viernes, 13 de enero de 2012

"Bendecida por la sombra" de Richelle Mead

Vampire Academy III. Bendecida por la sombra, Richelle Mead, Alfaguara, 2011

Argumento. A Rose le pasan cosas que la llevan un paso más a su proceso de madurez. Y no digo más por lo que explico más abajo.

A finales del 2011 leí la tercera parte de la serie Vampire Academy, Bendecida por la sombra de Richelle Mead. Me gustó. Mucho. Pero en el momento de sentarme a hacer una reseña (o opinión o comentario o como queráis llamar a esto que escribo) se me planteó un problema. ¿Cómo hacer una reseña de una tercera parte sin desvelar nada de la trama y sin repetir nada de lo que ya he comentado en las anteriores reseñas de la serie? Porque lo que digo en esas dos reseñas se pueden aplicar a esta tercera:

- un estilo vivo, rápido y trabajado.
- buenos personajes.
- tramas interesantes.
- gran protagonista.

y puliendo lo que en mi opinión era un punto flaco en la serie; cierta morosidad en la narración y cierta hinchazón en las páginas para más relleno de Rose y Dimitri del que era necesario, y, sobre todo en Sangre Azul, páginas de más que no conducían a ninguna parte. Bendecida por la sombra ahonda en los aciertos de la serie, pule esas pequeñas máculas y se construye una gran novela de acción donde el lector encuentra lo esperado (acción, algo de humor y romance) y lo inesperado (que no cuento, aunque algo me olía). Me hubiera gustado mayor ahondamiento en la sociedad moroi, pero esto es personal. Soy de esos que les encantan las novelas de intrigas palaciegas y puñaladas traperas. ¿Algo que no me ha gustado? Poca cosa. Sigo viendo alguna página de más, pero sin importancia.

Y ya está. No añadiría nada más porque ya está todo dicho y para repetirme me voy a explicar los chistes de siempre. Pero si lo dejo así me queda una reseña de pacotilla. ¿Qué hago? Pues voy a explicar las razones por las que me gusta esta serie o algunas impresiones que tengo después de haber leído de forma atenta sus tres primeros capítulos.

- Al leer reseñas o críticas por aquí y por allá se suele hablar mucho de la historia de amor entre Rose y Dimitri. Que si apasionada, que si madura, que si Dimitri es un semidios irritante en su perfección, que si...

Y sí, es una gran historia de amor, pero en mi opinión no es la verdadera historia de amor de la serie (y repito que hablo solo de las tres primeras novelas). Porque la relación por la que me interesa esta serie y que creo que es su verdadero corazón, es la historia de amistad entre Rose y Lisa. Uno de los factores por los que me gusta la historia que me presenta Richelle Mead es que estas novelas es uno de esos escasos ejemplos donde se establece una relación de igualdad entre los dos protagonistas femeninos. No hay supeditación de uno a otro, ni se cae en la figura de mejor amiga comparsa con mejores tetas y más sentido del humor, ni sirve de contrapunto a la perfección de la protagonista. Hay una relación de iguales, de amor, de respeto, de profundo cariño y de amistad. Sin envidias, sin segundas intenciones. Es la relación de Rose y Lisa lo que va marcando el camino de la serie; en sus encuentros y desencuentros como amigas y en los malentendidos y reconciliaciones. Cada una es el reflejo de la otra y solo juntas encuentran su sentido. De las dos es la escena más dura y hermosa de la tercera parte. A las últimas páginas me remito.

- Una protagonista normal. Dentro de su excepcionalidad, Rose es normal. Es una chica con un trabajo, proteger a Lisa. Es dura, fuerte, independiente. A diferencia de otras protagonistas (y sí, pienso en la irritante Nora de la serie Hush, hush) no cae en los llantos melodramáticos y narcisistas de no creerse nada, de ser una florecilla del campo azotada por los vientos, de gimoteos babosos por no ser querida. A Rose le jode, y mucho, su no relación con Dimitri, pero tiene cosas más importantes que hacer. El ombliguismo no va con ella. Y por mucha fuerza, mucha pelea, mucho entrenamiento no se pierde nunca de vista que es una mujer (fantástico el momento de la manicura en la tercera parte).

Además, es un personaje que evoluciona. La Rose de la primera novela no es la misma que la del final de la tercera novela. Normal, diréis. Tendría que ser así, pero es habitual encontrarse con personajes que empiezan la novela de una forma y después de tres volúmenes, una cantidad considerable de muertes, intentos de asesinatos, enamoramientos apasionados, perdidas de memoria, disparos en la cabeza, correr de aquí para allá y mil cosas más siguen siendo los mismos. Rose no. Es que no puede ser la misma después de lo que pasa, de lo que ve y de lo que llega a ser responsable (o de lo que piensa que es responsable). Asistimos a un proceso de maduración, de crecimiento del personaje. El humor sigue siendo ácido, pero es más cínico.

- Son excelentes novelas de aventuras. Richelle Mead es lo suficientemente lista para no jugar el interés de la serie a una sola carta. ¡Cuántas novelas no han fracasado porque lo han basado todo en la historia de amor entre soso y sosa! Aquí no pasa eso. La historia entre Rose y Dimitri es importante, pero lo es más sobrevivir, un juicio o una amenaza latente. Las novelas vienen repletas de intrigas y buena acción ampliando el interés temático de la serie. Y más interesante cuando las estructuras narrativas me recuerdan mucho a la novela negra con sus crímenes, su investigación y su misterio.

Simpática imagen de algunos de los protagonistas tomada del blog de Cristina.

- Un universo literario interesante, variado y divertido. No es el colmo de la originalidad (los strigoi actúan como otros malos en otras tantas novelas), pero juega muy bien con los elementos que tiene (la sociedad, la política, las intrigas) y sabe potenciar los quedaban en cuarto planto (inquietantes las apariciones de una de las donantes en esta tercera parte). Se agradece mucho que los "buenos" no sean un dechado de virtudes.

- En un momento de cada vez mayor conservadurismo y puritanismo en la novela juvenil (el sexo antes del matrimonio es malo, se toca por encima de la ropa, quien folla, muere, las amigas son putones, las protas dechados de virtud, etc), es sano y refrescante encontrarse con una novela donde el sexo y las relaciones físicas se presentan con normalidad y sin discursos moralistas.

¿Y algo que no me gusta?

Lo dicho al principio del rollo que os he metido, algún exceso de páginas, algún tópico en su primera parte que se sabe eliminar, y en algún momento un poco demasiado de Rose y Dimitri y su quiero y no puedo (sobre todo en Sangre azul).

Y, aunque esto no es responsabilidad de Richelle Mead, lo agónico que está resultando la publicación de los volúmenes en esta país. No deja de ser sorprendente lo que tarda Alfaguara en publicar volúmenes de una serie que en su país de origen está acabada (sobre todo si lo comparamos con la rapidez de La Factoría publicando la muy divertida y muy irritante serie de La casa de la noche de la que es posible que un día hablemos en este blog). ¿Tendremos pre-Sant Jordi el cuarto volumen? ¿O Vampire Academy corre el riesgo de quedar en el limbo de las series inacabadas?

Sea como sea, y a la espera de que Alfagura decida publicar los volúmenes restantes, tenemos en las librerías una excelente serie de aventuras y acción con buen, y poco empalagoso romance, mucho humor, muchas hostias, una preciosa historia de amistad y una gran protagonista.


Actualización a 19/01/2011: corren rumores por la red de que Alfagura, siguiendo su ya conocida tradición, ha suspendido de forma indefinida la publicación de la serie de Richelle Mead dejando, otra vez, a sus lectores a medias. Espero que solo sea un rumor y que, aunque tarde, la editorial se decida a concluir una serie que tanto promociona en su web como de las más vendidas (los 3 volúmenes). Si no es así, perdemos la conclusión a una buena serie y es una muestra de falta de respeto hacia los lectores. A ver qué pasa.

10 comentarios:

  1. Voy a tener que leerme el primer libro...-.- Con Los Juegos del Hambre también tardé bastante en leerme el primer volumen...Creo que me gusta sufrir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muy buena serie. La verdad es que yo no esperaba mucho de ella, pero tanto me insistieron que al final me puse. Y no me arrepiento. A cada capítulo, mejora. Y Rose me gusta. En todos los sentidos.

      Eliminar
  2. Es imposible estar más de acuerdo contigo. Yo no sé desarrollar tan bien como tú las razones por las que me gusta o no una novela, pero es que leo tu artículo y me encuentro a mí misma asintiendo en todo momento. Sobre todo, coincido contigo en lo que respecta a la amistad entre Rose y Lisa. Espero que la editorial no demore mucho más (o para siempre) las siguientes entregas porque me gustaría tener esta serie en mi estantería y no me atrevo a comprarme ningún libro por miedo a dejarla a medias. Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo esperamos muchos. Alfagura tiene tendencia a maltratar las series que publica (ej, lo que le ha hecho a Cotrina, los infinitos cambios de formato de la serie Temerario, etc.) y sería una lástima que dejara esta incompleta. Un poco más de prisa y no le pasaría nada. Me alegra que estemos de acuerdo.

      Eliminar
  3. Muero por que este libro ya llegue por acá, le tengo bastantes ganas!!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día llegará a México. Espero. A presionar a las editoriales o a pedir a algún amigo que te los envie. Besos a ti.

      Eliminar
  4. No leeré la reseña, pues si algún detalle me salta a las ojos.
    Solo he leído el primero y me gustó mucho, a ver si rescato la saga.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo mucho de la serie así que no te preocupes. Intento siempre no mencionar hechos trascendentes para no fastidiar la lectura a nadie. Rescata la serie que vale la pena.

      Eliminar
  5. Yo siento exactamente lo mismo: la historia de Rose y Dimitri está bien, pero uno de los puntos que más me gustan de la saga es la amistad entre las dos chicas, sin envidias ni necesidad de que una quede por encima de la otra. Y también me encanta que tengan aventuras, una saga puramente romántica me aburriría.

    Ahhh, las intrigas palaciegas las tendrás en los próximos libros :P. Todo lo que viene a partir de ahora es, par mi gusto, genial.

    Es una lástima que Alfaguara no se dé más prisa con las traducciones. Tienen un gran material en las manos y no saben aprovecharlo. Crucemos los dedos para que al menos no la dejen sin terminar...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, lo que hace que me interese tanto la lectura es la amistad entre Rose y Lisa. Todo muy normal, muy de amigas. Sin envidias, sin celos, sin ser antagonistas. Son amigas con todo lo que conlleva la palabra.

      Espero las intrigas. Me entretienen horrores.

      Alfaguara suele maltratar... suerte de algunos libreros que machacamos a nuestros clientes con las excelencias de la serie. Luego me meten bronca porque llegan al final del tercero y se quedan como se quedan. Paciencia, les digo siempre.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.