jueves, 4 de diciembre de 2014

Trilogía victoriana de Félix J. Palma


El mapa del tiempo, ed. Algaida
El mapa del cielo, ed. Plaza y Janés
El mapa del caos, ed. Plaza y Janés
tres novelas de Félix J. Palma

Esto que viene ahora no es una reseña al uso. Es una declaración personal de aprecio de un lector a la obra de este autor.

Reconozco que soy un lector egoísta. No comparto todo lo que leo. Hay libros, ya sean ensayos o novelas, que me emocionan, sacuden, golpean y aturden de los que no hablo. Autores que guardo solo para mí y que pese a que sus obras han cambiado mi forma de ver la vida, el universo y todo, no hablo de ellos. No tienen que ser necesariamente mis autores favoritos, algunos de ellos hace años que no los leo y su obra ha dejado de interesarme. Hablo de escritores o libros que en un momento u otro, golpean y te cambian como lector.

De estos autores no hablo en el blog. Me lo guardo y atesoro. Me refiero a gente como Jane Austen (sentido del humor y creación fina de personajes), Stevenson (sentido de la aventura, la maravilla y que la literatura es algo más), John Irving (la literatura como una mezcla extraña de comedia y tragedia en un mismo momento), Terry Pratchett (sí que he hablado de él, pero la proporción de más de treinta novelas leídas y solo tres reseñadas es significativa), John Connolly (el viaje a los abismos del ser humano), Shaun Tan (un libro suyo cambió mi vida y me hace estar donde estoy ahora mismo), el puñetazo emocional y literario que supuso Knockemstiff, la absoluta y ciega adoración a cómo está escrita Madame Bobary, los juegos literarios de Georges Perec o el abismo moral que supone cada incursión en la obra de Dostoievski, el sentido del humor y la sátira posmoderna de David Foter Wallace, y muchos etcéteras. Autores que me reservo y que no quiero compartir. Y Félix J. Palma, un autor cuya obra me hace feliz.

Leí El mapa del tiempo por una recomendación directa de Susana Vallejo, madrina de este blog en una tertulia de ciencia ficción y fantasía que por el año 2009 se hizo en Igualada (y cuya pequeña crónica se menciona aquí). Al lunes siguientes me hice con el ejemplar que había en la librería y lo devoré en pocos días. La lectura de El mapa del tiempo fue una de las mayores y más felices sorpresas que me había encontrado. ¿Por qué? Por un motivo muy simple, el sentido de la maravilla.

El mapa del tiempo fue un libro que me recuperó el entusiasmo y la sorpresa con la que abría los libros en mi infancia. Las primeras lecturas de Verne, Stevenson, Salgari, Doyle y sí, Wells. El mismo espíritu de aventura, de sorpresa, de viaje con un punto irónico y cargado de humor. Las aventuras y desventuras de un puñado de personajes que orbitan alrededor de la figura de H.G. Wells (al que a lo largo de la trilogía acabas apreciando como a un amigo) y su novela La máquina del tiempo fue un mazazo literario.

La novela es sencillamente brillante y repleta de hallazgos. Desde el juego de ese narrador metomentodo y algo sabihondo, la natural y bien inclusión de personajes reales, una utilización barroca y preciosista del lenguaje que, a la vez, resulta natural y fluida. Una segunda parte sencillamente magistral y que es una de las mejores creaciones literarias basadas en la paradoja temporal. Un libro repleto de sorpresas y maravillas que no se agota en sí mismo y se expande. Y que rompe convenciones y género. Más allá de los injustos prejuicios que pueda inspirar la ciencia ficción, El mapa del tiempo es una excelente novela que puede entusiasmar a cualquier tipo de lector que busque una historia muy bien escrita y narrada.

En El mapa del cielo, Félix J. Palma sube las apuestas. De La máquina del tiempo pasa a La guerra de los mundos, y construye una apasionante historia de aventuras y romance a la vieja usanza apostando por la ciencia ficción, el homenaje a la serie B y multiplicando las referencias sin que estas sean un simple capricho de autor. El mundo victoriano de viajes en el tiempo y dimensiones paralelas crece con personajes, tramas e interrelaciones. Las dos novelas se alimentan en un juego de referencias y puentes, pero a la vez consiguiendo que ambas novelas sean independientes una de otra. Un reto por amor, un extraño que salta por el tiempo, una amenaza enterrada en el hielo. Una novela compleja, muy divertida, emocionante y quizá la más romántica de las tres que conforman la trilogía. De inicio algo lento y con un pequeño exceso de páginas, la novela acaba arrastrando al lector a una lectura entusiasta llena de acción y suspense donde acaba tocando múltiples subgéneros de la ciencia ficción y difuminando las fronteras entre ellos, todo acompañado de ese estilo adictivo al que nos ha malacostumbrado J. Palma.

Y este año por fin nos llegó la esperada conclusión de esta trilogía, El mapa del caos. Como lectores echamos de menos el factor sorpresa de la primera novela, pero el mundo que ha creado Félix J. Palma nos resulta cómodo y familiar. Tanto las tramas como los personajes de la novela ya los sentimos nuestros y reconocemos escenas, momentos y situaciones desde otro punto de vista. Ahora el centro de atención es El hombre invisible sin olvidar a otros libros y autores como Alicia en el país de las maravillas o El sabueso de los Baskerville. Quizá es la más convencional de las tres novelas y donde el narrador se muestra más tímido, pero sigue habiendo en sus páginas un alarde de imaginación y talento admirables. La novela concluya las tramas que las anteriores novelas habían dejado abiertas (aunque en la lectura de las respectivas novelas están admirablemente cerradas) y acaba de explorar a fondo el universo de universos paralelos que ha conformado esta trilogía. De nuevo el lector se ve desbordado por la inventiva y por la maravilla y se siente embargado de esa euforia que solo sabe proporcionar la buena novela de aventuras y ciencia ficción, esa capacidad de ir y ver más allá al romper los límites de nuestra realidad. Un canto de amor a la imaginación pura.

La Trilogía Victoriana es uno de los proyectos más ambiciosos y mejor conseguidos de la narrativa española, considerando género o sin hacerlo. Una obra compleja, densa, bien construida, terriblemente adictiva y entretenida. Que sabe jugar con los géneros, romperlos, ironizar y deconstruirlos y repleta de páginas, imágenes, momentos y secuencias sencillamente brillantes y admirables. Un proyecto que sirve de homenaje a toda la literatura de una época que invitaba a soñar y a llevar la imaginación más allá y que, además, es una emotiva declaración de amor a H.G. Wells, uno de los escritores fundamentales y más influyentes de finales de siglo XIX y XX. Sin su obra, la literatura de género fantástico y de ciencia ficción no sería igual (seguramente más pobre) y, por tanto, la historia de la literatura sería mucho más triste. Cuatro novelas, las tres mencionadas y La isla del doctor Moreau, absolutamente imprescindibles para cualquier lector.

Como lector, ha sido uno de los viajes más placenteros, agradables y vibrantes de estos años. En un momento en que ya llevo un bagaje como lector muy importante a la espalda y cada vez cuesta más encontrar un libro donde admirarse, la obra de Félix J. Palma, estas novelas y sus libros de cuentos, ha sido un hallazgo excelente y un viaje inolvidable. Una obra que me hace feliz como lector y que consigue eso tan difícil de hacerme querer escribir; contagiar el entusiasmo por el arte de explicar historias, de trenzar y forjar palabras con el esfuerzo del trabajo diario, la constancia y la búsqueda de la palabra justa.

Y por todo esto, por el viaje, la aventura y el sentido de la maravilla, gracias.

Otras obras del mismo autor


19 comentarios:

  1. No me he estrenado aún con el autor, pero con tu entusiasmo, me tendré que lanzar si o sí.
    Por cierto, ¿qué es eso de que te guardas lo mejorcito para ti solito???? Ainssssssssssss
    Es broma, me parece genial. Buena reseña.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un enorme autor con una obra bellísima, tanto en novela como en cuentos. Empieza por donde quieras que es bueno.
      Soy un egoista. Hay lecturas que no comparto con nadie. Son tesoros que me guardo.
      Gracias y muchos saludos.

      Eliminar
  2. Opino exactamente lo mismo que tú, después de toda una vida leyendo cuesta que te sorprendan, por eso justamente a veces me atrevo a decir que son mis libros preferidos, me parecen una auténtica maravilla fruto de una mente maravillosa. Y te tengo que decir que debemos tener telepatía, no es la primera vez, si no recuerdo mal, que hablamos sobre lo mismo a la vez en nuestras entradas o que justo estoy leyendo o he comprado lo que comentas jejej. Yes que acabo de publicar hace unos minutos un vídeo en el blog, en el cual al final hablo sobre la trilogía de Félix, si te interesa comento un poco algo que él explico sobre el orden de lectura y es bastante curioso, si lo ves ya me cuentas. Si no te apetece no hace falta que veas el vídeo entero puedes ir a los últimos minutos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debemos llevar unas carreras lectoras casi paralelas porque sí que coincidimos en lecturas de vez en cuando. Voy para allá y me miro el vídeo.

      Los libros son una maravilla, con páginas y momentos brillates y admirables. La sorpresa que me encontré fue inmensa y nunca se lo agradeceré bastante a Susana Vallejo la recomendación. Necesito más libros así.

      Eliminar
  3. Se me olvidaba decirte que aun no he leído el tercero, pero va a ser una de mis próximas lecturas y estoy segura de que no me va a defraudar, porque cuando leí el primero tuve miedo de que el otro no le llegara ni a la altura del betún, ya que me parecía imposible repetir tal proeza literaria (primero leí el del Cielo) pero sí me gustó de igual forma, lo cual me sorprendió. Y de hecho no me he atrevido nunca a publicar las reseñas porque son tan fabulosos los libros que no sabría por donde empezar, a parte de que los leí antes de tener el blog, pero bueno, cuando lea el tercero hablaré sobre los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo de no publicar reseñas. Son libros que te quieres guardar para ti de forma egoísta. Reconozco que con lo que me gusta mucho, lo hago. No comparto durante un tiempo, luego que todo el mundo lo conozca. El tercero sigue la línea y tiene partes muy buenas, de verdad. Espero que lo disfrutes y estaré atengo a esa reseña de los tres libros.

      Eliminar
  4. Llevo como un mes con esta trilogía en el punto de mira.
    Estas navidades cae seguro, tus reseñas siempre terminan de animarme.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale mucho la pena meterse en el universo de J. Palma y en las visicictudes de HG. Wells. Creo que es uno de los proyectos literarios más interesantes que se han dado en la literatura española. De género, seguro.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Estoy enamorada de esta triología. Por desgracia, solo he leídos dos de sus libros y el segundo, aunque me gustó, emocionó y llegó tanto como el primero, no lo leí en tan buen momento. Sea como sea, estoy esperando ese instante para leer El mapa del caos y volver a disfrutar de la obra magistral del autor.
    Una entrada genial.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último es una estupenda conclusión, aunque mi favorito sigue siendo el primero. Su segunda parte es sencillamente brillante.

      Besos.

      Eliminar
  6. yo quiero tener elprimero y el tercero. Ojala los compre el año que viene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá los encuentres y los disfrutes como merecen, Nina.

      Besos.

      Eliminar
  7. vale, este ya estaba en la pila de deseos y ahora que está la trilogía completa seguro que cae :)

    ResponderEliminar
  8. El mapa del tiempo es mi libro favorito de todos los tiempos junto a las obras de Roald Dahl y Neil Gaiman. Me encantó por sus distintos giros y lo bien planificada que estaba la historia. Coincido en lo que dices: el romance de la segunda aventura es perfecto. Aparte de eso, los viajes en el tiempo siempre han sido una de mis obsesiones, junto con el steampunk (siempre le echo la culpa de lo último a la película El secreto de la pirámide, aunque no pertenezca estrictamente a este género).
    El mapa del cielo también me gustó muchísimo, pero me cansé más porque tuve que dividirlo al leerlo en época de exámenes (recuerdo que había partes especialmente terroríficas, cuando los marcianos habían conquistado el mundo). Ahora tengo El mapa del caos en casa y deseo hincarle el diente, especialmente por saber cómo concluye la historia y las tramas de Carroll y Doyle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mapa del tiempo es sencillamente brillante. Tengo ganas de dejar pasar un añito más y releerlo con calma y perderme en los detalles. La segunda parte es genial. Tantas paradojas temporales sin moverse del sitio. Estupendo, emocionante. Lo tiene todo. A mí si me pones viajes en el tiempo o dimensiones paralelas ya me tienes medio comprado.

      El mapa del cielo me encantó y esta conclusión, aunque el factor sorpresa ha desaparecido, me parece un buen final. Quizá algo más convencional en la forma de narrar, pero con muchas ideas, mucho buenos momentos y páginas realmente buenas.

      Es un placer encontrarse libros así.

      Eliminar
  9. Y yo te doy las gracias por tener la generosidad de hacer una excepción y compartir con nosotros una de tus debilidades lectoras. Me encanta cómo nos has presentado estas novelas, eres muy convincente. Como te dije, tengo por aquí la tercera parte, pero te haré caso y las leeré por orden. Me echa para atrás lo largas que son, pero algún día encontraré el momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Léelas, de verdad, Rusta, que merecen mucho la pena. Olvídate de géneros o preferencias y déjate llevar por la forma de narrar de J. Palma. Se disfruta mucho. La segunda parte de la primera novela es sencillamente magistral.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.