domingo, 8 de febrero de 2015

"Una serie de catastróficas desdichas" de Lemony Snicket

Una serie de catastróficas desdichas, Lemony Snicket, Montena
(aunque la portada que acompaña la reseña sea de otra edición)

Nota previa. La reseña/opinión/ tontá que viene a continuación es solo de los tres primeros volúmenes de la serie. Faltan diez que iré leyendo y buscando con el tiempo. Lo digo porque puedo comentar después que la estructura de las novelas es muy parecida (incluso repetitiva), pero sé que en posteriores volúmenes esto cambia y la serie se vuelve mucho más compleja. Además, soy consciente de la estrecha relación entre todos los números y por tanto mi valoración de la serie de Lemony Snickett es incompleta. Se solucionará con el tiempo.

¿De qué va?

A los tres hermanos Baudelaire les ocurre una serie de catastróficas desdichas que hacen de su vida cualquier cosa menos algo feliz. Y todo por su tío Olaf que quiere acabar con ellos. De cualquier forma.

Una de las mejores series de aventuras que niños y adultos pueden leer.

¿Por qué?

Porque es terriblemente divertida.
Hace gala de un humor negro que a los niños les encanta.
Pasas muchas cosas y muchas son malas.
Evita como la peste la condescendencia tanto con los personajes como con el lector (y por esa molesta y maldita condescendencia de los adultos hacia los niños ocurren en esta novela muchas desdichas).
Subvierte los roles típicos de niñas y niños de las novelas tradiciones y se mofa de ellos.
Tiene un uso astuto y afinado de la voz narradora como personaje más.
Es divertidísima.
Es rápida, ingeniosa, llena de acción, juegos de palabras y misterios.
Aunque los hermanos Baudelaire solo quieren una familia, las novelas son muy poco familiares.
Si una historia crece con un buen villano, ésta tiene uno de los mejores. El conde Olad y su séquito de amigos. Cruel, despiadado y completamente amoral. Un gran adversario para tres extraordinarios niños.
¿He dicho que es muy divertida?

Un mal principio es la primera novela. Presentación de los hermanos Baudelaire, del Conde Olaf y su séquito, del abogado de la familia (y representante de toda la condescendencia con la que un adulto puede tratar a los niños) y primas desgracias. Desde la primera frase ("Si estáis interesados en historias con un final feliz, será mejor que leáis otro libro") la voz narradora se gana al lector. Esta primera aventura marca la pauta de las siguiente novelas en estructura y tono (y recuerdo que solo he leído las tres primeras). Los tres protagonistas están muy bien definidos, cada uno con sus características y que de forma sutil subvierten los modelos típicos de las novelas infantiles.

La habitación de los reptiles. Segunda novela y de las tres que he leído, la que más me ha gustado. Todo pinta bien para los hermanos hasta que vuelve a entrar en acción el maravilloso Conde Olaf. Mucha ironía y una voz narradora que interviene, no molesta y va punteando la acción en una parodia de la novela decimonónica.

El ventanal es posiblemente de las tres he leído la que menos me ha gustado aunque no sé si por ella misma o por tener estas tres novelas una estructura tan parecida resulte un poco agotadora. La ironía y el humor siguen presentes y tiene imágenes (esa casa colgada de una acantilado) muy poderosas.

Vamos, que con estas novelas me lo he pasado extraordinariamente bien y me hubiera encantado toparme con ellas cuando tenía nueve años y no con aquellas novelas de burritos con sombrero donde todo eran diminutivos o historias de familias cuyo mayor problema es que se quemaba la cena.

El humor, la aventura y la ironía tan queridas y necesarias.


Otras opiniones
Imaginaria
Tus palabras

15 comentarios:

  1. ¡Bien! Me alegro mucho de que hayas disfrutado mi recomendación. A mí me regalaron los 4 primeros volúmenes hace ya bastantes años y me encantaron. En cuanto pude me lancé a por los demás. Es cierto que los primeros se pueden hacer un poco repetiticos porque mantienen la misma estructura, pero a partir de tomo 6 ya empieza a cambiar la cosa. Además, como son muy cortitos y amenos, no aburren en ningún momento.

    Como bien has dicho, para mí, uno de los grandes aciertos de esta serie es que se pasa por el foro la estúpida creencia de que a los niños sólo se les pueden dar historias ñoñas, en las que al final los malos pierden y se llevan su merecido por ser malos y los buenos ganan y son recompensados por ser buenos. Se dejan de moralejas y tontadas y te dicen claramente que si quieres ganar te dejes de chorradas como la nobleza y confiar en el poder del amor y empieces a usar la cabeza, porque a los malos les suele ir mejor.

    Yo me tuve que leer los últimos en inglés porque no terminaron de traducir la serie, aunque también hay una página que ha hecho una traducción pirata de los últimos tomos que esta muy bien. ¿Por qué? Con lo diabolicamente divertida que es (y teniendo en cuenta que le hicieron película y todo), ¿por qué no tuvo éxito y la dejarón colgada mientras que otras series interminables y bastante más sosas triunfan ¡¿Por qué?! De verdad que nunca lo entenderé.

    Me despido con un abrazo y una flor. M.

    ResponderEliminar
  2. LA película me encantó asique decidí leerme el libro y me gustó mucho!! <3

    ResponderEliminar
  3. Hola Jorge!
    Me alegro de que por lo menos haya alguna lectura del reto que te haya gustado :) Yo de esta serie solo he leído la primera novela, hace ya bastantes años y tras ver la película me encantó. No seguí en su momento con la saga porque me parecieron bastantes libros y por lo que dices tú, que me comentaron que todos los libros seguian la misma estructura. SIn embargo me divertí mucho leyendola y el Conde Olaf me encantó porque me recordó a Fagin, el 'encantador y amable' vagabundo que acoge a Oliver Twist en su mundo de niños carteristas. No sé si te habrá pasado
    Un saludo

    ResponderEliminar

  4. Me encanto la pelicula y a raiz de eso busque y lei los libros.
    Si tuviera dinero se los regalaba a mis sobrinos, les encantaria.
    Aunque quizas a sus padres no les hicieran mucha gracia...

    ResponderEliminar
  5. Te agradecí tu reseña que ha convertido al cocinero zombi en personaje familiar en las conversaciones de mis hijos y me voy a ir disparada a buscar este libro. Porque, como tu, creo que la acción, los misterios, los juegos de palabras, el humor escatológico... divierten a los niños mucho más que esas historias simplonas, con moralina y anticuadas. El libro de lectura del cole se las trae ¡Dios, que aburrimiento! Y la pedagogía que se gastan algunos profesores deja mucho que desear. El otro día me comentaba una amiga que a su hijo, de unos 7 años, despues de hacer una lectura de un cuento, la profe les tiene dicho que la lean 3 veces más. Por supuesto, el niño, con sentido común, se niega porque dice que ya sabe lo que pasa. El problema es que está empezando a rechazar una actividad que antes le resultaba agradable, como era la lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como autor de "La cocina de los monstruos" leí con ilusión tu otro comentario y te aseguro que tus hijos disfrutarán mucho con Las catastróficas desdichas, El capitán calzoncillos y la joya de la corona que es LAS BRUJAS de Roald Dahl.

      Eliminar
    2. Tomo nota y paso la información a otras mamás preocupadas porque sus hijos no leen.
      ¡Yo soy feliz cuando veo a los mios disfrutar con un libro entre las manos!¡Y no te digo nada cuando les oigo reir!
      Gracias.

      Eliminar
  6. Había mandado un comentario, pero veo que no ha aparecido.

    En cualquier caso me alegro de que te haya gustado mi recomendación. A mí me regalaron los primeros hace ya años y me encantaron. Es cierto que los primeros pueden ser un poco repetitivos en su estructura, pero a partir de los tomos 5-6 ya cambia la cosa. Son cortos, muy amenos y lo mejor es justamente que se pasan por el forro esa estúpida creencia de que a los niños sólo se les pueden dar, o cuentos simplones sobre el poder del amor en los que todos son felices en el mundo de la piruleta, o moralejas sobre lo que deben o no hacer. Cuanto daño ha hecho Disney en ese sentido.

    Lo triste es que esta serie es relativamente poco conoceda y ni siquiera terminaron de traducirla. Yo me tuve que leer los últimos en inglés, aunque hay una página donde unos fans los han traducido y creo que están bastante bien. Nunca entenderé por qué no triunfó esta saga con todas las cosas buenas que tiene, si hasta le hicieron una película, que es algo que suele dar fama. Luego hay otras miles que son bastante más sosas y tienen un éxito arollador. ¡¿Por qué!? De verdad que nunca lo entenderé.

    Me despido con una abrazo y una flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo mando otro comentario y aparece el primero, típico. Si quieres puedes borrar el segundo.

      Por cierto, estoy de acierdo con el anónimo de arriba: los libros que dan para leer en el colegio muchas veces parece que estén seleccionados para ser lo peores posible, cual si tras ellos hubiera un plan para desincentivar la lectura. Yo, si no hubiera sido porque mis padres me dieron cosas más interesantes, le habría cogido tirria a la lectura, menudos tostones.

      Eliminar
  7. Hacía mucho que no me pasaba por aquí... y de repente veo que has reseñado una de mis sagas favoritas del mundo mundial. Amo a Daniel Handler, cómo escribe, cómo se pasa por el forro todas las convenciones y se ríe de los típicos tópicos.
    ¡Y, además, sus libros tienen dibujitos!

    Y, solo para que conste, en inglés están mejor (y es lo que hay si quieres leerte la serie entera).

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola Jorge. Leí el primero hace un para de meses y me gustó, quizá no demasiado pero me divertí mucho leyendo y amo y odio al conde Olaf por igual. Y me dan mucha pena los niños pero de todas formas, me ha gustado lo suficiente para querer leer el resto, hace poco conseguí el dos y espero ponerme con el pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Nunca he visto la película y ni conocía la existencia de los libros, pero ante semejante reseña, tendré que apuntarlos en mi eterna lista de futuros. Algún día seré rica y podré comprar todos los que tengo ahí anotados...

    ResponderEliminar
  10. ¡Me has dado ganas de leerlo! :)
    Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.