sábado, 21 de febrero de 2015

"Flores en el ático" de V.C. Andrews

Flores en el ático, V.C. Andrews, DeBolsillo

Puede contener spoilers. ¿Puede? No, los contiene. Y lo que sigue no es una reseña, es una opinión muy personal de por qué no me he podido tomar en serio esta historia.

¿De qué va esta novela?
Desgracias. Muchas desgracias.
Cuatro hermanos, una madre y una abuela algo especiales y un ático. Y tiempo, mucho tiempo por delante.

El primer capítulo de una saga familiar que se alarga durante cinco libros que despierta pasiones y muchos y fuertes sentimientos en muchos lectores. Las desgracias de los cuatro hermanos Dollanganger es una de esas sagas que tienen tantos admiradores como detractores. ¿Dónde me sitúo yo? En el lado de los detractores, pero sin poder evitar mirarla con cierta simpatía.

Flores en el ático me parece una mala novela muy entretenida siempre que no te la tomes muy en serio.

Pero antes de continuar tengo que dejar algo claro. Todos tenemos manías lectoras. Hay géneros que por mucho que queramos no entramos en ellos y no nos gusta. Conozco a gente que por buena que sea una novela, si sale una nave volando no pueden con ella. A otros el hecho de que pase en un mundo de fantasía se les atraganta. Y para otros, una novela sin un punto de fantasía (por pequeño o minúsculo que sea) es tiempo perdido. Esto a mí me pasa con el melodrama. Las historias de sentimientos desatados, de grandes pasiones, los dramas familiares, las epopeyas sentimentales... No puedo con estas historias ni en literatura ni en cine. La explosión de sentimientos hace que no pueda tomármelas en serio. Sé que puede ser herejía, pero para mí un melodrama es casi sinónimo de carcajadas.

Y con Flores en el ático me ha pasado esto. El melodrama absolutamente desatado que nos presenta V.C. Andrews y que acaba cayendo en el tremendismo no me lo he podido tomar en serio. Y que me perdonen los muchos seguidores de esta novela. La exageración, el drama por el drama, el ir cada vez más allá en la construcción de algo impactante, algo más fuerte que emociones, que sea dramático, conmover a cualquier precio, el drama por el drama sin respetar verosimilitud o credibilidad... todo esto provocó que mi lectura fuera un pequeño carrusel de risas.

V.C. Andrews no se detiene ante nada en la vorágine de desgracias a los que se ven sometidos estos cuatro críos y que acaba degenerando en una competición consigo misma para ver hasta donde podemos llegar, cuanto más sórdidos podemos llegar a ser. Estamos hablando de maltrato psicológico y físico tanto a adultos como a niños, abandono, intentos de asesinato, abusos varios, incesto, atisbo de canibalismo, etcétera. Todo esto explicado sin un estilo definido más que la acumulación de hechos dramáticos.

Vamos, una novela pésima, pero entretenida y con la que reconozco lancé unas buenas carcajadas. Ya he dicho que no soy el lector ideal para este género y este tipo de novelas que tan de moda se pusieron a finales de los sesenta y setenta (con El valle de las muñecas a la cabeza) y que tan bien parodiaban en The spoils of Babylon.

Otras opiniones
Forbidden Planet
Gecko Books
The books are my life!

19 comentarios:

  1. Juas pues por ahí la tengo pera leerla algún día. Mi abuela se estaba leyendo el otro día la segunda parte, estaba enganchadísima y me entraron ganas de leer la primera. Si al final llego a leerla a ver qué tal me resulta, que a mí los dramas sí me gustan, aunque también me los tome a pitorreo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pasapáginas bien construido y un buen bestseller (que no necesariamente tiene que coincidir con ser una buena novela). Piensa que todo es terriblemente exagerado y sin un asomo de ironía. Sentimientos y situaciones exacerbados sin muchas explicaciones y poca credibilidad solo pensado para impactar y producir emociones. Lo pasé bien con la novela y me reí mucho, aunque no creo que fuera la intención de la autora.

      Es un género que no me puedo tomar muy en serio... sobre todo si se toma tanto en serio a sí mismo.

      Eliminar
  2. Pues, curiosamente, yo tampoco puedo con el melodrama y también me he partido de risa más de una vez con ciertas ocurrencias de este tipo (y digo "curiosamente" porque ya sabes que yo tiro mucho por el realismo/intimismo, y a ti, aunque lees de todo, te relaciono más con la fantasía y el terror. Es curioso que desde recorridos distintos lleguemos al mismo punto).

    De V. C. Andrews intenté leer la primera novela de otra saga hace años, pero no conecté ni con el fondo ni con la forma, así que ni siquiera me resultó entretenida. De todas formas, entiendo que tenga su público, porque si conectas con ella, es de esas sagas para no parar de leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuatro años hago cuatro décadas de lector así que he leído de todo y mucho. Quizá ahora esté más centrado novela negra, fantástica o de terror, pero te puedo asegurar que me he tragado muchas cosas en las que se incluyen melodramas familiares escritos en los setenta (y que solo aconsejo leer si realmente no tienes otra cosa). Supongo que es un problema de credibilidad. A mi la propuesta de VC Andrews se me antoja poco creíble y exagerada. Lo que cuenta y, sobre todo, como lo cuenta. Tan trascendente, tan dramático, tan fuerte... el momento del "canibalismo" (que no lo es, pero queda bien decirlo) no es necesario y parece que está puesto solo para dar un paso más, ser más fuerte, más gótica y terrorífica, más emocionante...

      Y esto me pasa también con películas. No puedo. Manías de lector / espectador. Todos tenemos las nuestras. Me cuesta recordar una novela o película que me gustara. El melodrama o drama que me llega (por ejemplo la película Magnolia) siempre tiene un poso de ironía o de humor por muy amargo que sea.

      Eliminar
  3. Yo la verdad no la leeria, ya que dices que es mala pero entretenida a mi me puede lo primero para no leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la puedo recomendar, la verdad. Pero en otras reseñas puedes ver que la adoran. Para mí es mala, pero divertida. Pero, claro, no era la intención de la autora.

      Eliminar
  4. Hmmm... ¿Es cosa mía o tiene un tufillo a Prohibido? ˋ︿ˊ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería al revés. Prohibido tiene un tufillo a Flores... ya que ésta fue antes. Aunque las historias de este tipo que he leído casi todas se parecen y tienen los mismos elementos por lo que no es raro que una recuerde a casi todas.

      Eliminar
    2. Bueno, pues eso, Prohibido tiene un tufillo a Flores en el ático, que esta última tiene más años. No he leído ninguno de los dos libros (ni ganas), aunque parece que tengan unas cuantas similitudes.

      Eliminar
  5. ¿Esta no es la escritora que, en principio, pensaba escribir sólo un libro y luego, viendo el éxito, siguió escribiendo hasta después de muerta?

    A mí tampoco me ha llamado nunca la serie, y eso que tengo 4 libros, justamente por lo que dices del melodrama. No es que me moleste que un libro sea dramático, pero todo tiene que estar en su justa medida, cuando se abusa y es le drama por el drama la historia se convierte en un culebrón, y yo los culebrones los leo con una ceja arqueada y me suelen aburrir mucho.

    Me despido. Un abrazo, una flor y el deseo de que toque alguna reseña malvada, que son las más divertidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé la historia, pero que sigue escribiendo después de muerta, sí. Hace un par de años publicó su última seria de novelas tremendistas familiares de muchas desgracias. Esto es devoción por el trabajo y lo demás son tonterías.

      Esta novela es una acumulación de desgracia sobre desgracia. Como esas protagonistas que no solo son huérfanas, si no que están enfermas, la venden a un malvado coleccionista de arte, matan al chico delante de ella y no encuentran nunca acondicionador para el pelo y... y... y... No puedo, la verdad.

      Reseñas malvadas ahora no habrán muchas porque quedan cositas buenas y cositas indiferentes. Y luego libros que quería leer y que pienso disfrutar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Guardo un buen recuerdo, la leí con unos trece-catorce años y leí más de una, aunque no terminé la saga. Pensaba retomarla algún día, pero hay tanto por leer que sé que me gustará más que con la reseña me has quitado las ganitas ;)
    Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor si la hubiera leído en plena adolescencia me habría gustado más... no lo creo. No habría avanzado mucho con ella y la hubiera despachado buscando algo de detectives.

      Hay mucho más por leer. Pero mucho. Y mucho mejor.

      Eliminar
  7. A mí si me gustó mucho, pero también es verdad que, si no recuerdo mal, la leí de adolescente, tengo toda la saga porque la compró mi madre pero aun no me he decidido a continuar, espero hacerlo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá en otro momento me hubiera gustado más, pero no lo creo. El melodrama desatado de este tipo nunca ha tenido mis simpatías.
      Besos.

      Eliminar
  8. Yo la lei allá por la adolescencia también. Pasaron por mis manos más obras de esta autora (trabajé en una biblioteca) y nunca tuve la tentación de coger ninguna más. Coincido contigo en que es demasiado "drama por el drama" y que hay infinidad de cosas por leer mucho mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es terriblemente exagerado, la verdad. Para mí roza lo inverosímil y lo ridículo y no tiene consistencia. Es una problema con el género, pero también con la obra en sí. No creo que vuelva a leer nada de V.C. Andrews, la verdad.

      Eliminar
  9. Estoy muy desconectada de blogger, me acabo de conectar ahora y he visto ésta entrada XDD. Es verdad, es que hay géneros que nos gustan más o menos, a mí hay géneros que no me interesan/no me llaman, y será buena la novela o no, pero es que no pienso leerla xDDD. Lo del melodrama es totalmente cierto, me acuerdo que cuando la leía pensaba: Pero van a pasar más desgracias?! MÁS? XDDD es demasiado XDDDDD. Yo me leí los cinco libros, y el mejor es éste, porque después es todo una degeneración de sucesos que dices: WHAT?! El quinto es una precuela, que ese AÚN, el segundo me gustó, pero el tercero y el cuarto son para prohibir XDD. Y sí, hay un tipo que escribe en nombre de V.C. Andrews, cosa que personalmente me parece un poco creepy. No he leído nada de éste señor (es que de Andrews solamente me he leído ésta saga y Mi dulce Audrina, que no me gustó), pero de todas formas las otras sagas escritas por "el fantasma" parece que sigan una tónica muy parecida a Flores en el ático, o al menos, es una percepción personal leyendo las sinopsis o__o...
    De todas formas estoy contenta que siempre ganan saliendo los libros que propongo, jijiji >D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del escritor más allá de la tumba es extraño... V.C. Andrews o los thirllers de Bourne que aun firma Robert Lundum en colaboración con otro escritor... Son fantasmas que se perpetúan y que nos sobrevirián a todos, publicando, escribiendo... más libros... más libros desde la tumba.

      Es curioso lo de los géneros. Con el melodrama no puedo. Tampoco con historias ambientadas en posguerra o sagas familiares. Novelas sin un ápice de humor (por negro, amargo o bronco que sea) se me hacen muy cuesta arriba. Hay excepciones, claro, y seguro que me pierdo mucho, pero los prejuicios pueden... y ahorran una de tiempo.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.