miércoles, 14 de agosto de 2013

"Los colores olvidados" de Silvia G. Guirado e ilustrado por David García Forés, Desiree Aracibia, Marta García.

Los colores olvidados y otros relatos ilustrados, Silvia G. Guirado e ilustrado por David García Forés, Desiree Aracibia, Marta García, ed. Play Attitude

Carmesina tiene un don especial. No lo sabe, claro. Hasta que un Gato Negro se lo descubre; aportar una gota de color en un mundo gris. ¿Cómo? Carmesina y el lector tendrán que iniciar un viaje junto para descubrirlo. Un viaje que empieza con ella y abarca catorce relatos más donde el lector encontrará un poco de todo, fabulas, cuentos de aire oriental, de corte humorístico, cotidianos, pinceladas de ciencia ficción y mucha, mucha fantasía.

Los colores olvidados no es el tipo de libro que suelo reseñar por estos lares. Aunque soy lector y consumidor de libros ilustrados y álbumes ilustrados y me considero no experto, pero sí entendido, no suelo reseñar este tipo de libro porque nunca he sabido muy bien como encarar la reseña y no quería caer en el "es bonito" y a otra cosa. Así que mi pasión por Shaun Tan, Roger Olmos, Leo Lionni, Maurice Sendak, algunas de las cosas de Jimmy Liao, Pablo Auladell, Dave McKean, Roberto Innocenti, la simpatía de los dibujos Lucia Serrano, los trabajos de Rebecca Dautremer, etc. se queda en casa. Igual que los cómics o los libros de historia cubana. Entonces, ¿por qué Los colores olvidados? Supongo que porque el entusiasmo con que se comunican los responsables de este libro es contagioso y como lector y librero uno quiere dar a conocer proyectos interesantes y propuestas diferentes. Y Los colores olvidados es esto.

Quince relatos. Quince historias muy diferentes entre sí y que basculan en la formualción de diferentes géneros: fabulas como "Serafín, el desafinado", relatos con aire legendario como "La alianza", fantasías orientales como "Chew Wang. La leyenda del guerrero que sintió miedo", pinceladas de ciencia ficción en "Futuro (Im)perfecto" o relatos de corte cotidiano como los simpáticos cuentos del lunes y del viernes. Pero todos tienen un elemento en común: un fondo de reflexión, un mensaje, lo que antes se conocía como moraleja, que invita al lector a una reflexión y a iniciar un debate consigo mismo o con otro sobre lo que ha leído.

Un tipo de lectura con una clara intención que en ocasiones, y en mi opinión, se hace demasiado explicita rompiendo en algún momento la magia del relato. Prefiero cuando esa "moraleja" es más sutil como en los cuentos de lunes y el viernes, que cuando se hace más explícita, como en el simpático "Hazme le humor". Quizá existía el miedo de que no se entendiera el mensaje o la intención, pero la simpatía y la viveza con la que están escritos los relatos hace que ese mensaje positivo y optimista sea muy claro. A veces, no era necesario enfatizarlo.

Los colores olvidados se revela como un libro muy simpático repleto de buenas ideas, historias encantadoras y una excelentes ilustraciones. Una de las grandes virtudes de este libro es que consigue que texto / ilustración estén en sintonía y se complementen a la perfección apoyándose y trabajando para conseguir el mismo objetivo. Técnicas muy distintas, formas de ilustración muy diferentes, pero todas en perfecta sintonía con el texto y en equilibrio con el libro en general.






Destacar también una edición muy cuidada y que se ha hecho, permitirme la cursilada, con amor. Hay cuidado, cariño y dedicación en la edición del libro. En un momento en que parece que las editoriales más grandes relajan sus niveles de exigencia permitiendo que se publique casi cualquier cosa y de cualquier modo, se agradece que pequeñas editoriales cuiden y mimen el libro como objeto y mantengan el nivel de exigencia para ofrecer un producto bien acabado, bonito y en consonancia con el interior.

Porque Los colores olvidados, además de tener unos bonitos relatos y una excelentes ilustraciones, es un objeto bien acabado; un libro bonito en el mejor sentido del término.

13 comentarios:

  1. Pues no lo descarto. Me han gustado mucho las ilustraciones que has puesto y este año les estoy cogiendo el gusto a los relatos, así que estoy segura de que podría gustarme. Las moralejas demasiado explícitas no me hacen mucha gracia, pero parece que a pesar de todo el conjunto merece mucho la pena (por cierto, ¿el libro está catalogado como infantil? He pensado que quizá por eso han querido darlo más "masticado"). Además, me gusta la idea de que varios ilustradores hayan participado, hasta ahora solo he leído álbumes de un mismo ilustrador.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten en cuenta que es un tipo de relato que busca la reflexión y que en algún momento podría considerarse de "autoayuda". La explicitez de la moraleja lastra alguna de las historias, la verdad, y creo que es el punto más débil del libro. Pero aceptado esto, el libro se disfruta porque tiene buenas ideas y por las ilustraciones, que son fantásticas.

      Sobre tu pregunta... en la contraportada declaran ser juveniles/adultos, pero un niño acompañado puede disfrutar igual de los relatos porque buscan el trabajo y la reflexión. Por momentos puede parecer algo ingenuo y, claro, no todos los relatos son igual de interesantes. Pero tiene ideas y alguna historia muy simpática.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. En este caso creo que voy a pasar. No termino de estar convencida, y con tanto por leer... En fin, a ver qué nos recomiendas en las próximas reseñas :).

      Eliminar
  2. Quería el libro porque la sinopsis me llamó mucho en su momento, pero alguna reseña que había leído no decía nada de quince relatos ni moralejas, por eso me ha gustado tu reseña, gracias por no quedarte en lo de "es bonito".
    Así que puede que, cuando ahorre un poquillo (porque ahora entre una cosa y otra, ando pelada), me lo compre porque me últimamente siento cierta atracción por los libros ilustrados.

    Repito que genial reseña.
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si se hace una reseña de este libro creo que es imprescindible decir que es una libro de relatos y el tipo de relatos que son, en la tradición de "El principito", por ejemplo. Quedarse solo en los dibujos creo que es no haber entendido la naturaleza del libro.

      El género del álbum ilustrado es una maravilla y terriblemente complejo. "Los colores olvidados" es un buen libro sin ser de lo mejor que puedas encontrar en las librerías. Es un libro bonito con buenas ilustraciones. En mi opinión, el punto más débil son los relatos. Para mí la "moraleja" lastra algo la fuerza de ellos. Míratelo con calma y decide.

      Gracias por lo de genial.

      Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  3. Oh pues a mi me encantan los dibujitos xDDDD asi que igual lo leo y todo, aunque aca creo que no está

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dibujitos son una monada. Nos sé si llegó por allá, pero si puedes echarle un vistazo, mejor que mejor.

      Eliminar
  4. Yo tengo este libro en su versión para iPad.

    Coincido en todo con tu análisis (bonitas ilustraciones, algunas moralejas demasiado explícitas, pero buenos relatos).

    Otro saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues poco más se puede añadir y lo resumes perfectamente.

      Saludos recibidos.

      Eliminar
  5. Porfavor señor Jorge. Le pido expresamente que lea Balthazar y me haga feliz con sus reseñas.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Tiene dibujitos!!
    Espero poder conseguirlo que me encantan los cuentos y los títulos que has mencionado son interesantes.
    Y los dibujos que son una monada *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si lo consigues espero que te gusten mucho. Los dibujos son preciosos.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.