Sobre superhéroes adolescentes y la fina línea que separa al héroe del villano... vamos, que hablamos de "Renegados" de Marisa Meyer

Me gusta Marissa Meyer.
Soy muy fan de sus Crónicas Lunares (¿la veremos acabada en algún momento o seguiremos viviendo el desprecio de Montena a la seria uniéndose a los casos de Vampire Academy o El círculo entre otros?). Sin corazón me gustó algo menos, pero se debe más a que las relecturas del universo de Alicia en el País de las Maravillas me producen pereza eterna que a la propia novela.
Las filias y fobias hacen mucho en la lectura... y a veces es una injusticia para la misma historia.

Así que la lectura de Renegados iba a ser un fijo.
Al poco de publicada, leída. La reseña u opinión tardaría más.
La temporada de texto es cruel y dañina y, siendo sincero, tras estar despachando cuadernitos de inglés, no me apetecía llegar a casa y ponerme delante del ordenador; solo quería cenar, un capítulo de Star Trek y a dormir.

Pero vamos al lío, ¿qué tal Renegados?
Pues muy bien. Larga, pero bien.

Publica Hidra con traducción de Guiomar Manso de Zuñiga

¿De qué va?
Nova, villana, se infiltra en el grupo de superhéroes Renegados como espía. Una vez allí las cosas se complicarán, claro, si no no hay novela.

Héroes y villanos. La lucha eterna. Lo interesante de la novela, y como lo ejemplifica la protagonista, es como va difuminando la línea que separa a unos de otros. Depende de si eres vencedor o vencido que te llamen de una forma o de otra, del tipo de persona que seas, de... Nova asiste al desmoronamiento de sus convicciones y de lo que creía tan claro al descubrir verdades que le habían ocultado, conocer a personas, etc. 

La novela intenta, y consigue, romper la dicotomía entre buenos y malos para hacer un mundo más complejo donde las buenas intenciones de los héroes no significan que el resultado sea bueno o entendamos, y apoyemos, los motivos de algunos villanos. Y la clásica pregunta, ¿libertad sin orden u orden sin libertad?


La novela no oculta sus fuentes, cómics (y películas) de La patrulla X (soy un viejales, no consigo hablar de X-Men) y tebeos de supergrupos en general y las novelas de Bradon Sanderson de la saga Reckoners pasada por la estructura clásica de la novela juvenil de aventuras (incluye romance, pero por suerte no carga las tintas en él... la novela va de otra cosa, no de miradas que se encuentran y suspiros aleteando).

Es entretenida, atractiva, bien estructurada, con personajes sencillos, pero agradables y bien tratados (en especial los secundarios) y con el estilo y talento de Marissa Meyer para la creación de universos; la ambientación es una de los temas más conseguidos de la novela. 

¿Algún pero? Sí, es demasiado larga. La novela tarda mucho en empezar de verdad y como lector he tenido la impresión de que en sus primeras ciento cincuenta páginas hay más relleno que información útil, pero una vez que la novela arranca de verdad (Nova infiltrada en los Renegados), la historia gana en interés y con un ritmo tranquilo va acelerando hasta un buen final de primera parte y dejándome con ganas de esa continuación que ya está anunciada.

Renegados es una buena lectura en consonancia con lo leído de la autora; universo interesante y correctos personajes con los que embarcarse. Bien, sí, Marissa Meyer no defrauda.

Otras opiniones

Comentarios

  1. Yo acá sigo sin leer a esta autora y espero empezar a leer toda su obra pronto.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario