lunes, 19 de mayo de 2014

"Los adivinos" de Libba Bray

Los adivinos, Libba Bray, Molino

Nueva York, 1928. La fiesta parece que no se acabará nunca. El país vive una etapa de esplendor económico sin precedentes. La ley seca impera y la ciudad se ha llenado de fietas y garitos ilegales. Música, alegría, luces, espectáculos... Y a esa ciudad llega Evie O'Neill, una muchacha alegre y con ganas de pasarlo bien, "desterrada" de su ciudad de origen por usar su "habilidad especial" y provocar un pequeño escándalo. Evie llega con ganas de pasarlo bien, pero en seguida se verá envuelta en la investigación de unos espantosos y sangrientos crímenes. Pero, ¿qué podía esperar Evie si su tutor en la ciudad es un experto en "cosas raras"?

La anterior trilogía de Libba Bray me había gustado mucho. Al empezar a trabajar en la librería y volver a la literatura juvenil y fantástica, La orden de la Academia Spence fue uno de los primeros libros que leí y me gustaron las aventuras y coqueteos de esas cuatro chicas con la magia y que entendían la amistad como puñaladas, desconfianza y perrerías. Aparece su nueva novela y le hago un hueco entre las centenares de lecturas pendiente que tengo. Ya me confieso medio vendido. Si con la anterior saga la aparición en la portada de un corsé ya me predispone a favor (sí, ¿qué pasa?, tengo los corsés decimonónicos como un poderoso fetiche), Los adivinos está ambientada en el periodo de entreguerras, uno de esos momentos históricos que más me gustan y que más idealizados tengo (ya imagináis, jazz, mafia, garitos, flappers, coristas, Louise Brooks, cine mudo, etc.).

Y lo primero que llama la atención de la novela es que el marco histórico es el adecuado para la historia, el necesario y que una vez acabada de leer la novela, cuesta situarla en otra parte. Libba Bray construye un decorado rico, vivo, detallado y variado donde la ciudad de Nueva York se respira y donde el lector se ve inmerso en una América que se creía infinita y que a los pocos meses se encontraría de bruces con su rostro más oscuro. Los garitos, los espectáculos de Broadway, el jazz como baile, alegría y evasión, músicos de blues (aparición especial de Mami Smith incluída), luces, fiestas, pero también hambre y pobreza. Los movimientos sociales, las huelgas, grupos de intelectuales de izquierda... Libbra Bray construye un marco vivo y detallado que da sentido a la historia y a los personajes. Esto hace que la historia gane en fuerza, matices y profundidad.

Y más si se cuenta con una excelente galería de personajes, tanto principales como secundarios, repletos de fuerza y carisma. Libba Bray ha conseguido hilvanar una historia interesante y poderosa (magia, misterio, bastante humor, pinceladas de terror, algo de romanticismo nada empalagoso, etc.) con unos personajes muy conseguidos que con tranquilidad y paciencia van tejiendo la relación entre ellos y con el núcleo de la novela, unos extraños asesinatos rituales (y no veáis como se agradece que el centro de una novela sea un misterio y no el aleteo de los ojos de un muchacho de ojos color miel...). Pero aunque personajes como Memphis o la adorable Zeta (sí, ¿qué pasa?, tengo debilidad por las coristas del music hall), el personaje que sobresale es Evie, una suerte de la Emma de Jane Austen, pizpireta, alegre, vivaz, rápida, inteligente, pero no tanto como ella cree, que domina las páginas (y, de nuevo, se agradece tanto una protagonista que no vaya por el mundo de florecilla del campo desamparada, que no se quede atontada cuando ve a un chico ni se ve arrastrada a un poderoso amor a primera vista que la anula de forma permanente). Una adorable flapper de lengua rápida y ganas de fiesta con un poder especial (que comparten otros personajes) metida en una historia que se prevé grande... porque el tema de los asesinatos solo es un detalle en algo mucho más grande; para una historia que combina magia oscura y terror... como si Bradbury se adentrara en los bosques de Maine que describe John Connolly. Una historia oscura y terrible que no escatima momentos duros y violencia.

Entonces, ¿Los adivinos es una novela que te ha entusiasmado, no?
Sí, pero...
¡Ya está! ¡ El típico y molesto pero!
¿Y cuál es?
600 páginas son demasiadas. En mi opinión, Los adivinos no traspasa la frontera de buena novela a algo que podría haber sido muy bueno, porque sus algo más de seiscientas páginas lastran la historia. La novela tarda mucho en entrar en materia y en varios momentos se cae en un vacío de ritmo importante donde da la sensación de que no pasa nada y que esa vuelta que hace dar a los personajes se la podría haber ahorrado. La novela es detallista y de cocción lenta, va introduciendo personajes y acción poco a poco, y esto es algo que me gusta mucho, pero por momentos la novela se estanca en información ya dada, en hacer que los personajes no avancen, en meter alguna página que no viene a cuento. Creo que con menos, la novela podría haber sido mucho más. Y es lástima, porque tiene los personajes, el marco y la historia (vale, esta última un punto tópica con el tema de los especiales, pero ¡sale una casa encantada!... sí, ¿qué pasa?, me gustan las casas encantadas y los gatos que saltan asustando al que está a punto de morir), la forma me gusta y el estilo detallista y un punto irónico de Bray es el adecuado, pero le pierden esas demasiadas páginas.

De todas formas, contento y satisfecho con la lectura de Los adivinos y con ganas de seguir con las aventuras de Evie e ir conociendo todos esos caminos (algunos algo más afortunados que otros...) que la autora ha dejado para la siguiente parte. Atentos estaremos.

Otras historias


Otras opiniones
Lectura directa
Gremlins en la biblioteca
Alas de papel
Mad but magic

24 comentarios:

  1. A mi también me pareció muy original y muy interesante. Yo también estaré pendiente de las aventuras de nuestra Evangeline ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo esperemos que su publicación entre nosotros no se demore mucho. Evangeline es un encanto... que no me cambie mucho.

      Eliminar
  2. Tenía muchas ganas de ver alguna reseña por ahí de Los Adivinos, porque me pasa igual. La orden de la academia Spencer me encantó cuando lo leí, allá en 4º de la ESO, y precisamente me gustó por la naturalidad con la que describía las cosas. Ahora bien, el último se me hizo algo pesado.

    Vista tu reseña, se queda en 'wishlist' pero esperaré a que me lo traiga la biblioteca. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último de Spence es algo pesado... demasiadas páginas.
      "Los adivinos" me ha gustado mucho, pese a encontrarlo demasiado largo. La ambientación y la protagonista me ganan, la verdad. Y que haya algo de terror y una casa encantada, mejor que mejor.

      Eliminar
  3. A mi me encantó y hasta se me hizo más ágil que "La orden de la academina Spencer".
    Gracias por contar conmigo en "Otras opiniones".
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por escribir la reseña.
      Se me hizo un poco larga, pero me encantó. Ganas tengo de su continuación.

      Eliminar
  4. Sabes que estoy desconectada de la literatura juvenil, pero la época de entreguerras me parece tan fascinante que aun así el libro me ha llamado la atención. No creo que lo lea (no estoy para 600 páginas, además "demasiadas", y menos si son comienzos de sagas), pero me llevo la recomendación de Fitzgerald. El año pasado no quise leer "El gran Gatsby" por la saturación de verlo en todas partes, pero ahora quizá sí es un buen momento para acercarme al autor con una u otra novela. Gracias por recordármelo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada como una película para poner de moda una de las obras maestras de la literatura americana (y tan mal leída en algunos blogs que la despachaban con un "está bien", "bonita historia de amor" cuando es un estudio psicológico y de época de primer orden. Fitzgerald es uno de mis imprescindibles. Fino, sutil, irónico, con un talento increíble para el retrato en breves pinceladas. Genial. Cualquiera de sus novelas vale la pena. Mucho.

      Eliminar
    2. Te haré caso y buscaré algo del autor :).

      Eliminar
    3. El gran gatsby es fantástica historia.

      Eliminar
  5. Me llamaba la atención cuando la conocí, pero si dices que tarda en entrar en materia y que le sobran páginas... no sé yo... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la impresión que a mí me dio. En otras reseñas la encuentra perfecta en su extensión. Tengo que reconocer que tengo un problema serio con las novelas que pasan de las cuatrocientas. No la descartes, Isabel. Es una buena novela, de verdad.

      Eliminar
  6. Me recuerdas a mi adorado Fitzgerald >___> hombre yo lo leeria a pesar de los fallitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a leer que es muy entretenida. Y ya sabes que soy algo exigente...

      Eliminar
  7. Recuerdo que hace unos años, cuando aún era adolescente, veía La Orden de la Academia Spence en la biblioteca y nunca me decidí a cogerlos... Tal vez sea la hora de hacerlo, ya que se acercan las vacaciones de verano. Además, me vendrá bien porque llevo desde enero con mono decimonónico con toques de fantasía e intriga y no sé dónde buscar.
    Sin embargo, nada más leer la sinopsis de Los adivinos me ha llamado mucho la atención. A pesar de que te haya resultado largo, parece de lo poco salvable que hay últimamente en literatura juvenil. Apuntado queda y reservado en la biblioteca... si es que no se lo quedan que ya me ha pasado en otras ocasiones xD.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para lo que buscas "La orden..." es perfecta. Me gustó mucho la trilogía aunque el tercer volumen se pasa algo con las páginas.
      "Los adivinos" es estupenda pese al pero que encuentro. Bien escrita, bien dialogada, divertida, ágil, con una ambientación y personajes estupendos... Realmente es de lo poco que me ha llamado la atención en literatura juvenil en los últimos meses. El resto me produce verdadera pereza.

      Eliminar
  8. No he leído la Orden de la Academia Spence. Ni creo que lo haga, porque estoy un poco saturada de trilogías. Pero a este libro le tenía echado el ojo y no me decidía. ¡Es que hay tanto libro juvenil por ahí que promete mucho en la contraportada y que no llega a lo que promete! Tu reseña me ha decidido, así que probablemente caerá en la próxima visita a la librería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten presente que "Los adivinos" es primer capítulo de trilogía (creo que es trilogía, vamos). La ventaja que tiene "La orden..." es que está toda publicada y reeditada y no es difícil encontrar los volúmenes. Es una autora muy, pero que muy interesante.

      Eliminar
  9. La primera vez que leí la sinopsis de este libro me dije que debía leerlo. ¡Me encantan los años 20'! La Orden de la Academia Spence empecé a leerla hace unos días en inglés, pero hasta el momento no he avanzado del capítulo tres. La manera que presenta Bombay me hizo enojar mucho. No era capaz de leer un párrafo sin encontrar algún cliché o alguna incongruencia histórica. Me dió la impresión que la autora ni se molestó en leer la página de wikipedia acerca del Raj Británico. Pero bueno... espero que mejore más adelante.

    ¡Excelente reseña! (como siempre :)). Si no es muy caro este libro, es seguro que lo compro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí "La orden..." es una buena novela. La verdad es que prescindí bastante de la ambientación histórica y me centré en la brujería y lo perras que son las protagonistas entre ellas. En las novelas de "ambientación exótica" suelen acabar los autores en el cliché (y por "ambientación exótica" también incluyo aquellas que pasan en ese París de croissants y baguettes). Para mí es una buena trilogía. Algo larga, la verdad.

      Gracias por lo de excelente. El precio del libro... como casi todos.

      Eliminar
  10. ohhh, solo por los felices años 20 va para la lista!!!! :D ganazas me dan ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por muchas cosas más, Mara. Añade protagonista descarada.

      Eliminar
  11. Tu reseña me ha hecho feliz =D Salvo por el nº de páginas (piensa en Grey, 540 para contar mucho menos *jojojo, revivo tu peor pesadilla!!!!*) me alegro de que Libba siga siendo la escritora que me enamoró con la Academia y su relato corto en la antología Vacaciones en el infierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra hacerte feliz. Es una buena novela, de verdad. Larga, pero buena. Lo que no se puede decir de otras que eran largas y... bueno, gracias por hacerme revivir según qué cosas.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.