viernes, 28 de diciembre de 2012

"El fantasma enamorado" de Jonathan Carroll

El fantasma enamorado, Jonathan Carroll, La Factoría de Ideas, 2010

Fue un cliente de la librería quien me puso sobre la pista de este autor. Es un tipo que suele aparecer unas ocho/nueve veces a la semana y ojea, compra, encarga y pregunta. Suelo llevar un seguimiento muy atento de sus lecturas y nos vamos descubriendo autores y novelas. Hace unos años me pidió una novela llamada El museo del perro y vete a saber por qué me quedé con el nombre de su autor guardado en alguna parte de mi cerebro. Años después, el nombre del autor vuelve a emerger y gracias a Victalian, me hago con cuatro de sus novelas. Y sin saber por dónde empezar, al azar escojo El fantasma enamorado novela.

¿Y qué me encuentro? Un hombre que debería haber muerto. Un perro llamado Piloto. Una mujer alta muy enamorada que no puede continuar. Un fantasma reducido a ser niñera del hombre y perdidamente enamorado de la mujer. Un ángel de la muerte. Un montón de verzes. Y un viaje al pasado para reconciliarse con él, entender el presente y poder encarar el futuro.

Aviso, no es una novela juvenil, ni romántica. Si tuviera que definirla sería algo así como relato onírico fantástico con toques de novela de terror. No tiene un argumento definido, ni una estructura convencional. El lector no encuentra un punto A que le lleva a un punto D pasando por B y C. El fantasma enamorado en G para ir a Z para volver a H para perderse en S. Una ambientación onírica con perros que hablan, con monstruos que salen de la nada como si fueran ingredientes para una cena perfecta, nubes de cáncer que recorren la ciudad, viajes al pasado para discutir en un pícnic con uno mismo. Todo al servicio de una historia de amor alejada de exageraciones o melodramas; una historia madura de silencios y reproches. Y, sobre todo, una historia de reconciliación con el propio pasado. Y siempre con la sombra de la muerte planeando en todas y cada una de las páginas.

La novela me ha resultado fascinante. Su forma y su fondo, sus personajes, el mundo extraño que me plantea y en el que me he sentido muy comodo y que he reconocido. Pero podría entender que hubiera lectores que sintieran rechazo por la forma de narrar de Jonathan Carroll, de plantear y estructurar la historia. Con tanto onirismo, surrealismo y ligera subversión de las estructuras narrativas convencionales. No es una novela ni un autor convencional. A mí eso me gusta. Me gustan los autores que dan un paso más y se arriesgan y con el que el lector arriesga. Un reto y una dificultad. La novela tiene continuos saltos en el tiempo, es desordenada y abigarrada y tiende a dejar historias inconclusas (lo que va a favor de una historia tan onírica como la que estamos hablando), pero todo esto no es más que una fachada para una novela muy bien estructurada y muy bien escrita. Sin saber qué decir y cómo decirlo, este argumento no se aguanta.

Amor, muerte, enfermedad, sacrificio, pasado. Personajes cercanos y reconocibles en sus defectos. Y Carroll hace un fascinante ejercicio de retrato de todos esos silencios y alegrías de la vida en pareja. Levanta la alfombra de esas zonas oscuras que todos negamos y hace que personajes y lector se enfrenten a cosas que no gustan y que preferimos ignorar. Y no solo en la relación de pareja, sino con uno mismo. Una de las partes más brillantes de la novela es un viaje al pasado para hablar con todos los que fuímos para poner las cosas claras. Y una reflexión de que no somos solo nuestra visión, sino que somos la visión de los demás y...

Una novela infinita y está repleta de grandes momentos y reflexiones. Amen de ser terriblemente entretenida, rápida y provista de un humor negro, irónico, cruel y mordaz a la vez que tierno y absurdo (desde el sofisticado juego de palabras hasta el splastick). Y de ser capaz de que uno no pueda volver a mirar nunca igual a un perro.

Dicen que Jonathan Carroll es uno de esos autores que no aceptan tintas medias:  o se adora su universo y uno se convierte en adicto, o se odia profundamente. Adivinad en qué bando me ha colocado la lectura de esta novela.

Otras opiniones
Revista cultura y ocio
Libro-génica

12 comentarios:


  1. Creo que acabas de describir la novela por la que llevo clamando furiosamente tantos años.
    No sabras algun sitio donde poder comprarla en epub baratita ¿No? No se si estara en Amazon, pero este me da arcadas con su DRM.
    Hace siglos que no compro algo bueno, pero algo bueno de verdad, necesito ampliar mas mis horizontes.
    Aunque creo que me quedare sin pasta en cuanto reserve esa edicion flamam de El Cuento de Genji y la nendo de Frau~...
    *Sigh* Necesito ordenar mis prioridades...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente ha sido una novela que me ha fascinado y un autor al que tengo muchas ganas de volver a echarle el guante (aunque me han comentado que alguna de sus novelas son bastante crueles y desasosegantes). La verdad, no sé donde puedes comprarla en epub.

      Jo, Genji... me jodió el presupuesto de todo un mes aunque no hubo tiempo para el arrepentimiento.

      Eliminar
  2. Oh que ganas de leer este libro! he quedado con ganas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si lo puedes encontrar. Una novela inquietante y fascinante.

      Eliminar
  3. Por lo que cuentas en esta reseña sobre la novela y de forma más concreta sobre el autor, creo que yo estaría en un bando muy diferente al tuyo. No es por cerrarme a nada, pero me conozco bien y sé que no es el momento para perderme en una lectura así. Pero, bueno.. ¿Quién me iba a decir a mí que a mis 27 añazos iba a hacerme adicta a la pluma del gran señor Pratchett cuando a los 21 no pude pasar de la página 25 en El color de la magia? Siempre digo que hay un momento para cada libro, cada autor y aunque ahora no lo leería, queda anotado. Nunca se sabe cuando te va a apetecer algo tan... diferente :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con Pratchett me pasó algo parecido. Hace la tira de años compré "Brujerías" y no llegué a leerlo... no me sentía cómodo. Y pasan los años y, paf, ahora no entiendo el mundo sin la obra de Pratchett.

      Este autor es diferente y arrastra odios o amores. A mí su mundo onírico me ha cautivado, la verdad. Llevaba tiempo buscando un autor nuevo que me motivara tanto y me pusiera retos nuevos.

      En todo caso, no lo pierdas de vista.

      Eliminar
  4. Mmm, pues me encantan los que despiertan pasiones y odios, jejeje :)
    a ver si me quedo yo también con el nombre ;)
    Mil besos y...
    ¡CASI FELIZ AÑO! Os mando un superabrazo lleno de sidra, digo de cariño, chin-chin!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y creo que este autor podría despertar mucha pasión en ti, Mara. Es diferente, es calculador, es onírico, es cruel, es irónico...

      ¡Feliz año que acaba de pasar hace unas horas!

      Eliminar
  5. Amigos, la tenéis en papel a la venta en la web de la editorial o pidiéndola a vuestro librero. En ebook todavía no está.
    ¡Genial la reseña, gracias! Y comparto tu opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Sylvie. Y gracias por traer un autor como éste. De verdad que lo necesitaba.

      Eliminar
  6. Carroll es una maravilla para los sentidos. Animaos con esta o con cualquiera de las que ha editado La Factoría.
    Es realismo mágico (slipstream), no tan exagerado como lo que hace Tim Burton (por citar una referencia cinematográfica), pero en esa linea. De todos modos, no se le puede comparar a nada. Carroll es único, el maestro. ¿Se nota que me gusta? :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, Carroll es único y sí, se nota que te gusta. He entrado muy bien en su mundo onírico, en sus juegos de palabas y situaciones, en la estructura, en el absurdo... este año me lo voy a pasar muy bien sabiendo que tengo cinco novelas más de Carroll por delante...

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.