiLouie

Nueva York: Hora Z, Craig DiLouie, Timun Mas, 2012

Pero qué bien me lo he pasado. Hasta arriba de sangre y vísceras, pero más que satisfecho con una novela rápida, ágil, adictiva, divertida, violenta y sangrienta.

Nueva York. Un virus mortífero se está cebando con la población. Las tropas militares destinas en el extranjero han vuelto al país y están protegiendo los hospitales. La información escasea. Una orden de traslado y de repente los hombres del teniente Todd Bowman se verán enfrentados a hordas de "perros rabiosos"... infectados con ganas de sangre. En otra parte de la ciudad, una científica parece que ha encontrado una cura... Lástima que esté sola y rodeada.

Planteamiento más tópico y conocido no se podía utilizar. Clásico de los clásicos. Militares en movimiento y científicos con la posible cura. En medio, un montón de zomb... no, infectados, con ganas de juerga y mucha hambre. Visto en películas, series y partidas de rol (de la dirección de una me confieso culpable). Punto algo débil, pero que acaba no importando porque el tono, la forma y un ritmo endiablado consigue salvar un argumento demasiado conocido.

Gran novela de zombis en su versión infectada. Alguno de sus puntos fuertes:

- Un ritmo endiablado que debe mucho a un buen entendido uso del lenguaje televisivo (finales en suspenso, diversidad de personajes, historias paralelas, etc.) y a un uso muy inteligente de algunas formas del universo del vídeo juego (en su vertiente tiros en primera persona). Exagerando, diría que es una de las mejores adaptaciones literarias del mundo de un vídeo juego, que no existe. El uso de la visión nocturna, el juego en el laboratorio con las cámaras, la forma en que dejan en suspenso a un personaje hasta el capítulo siguiente...


- Gran variedad de personajes. Se aleja de la idea de uniformar a los militares sino que consigue individualizar a cada uno de ellos. No son héroes. No son villanos. Capaces de cagarla, sacrificarse y cometer algo repugnante en el mismo capítulo. Débiles, humanos, sobrepasados. Gran despliegue de documentación. Mucha información que no avasalla al lector. Lo mismo con los científicos. Pese a partir de estereotipos muy conocidos del universo zombie, los trasciende. A ver, entendámonos, no estamos antes grande creaciones literarias o personajes con grandes trasfondos. Son funcionales y dinámicos. Creados como elementos al servicio de la historia y de lo que cuenta. Muy bien creados como figuras. Y muy interesante la forma en como cada uno intenta sobrevivir a la pesadilla que azota la ciudad.

- Grandes momentos de acción. Se incluye paseo nocturno con visor nocturno, matanzas indiscriminadas, explosiones y huidas. Escenas descritas de forma seca y efectiva consiguiendo una lectura vibrante y con altas dosis de adrenalina.

- Y un buen par de momentos de genuino terror. La escena de la excursión por el hospital para ver una algo de televisión. La huida de un despacho a otro despacho. Nueva York: hora Z ha conseguido inquietarme en muchas de sus páginas.

- Violencia real y brutal. La guerra es sucia. Los conflictos son fuertes y los muertos sangran, ensucian y no es agradable.

- Altas dosis de diversión y entretenimiento. No estamos ante una novela con alto vuelo literario, sino con una historia de evasión y terror. De esa buena literatura de buenos ratos, de emoción y consumo rápido. Estupenda novela de género que busca la complicidad de un lector entregado y con ganas de pasarlo bien. Acción y terror. Y, por momentos, un negro y saludable sentido del humor con el que esquiva los momentos que podrían degenerar en sensiblería.

Vamos, que me gustó y mucho. Espectáculo bien construido y armado con la sabiduría del narrador que conoce las herramientas y andamiajes del género.

Nota final: de nuevo, pequeña colleja a Timun Mas por el injustificado cambio del título original. Ese Uñas y dientes es mucho más duro, justificado, violento y fiel al argumento.

Otras opiniones del mismo libro
Buy Zombie
Crónicas literarias

8 comentarios:

  1. Uñas dientes, mmm... los dientes largos y deseando comerme las uñas mientras paso páginas, me lo apunto, caballero. Mil gracias!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Novela de consumo rápido, de acción trepidante... una buena historia palomitera para pasar una tarde estupenda.

      Y las gracias a usted por la visita.

      Eliminar
  2. :O (modo cara estupefacta de muñeca hinchable on)
    Acabo de verme en otras miradas, estoy megafeliz :) (modo lina morgan agradecida y emocionada on)
    ains, me tiemblan las canillas, abrazotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues desicha la cara... ¿qué esperabas?

      El modo agradecimiento Lina Morgan siempre ha sido de mis favoritos... sobre todo si se acompaña con plumas y bajando una escalera.

      Eliminar
  3. La verdad no me llaman demasiado los zombies xD
    besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nina, pues a alimentarse con otra cosa... deja las tripas y los cerebros para los adictos a los mordiscos como yo...

      Besos.

      Eliminar
  4. NO se los zombies no me convencen xD
    besos!

    ResponderEliminar
  5. Liz, no se que ocurre con tus comentarios... me llega el aviso al mail conforme me dejas uno, pero al mirar el blog no está... ¿notas algo raro?

    Besos.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.