jueves, 26 de enero de 2012

"L'enginy" de Gerard Guix

L'enginy, Gerard Guix, Estrella Polar, 2011

Continuación de aquel Prodigi que tanto me entretuvo, pero que a tan poco me supo. Pillada en la librería con ganas de saber por qué caminos se adentraría Gerard Guix después de dejar a dos bandos a punto de darse hostias. Por un lado, Axel con sus muertos. Por el otro, Odín y sus hombre lobo. En medio, una Barcelona sitiada y destruida y un grupo de pringados..., perdón, supervivientes que sólo quieren salir de la ciudad... pero no pueden.

Gerard Guix sube la apuesta y sale airoso. Siguiendo la norma no escrita de que las segundas partes deben ser más fuertes, más largas y más oscuras, L'Enginy se rebela como una novela superior a su primera parte. Es más fuerte, más dura, más sangrienta y mucho más oscura. Todo aquel hálito de literatura juvenil o cierta inocencia en el planteamiento de la historia se deja a un lado para construir una historia terrible (en el buen sentido de la palabra, se entiende).

Con L'enginy nos acercamos más a la novela de terror pura que a la novela juvenil de aventuras que insinuaba la primera parte. Gerard Guix ha escrito una historia de miedo. Me recuerda mucho al Stephen King de Cell o a algunas historias del mejor Clive Barker. Un novela cruda y fuerte con sus buenos y agradecidos momentos gores. Ejemplo sabroso, una comida en un restaurante.

Y es que la apuesta que hace la novela por meterse casi de forma directa en el género de terror es de aplauso. En mi opinión, era el camino lógico para limar las aristas que tenía la primera parte. Y en un gran acierto por parte de Guix, elimina de un plumazo la dicotomia de buenos y malos para crear un enfrentamiento entre malo y malo con unos pobres desgraciados por medio. Alex deja de ser ese niño algo quejica de la primera parte para irse convirtiendo en un monstruo. Odin deja de ser el monstruo de la primera parte para irse dotando de algo de humanidad. Esto no quiere decir que se haga bueno o majo o humanitario. No. Se enfrentan dos egos, dos monstruos y poca cosa buena puede salir de este enfrentamiento. Poca cosa buena para los personajes, porque el lector se lo pasa estupendamente con una novela repleta de tensión, estilo conciso y cuidado. Ambiental y descriptivo. Barcelona en su esplendor apocalíptico.

La novela profundiza más en el personaje de Odín relatando su pasado y su origen. Abre el abanico de personajes y los que en la primera parte eran sombras o coro, se individualizan y empiezan a moverse (algunos convertidos en agradables sorpresas). Las alianzas, las intrigas y las pequeñas escaramuzas. Los momentos de batalla son crueles y sanguinarios. Los momentos de desesperación de los personajes son crudos (estupendo el momento de los supervivientes humanos en el apartamento y las latas de judías...). El panorama que presenta Gerard Guix en esta historia es pesimista y desesperanzado.

Y como se agradece esto en la literatura juvenil; algo diferente que refresca la estantería de las librerías.

Quizá se le puede achacar a L'enginy es el de muchas segundas partes. Son un puente... un territorio de nadie que ni presenta ni concluya. El prodigi anuncia una impresionante batalla que en esta novela no se produce. Las fichas se mueven, los jugadores distribuyen ejércitos, intrigas y traiciones, los líderes comprueban sus puntos débiles y fuertes, los pringados corren de un lado a otro llevando con ellos una serpiente... y todo se queda preparado para la tan anunciada batalla... Como lector me sentí un poco frustrado... las expectativas por la guerra eran altas y en cierto sentido al concluir la segunda parte me quedé en el mismo punto que al acabar la primera. Que ya sé que no es así... la historia ha ganado en madurez y profundidad y psicología, pero... ains... no puedo quitarme ese puntito. Y alguna página de más que daba a la novela algún punto muerto (sobre todo en Collserola).

Sea como sea a la espera quedamos de la tercera y definitiva parte de una saga que ha crecido en estilo, gracia e interés y acabo convirtiéndose en una de las series que más me entretuvo el año pasado. Esperemos que no se demore mucho y pronto podamos asistir al advenimiento de Ragnarök, la batalla final, el destino de los pocos humanos que corretean por Barcelona, el amorío de Axel y, posiblemente, el fin de los tiempos.

Tengo muchas ganas.

Otras opiniones del mismo libro
El cofre de Nebe
Nosaltres llegim

8 comentarios:

  1. Por un lado creo que no estoy preparada para leer algo así (no estoy yo en época de pasar miedo que bastante tengo durante los exámenes :P), pero por otro me llama mucho la atención. No he leído la primera parte, así que entraría de cero en la saga si finalmente me atrevo con ella, pero lo que cuentas me gusta.
    Además, tiene el añadido de la mitología nórdica que tanto me gusta (casi, casi, casi, casi tanto como la celta. Esta última gana por eso de ser un auténtico caos, jeje) Yo me apunto la saga y ya veremos...


    Un abrazo ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy interesante y recomendable para pasar el rato (más la segunda que la primera, eso sí). La pega es que de momento está solo en catalán. A ver si alguna editorial se anima a la traducción.

      Eliminar
    2. ¿Solo en catalán? Pues vaya... No creo que consiguiese enterarme de todo si la leyese. Habrá que esperar a ver si hay suerte ^^

      Eliminar
  2. Me gustaria leer esta saga xD pero no leo catalan ._.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos, pues, que un día la traduzcan. Besos.

      Eliminar
  3. OH veo que te ha gustado mucho <3
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado eso de "los pringados" jajaja, qué acierto. Pues fíjate que no conozco esta saga y la verdad es que si la segunda parte es tan interesante como cuentas creo que investigaré más sobre ella. Es una pena que sólo esté en catalán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, es que son pringados. Corriendo de aquí para allá y sufriendo las maldades de los monstruos. Es una serie interesante y que va creciendo en madurez, maldad y gore. Supongo que un día u otro la traducirán. Veremos.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.