domingo, 12 de enero de 2014

"Generación Z" de Kellie Sheridan

Generación Z, Kellie Sheridan, Oz Editorial
Primera parte de ¿tres? De momento hay una precuela en forma de cuentos y una secuela en proceso.

Lo zombi me es muy afín. Aunque no veo películas de zombis porque me dan miedo (¿sí, qué pasa?), reconozco que es uno de los géneros que más me interesan y divierten. He leído y sigo leyendo muchas novelas Z, cómics, tengo varios ensayos sobre cine Z (sí, aunque no vea las películas me gustar saber que se ha hecho), juegos de rol y cartas, muñequitos, etc. Lo Z me interesa como expresión de nuestros tiempos (lo explican muy bien aquí) y como figura que ha poblado y puebla mis más terribles, y divertidas, pesadillas. Por eso toda novela Z que llega a la librería despierta mi interés. Muchas no las leo porque no dejan de parecerme repeticiones de estructuras ya explicadas sin mayor interés, pero siempre me las quedo mirando y las archivo en la carpeta de "quizás". Cuando caigo en algún vacío lector y no sé que llevarme al coleto, acabo recurriendo a una historia Z. Y la lectura de Generación Z la inicié precisamente por es; no sabía qué leer, me prometían zombis y hacía tiempo que no leía nada de juvenil.

En un par de días leída.
¿Y?
Tiene alguna cosita interesante y no aburre demasiado, pero se queda en poquita cosa. Entretenida, pero falta de consistencia. Pero, vayamos por partes.

Primero, la sinópsis.

¿Sobrevivirías en un mundo donde los zombies son tan inteligentes como tú?  
No había manera de saber que la vacuna milagrosa supondría un destino mucho más aterrador para los supervivientes de la plaga zombie. Las víctimas de mordeduras que fueron inoculadas se convierten en zombies con muchas más capacidades que los anteriores; ahora dos generaciones de infectados amenazan con acabar con lo que queda de la civilización.
Después de haber perdido a su familia, Savannah no está dispuesta a esconderse como el resto de supervivientes; quiere luchar. La oportunidad se presenta con Cole, que tiene un plan para cambiarlo todo. Savannah lo deja todo para irse con él y enfrentarse a peligros que nunca antes había experimentado.


¿Qué me ha gustado?

El juego de las dos narradoras.
En Generación Z creo que es una de las pocas veces en que el punto de vista alterne entre dos narradores está justificado ya que aporta información útil y necesaria al lector para comprender los parámetros en los que se está moviendo. El presente y el pasado. Y ambas narraciones discurren por sus propios caminos hasta que, naturalmente, confluyen en un mismo hilo. Hay, además, un intento no demasiado sutil de establecer paralelismos entre las dos narradoras y jugar a la idea de "el otro".

Un principio bastante vibrante y un buen ritmo que se va diluyendo a lo largo de la novela.

No aburre demasiado.

¿Y el resto?

El argumento es una mezcolanza en mi opinión bastante mal hecha de casi todos los temas clásicos de las historias zombis. A saber, zombis lentos y tontos, zombis rápidos y listos, muertos vivientes, infectados, médicos vs. militares, cura milagrosa, viaje para encontrarla, etc. Al igual que se respira en cada página The walking dead y en ocasiones de forma nada disimulada. La historia en sí podría ser interesante si no se conjugara una mezcla de mala planificación y precipitación en la forma de exponerla y en las relaciones de los personajes.

Para ser una novela de zombis, estos salen muy poco y, además, en ningún momento se sienten como amenaza. En serio, los muertos pasean de vez en cuando por alguna calle, pero no acaban de sentirse la presión que como grupo debería ejercer en los vivos. Los enfrentamientos con ellos se acaban con un "maté a otro zombi" y ya está. Y si en una novela Z no se siente la amenaza de estos es que algo no funciona.

Un ritmo que se adormece a lo largo de la novela y acaba provocando alguna laguna narrativa y bastante aburrimiento. A esas trescientas páginas le sobran sin problema unas cuantas.

Una tontería, pero las concesiones al género romántico me chirriaron a lo largo de toda la novela. Me refiero a los amores a primera vista y los suspiros incontrolados que aun podría justificar por estar en la parte de la novela donde están, pero no así esos momentos de atisbar carne y tableta de chocolate  de protagonista masculino y, de repente, olvidar dónde está una. Da igual la sangre, el horror, los muertos, la culpa, el frío y la soledad, todo eso se olvida viendo a un chico cambiarse de camiseta. Sé que esto es una tontería, pero estas tonterías cada día me molestan más encontrármelas en las novelas por superficiales y poco creíbles.

Lo atropellado de una final falto de emoción. Y más cuando uno lee la escena y todo lo que se podría sacar de ella.

En definitiva, una novela entretenidilla para leer con expectativas bajas.
Me dejó con mucha hambre.

Otras opiniones
Fly like a butterfly
Olor a libro nuevo... y café

Otras historias

27 comentarios:

  1. Ya había leído otras reseñas de esta novela y con esta me confirmas lo que ya temía, que no hay nada nuevo bajo el sol que alumbra el género Z. ¡Ains... ! Con lo que me gustan a mí los muertos vivientes.
    Gracias por tu reseña y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento, nada nuevo.

      Seguiremos leyendo, por eso. Convencido estoy que algo encontraremos al fin.

      Eliminar
  2. Al contrario que tú, yo no soy muy amiga del género Z y me cuesta bastante anotarme una novela de estas características. Dado que no te ha entusiasmado, ésta no va a ser la excepción.
    Por cierto, no me parece una tontería esos detalles que dices que te molestan. Para mi gusto, no hay cosa más incoherente. ¿Te estás jugando la vida y tienes tiempo para comentar la estupenda estructura corporal del chico guapo de turno? En fin...
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los muertos devoradores de carne me tienen el corazoncito robado. Pero esta novela no aporta nada nuevo. Al contrario, fusila sin pudor de todas partes para hacer una amalgama que no acaba de funcionar.

      Gracias. Esos detalles cada vez me molesta más. Son concesiones fáciles y ramplonas para meter la atracción con calzador y basándola en el físico. ¿Por qué no ahondar en el respeto, por ejemplo? Y, además, me fascina que los muchachos mantengan tan buen tono muscular y tan marcado todo en épocas de penurias y hambruna.

      Besos.

      Eliminar
  3. "Reflexiones de Repronto" :D me encanta ese programa (?). Cada vez que lo leo me siento tonta por no saber esas cosas pero a la vez muy lista por aprenderlas XD Según ese vídeo "R y Juliet" (creo que la novela de "Memorias de un zombi adolescente" se llamaba así) entonces es una alegoría a la aceptación del inmigrante/pobre a través del amor y de como dejar los prejuicios y el odio a un lado, ¿no? Aunque contado de forma muy pastelosa XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No será la asimilación del elemento foráneo al convertirlo de nuevo en algo respetable y dentro del status quo establecido, o sea, los vivos? Si no recuerdo mal, al final "late" (o algo parecido).

      Y "R y Juliet" me pareció un rollo pedante como pocos. A la película no me he acercado. Ni ganas. Por otro tipo de miedo.

      Repronto es bueno, muy bueno.

      Eliminar
  4. P.D. Casi se me saltan las lágrimas de alegría cuando has dicho que no ves películas de zombis porque te dan miedo pero que te resulta muy interesante leer sobre ello. A mí me pasa exactamente lo mismo. Los zombis me parecen un tema apasionante culturalmente hablando, pero es verlos en pantalla y me jiño viva...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día contaré mi experiencia con casi treinta años viendo "El amanecer de los muertos" de Romero. Solo soy más patético con mis lloros y balbuceos viendo "¡Qué bello es vivir!".

      Eliminar
  5. Bueno la verdad yo no leeria eso xD lo unico de zombis que leo es el comic de TWD XD y ver la serie claro jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apunta la novela de "Guerra mundial Z". Impresionante. Y nada que ver con la peli, no te vayas a hacer una idea equivocada.

      Eliminar
  6. Me gustan los zombies, pero esta novela me parece que no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mejor busca otra historia. Esta no aportada nada nuevo al género. Y lo que aporta no es muy entretenido.

      Eliminar
  7. Vengo a marcarme un "¿Dónde vas? Manzanas traigo...".

    ¿Qué me recomiendas de Funambulista? Estoy mirando el catálogo -creo que por primera vez- porque publican un inédito de mi querida Louisa May Alcott y estoy viendo que tienen cosas interesantes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un problema con Funambulista. Sí, tiene un catálogo muy interesante, pero sé por buenas fuentes que hace una cosa fea; en ocasiones no traduce directamente de la lengua original sino de traducciones. Me comentaron que la novela "La fórmula preferida del profesor", por ejemplo, no fue una traducción del japonés si no del francés. Y eso, para mí, desvirtúa a una editorial. Fue lo mismo que hizo Columna con la trilogía de Larsson... no la tradujo del sueco, sino del francés. Para mí esto me hace perder interés por la editorial. Por lo menos esto pasaba hace años... no sé si ahora habrán cambiado la política editorial... Eso sí, catálogo interesante tienen.

      Eliminar
    2. ¿Estás seguro de que fue "La fórmula preferida del profesor"? Porque la he leído y la tengo por aquí. La traducción es de una tal Yoshiko Sugiyama y Héctor Jímenez Ferrer. La primera es japonesa, por eso pensaba que estaba traducido del original. De todas maneras, no lo digo para dármelas de listilla, sino porque me interesa:) Me gustó y tenía pensado seguir leyendo sus obras, pero si están traducidas de otros idiomas me parece un poco chapucero...

      Eliminar
    3. Gracias, Jorge, aunque reconozco que en esto soy menos exigente que tú (al menos por ahora). El año pasado leí un libro de Alfaguara en el que ocurría lo mismo: el original estaba en chino, pero tradujeron del inglés (revisado por la autora, eso sí). Este caso me parece más criticable porque se supone que Alfaguara está en mejores condiciones de pagar una traducción más cara. De todas formas, el libro que me interesaba no tiene este problema, así que puede que me anime.

      Eliminar
  8. Me encantan las novelas de zombis pero sospecho por tu crítica que esta se inclina más hacia las de trama insulsa, prescindiré de su lectura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para pasar un rato tonto y teniendo las expectativas muy bajas, puede funcionar. Si esperas algo de mayor calado, no. A otra cosa.

      Eliminar
  9. Te comprendo Jorge (supongo que puedo llamarte así), yo tampoco puedo con las películas de terror. Soy una miedica y lo tengo asumido, pero me gustan los libros de miedo, igual tengo una vena masoquista.

    Lo que le pasa a los zombi es que están sufriendo la sobre explotación propia de las modas. Como ahora eso es lo que interesa muchos que quieren ser escritores pero no tienen el dominio para ello se "suben al tren" y hacen historias de este tipo porque saben que así venderán, aunque su producto no sea de calidad. Lo bueno de las modas es que si te gusta el tema se pueden encontrar muchas cosas y hablar sobre ello con naturalidad. La contraparte es que hay que excavar entre obras cutres que hacen flaco favor al género para encontrar algo que de verdad merezca nuestro tiempo y dinero. Justamente por eso se agradecen las reseñas, así sé los libros con los que mejor no lo intento.

    Me despido, un abrazo, una flor y un bate para defenderte de las hordas hambrientas de carne humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el cine de terror me deja frío. Película de vampiros, fantasmas, casas encantadas, tipos con sierras en un bosque, monstruos en las cavernas... ningún problema. Algunas me gustan, otras me aburren. Lo que no soporto son las películas de zombis. El monstruo zombi me fascina y desde que era pequeño leo sobre él y me informo de las películas, directores, tendencias, etc., pero no veo ninguna porque no puedo. Es una fobia. Piensa que uno de mis mayores terrores desde chico es una invasión Z. No es coña. No puedo ver películas de zombis. Prohibidas. Y ya que estamos en esto, ni de torturas tipo "Hostel" o "Saw". No puedo.

      Estamos de acuerdo del todo con el tema de las modas. Ahora hay abundancia de material, pero también es más difícil encontrar algo que de verdad valga la pena. Llevo leído mucho y, la verdad, no deja de ser lo mismo. Y de verdad creo que el monstruo Z da mucho de sí como vehículo para sacar lo peor, y a veces, lo mejor del ser humano.

      Gracias por el bate. Practicaré el día de Sant Jordi con los que buscan los más vendidos.

      Eliminar
  10. No entiendo, aun no sale el libro? Porque no puedo encontrarlo por ningun lado-.- Eso es muy frustrante :p Si me contestaras seria lo mas, Gracias !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro lleva semanas publicado y en cualquier librería un poco atenta a las novedades tendrías que encontrarlo. Yo lo tengo en la mía.

      Eliminar
  11. Pues a mi me gustan las películas o series de zombies (me encanta The walking dead) pero a los libros no me gusta acercarme xDDD Tengo miedo xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente al revés.
      Si vamos algún día al cine tendremos que ponernos de acuerdo con otro género.

      Eliminar
  12. No sé qué me ha pasado que he estado "un poco de tiempo" sin pasarme por aquí y de repente me encuentro cientos de entradas con las que ponerme al día. En serio, el tiempo es algo misterioso.

    Yo también siento cierta fascinación por el fenómeno Z, pero apenas he visto nada y, mucho menos, leído. No puedo. Es superior a mí. Soporto TWD y poco más. Por eso mismo, creo que voy a pasar de este libro. Aparte de tu reseña, lo que he leído sobre él es un poco psé. Nada, uno que me ahorro XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cientos? ¿Tantas he escrito? Como pasa el tiempo...

      Pasa del libro, de verdad. No por lo Z, si no por que no aporta nada. Si un día te lanzas con lo Z empieza con Max Brooks. Bien escrito, con humor, con angustia y realismo.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.