martes, 7 de enero de 2014

Diez gansos blancos / Deu oques blanqles de Gerbrand Bakker

Diez gansos blancos, Gerbrand Bakker, Rayo verde editorial
Deu oques blanques, Gerbrand Bakker, Raig verd editorial

Una mujer que huye.
Un marido abandonado que busca.
Un joven que un día aparece y no quiere irse.
Diez gansos que van desapareciendo uno a uno.
Una novela intimista, tranquila y repleta de silencios con aire de thriller y enorme tristeza.

Una de las últimas lecturas que hice el año pasado fue esta novela de Gerbrand Bakker. No sabía muy bien qué me encontraría en sus páginas. No había leído la anterior novela del autor, Tot està tranquil allà a dalt también publicada por Raig Verd, y que recibió el Premi Llibreter en 2012. Soy reticente porque no soy muy dado a la literatura realista, pero unos primeros párrafos evocadores y la promesa de una novela tranquila alejada de melodramas y estridenciasme relajan lo suficiente para disfrutar de su lectura. Un par de día después la acabo algo conmocionado.

Diez gansos blancos es un viaje íntimo, silencioso y sutil. Una novela donde el lector acompañará a unos personajes heridos que nunca hablan de sus heridas, de un paisaje desolado y vacío, de tantos secretos que se callan y que solo descubriremos si se hace una lectura atenta, tranquila y meditada. La novela no pone fácil descubrir los secretos de los personajes y desentralazar la red de silencios y omisiones en los que se ven atrapados los protagonistas. Pero que nadie piense en algo trascendental ya que hablamos de un drama íntimo, algo que pertenece a la esfera más personal.

Es complicado hacer una reseña de esta novela sin desvelar demasiado de una trama sutil e íntima que invita a que el lector la haga suya y la vida y sufra junto con un excelente personaje femenino protagonista, lleno de sutilidades y complejidad que se identifica con la figura de la poetisa Emily Dickinson, pero a la vez la rechaza por la sumisión en la que vivió siempre. Un personaje complejo que mantiene relaciones tensas con el resto de personajes y que el entorno, que se erige símbolo del interior de la protagonista; un mundo personal al que el lector no tiene más acceso que algunos atisbos, alguna insinuación y el arte de leer entre líneas y todo aquello que no se lee.

Diez gansos blancos es una novela triste, tranquila, íntima y sutil. Distante y algo fría. Un buen ejemplo de construcción de una historia dura y fuerte sin caer en el melodrama o lo explícito. Una forma de hablar del dolor sin que resulte una experiencia lectora basada en la exposición barata de sentimientos. Una novela coherente con ella misma, con la evolución de los personajes y que conduce a un final desolador, pero con sentido. Solo así podía acabar y se agradece mucho, de nuevo, la sutilidad del entramado y el papel que deja al lector como sujeto activo en la construcción del sentido final de todo el universo narrativo.

Una novela sutil y sugerente que fue una de las sorpresas de final de año y creo que una excelente forma de empezar el nuevo.

Otras opiniones
La maga lunera
Silenci estic llegint
Revista Núvol

7 comentarios:

  1. Me has convencido, así que tomo nota. Parece muy triste, pero este viaje íntimo me apetece.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota, toma nota que vale mucho la pena.
      Y creo que te gustará mucho.

      Eliminar
  2. Ay se ve bastante buena tengo que decirte <3

    ResponderEliminar
  3. La pones bastante bien, aunque no soy de este tipo de libros estoy abierta a sugerencias =D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene su momento y siempre es bueno abrirse a nuevos géneros. Toma nota porque la novela lo merece.

      Eliminar
  4. Me ha encantado la reseña. No desvelas nada, pero consigues convencerme completamente:)
    1beso!

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.