viernes, 27 de mayo de 2011

"La chica que amaba a Tom Gordon" de Stephen King

La chica que amaba a Tom Gordon, Stephen King, DeBols!llo, 2003

De chico perdido en el bosque, a chica perdida en el bosque. Resulta curioso como en ocasiones se nos encadenan lecturas de temáticas similares, pero escritas desde ópticas muy diferentes.

Trisha tiene nueve años y está con su madre y su hermano mayor haciendo una excursión por los inmensos montes Apalaches. Estos dos no hacen más que discutir y no hacen caso a Trisha ni cuando les pide repetidamente detenerse un momento para ir a mear. En un arranque propio de una niña de nueve años, Trisha se separa de ellos y se va alejando hasta que se da cuenta de que está perdida. Y cuanto más intenta encontrar el camino, más se aleja de él hasta que pierde el sentido de la orientación y se encuentra sola en medio de un paraje hostil.

Esta novela del maestro Stephen King hacía años que rondaba por casa. La compré en una minúscula papelería que tenía cuatro o cinco libros de bolsillo, al llegar a casa la dejé encima de una estantería y seguí viviendo, me fui ocho meses a Barcelona, volví a Igualada, seguí viviendo y cambiando de trabajo, conocía a A., nos fuimos a vivir juntos, dos años en un piso minúsculo, cambiamos de piso, el follón de la mudanza, visita a casa de mis padres, lectura que se me acaba, busqueda de algo corto y me topo con La chica que amaba a Tom Gordon, un libro que compré hace muchos años y que dejé abandonado.

Lo primero que llama la atención de esta novela es que para los parámetros que suele manejar Stephen King, es una novela corta. Estamos hablando de un libro de apenas 240 páginas en el que King desarrolla la historia de Trisha y su supervivencia en un medio hostil. 240 páginas que son... demasiadas. Este es quizá el punto débil de la novela. La anécdota que sustenta la narración es demasiado pequeña  para ocupar tantas páginas sin caer en alguna repetición innecesaria y algún momento vacío. La historia de supervivencia de Trishia sería perfecta para un cuento o para una nouvelle, una novela es demasiada sartén para tan poco arroz.

Salvando este escollo, Stephen King nos regala una historia de suspense y terror con los elementos mínimos y  jugando a configurar un enorme personaje y a trabajar el miedo desde dentro consiguiendo un conseguido retrato psicológico de Trisha. La novela está explicada por entero acompañando a Trisha, pero no desde su punto de vista. Un narrador juguetón que salta y nos explica los errores que comete o nos lleva a los trabajos policiales, la desesperación de una madre y la culpa del hermano mayor para ir aumentando la inquietud. El lector se hace participe de la angustia de la familia y de la propia Trisha. Estamos hablando de una niña perdida en el bosque.

Y King se adentra en la exploración de sus miedos, de su soledad y desesperación, de la forma en que sobrevive a duras penas, pero sigue en camino. No se escatiman detalles dolorosos, ni angustia. Trisha sangra, grita, se duele, enferma y a cada paso su vida podría extinguirse. Un walkman se convertirá en su asidero a la cordura y a la vida ya que gracias a él puede escuchar los partidos de los Red Sox y dar un paso más. El retrato psicológico de Trisha es pormenorizado, realista y creíble. Es por ella que el andamiaje de la novela aguanta. Un personaje central menos conseguido y todo este castillo se desmorona. Una novela que puede leerse como un ejercicio de estilo y que acaba hablando y trascendiendo a asuntos espirituales. El viaje de Trisha es físico, emocional y espiritual, pero sin moraleja, ni condescendencia, ni moralina. Una novela mucho más esperanzadora de lo que nos tiene acostumbrados King.

Y el elemento fantástico. Que para mí está aunque no de la forma a la que nos tiene acostumbrados King. Producto de la mente de Trisha, esa bestia que conecta la novela de forma tangencial con la obra maestra de El señor de las moscas (otra epopeya de supervivencia). Con un brillante enfrentamiento final y una buena dosificación a lo largo de la historía, esa bestia resulta atractiva y muy inquietante.

La chica que amaba a Tom Gordon no es de lo mejor de Stephen King, ni es una de sus novelas más conocidas, pero ha resultado una lectura agradable para estos días complicados de mudanza.


Otras opiniones del mismo libro
Las mujeres que lee son peligrosas
Moshi Moshi
Pulp Terror

14 comentarios:

  1. Yo siempre he defendido que la maestría de King radica, sobre todo, en la capacidad que tiene de retratar a los personajes y a sus relaciones, con el ambiente y con el resto de personajes que le rodean. Opino como tú: la situación no da para tanto, suerte de Trisha. Eso sí, tan típico de King: una novela más de situación, como El juego de Gerald, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  2. Eomoi, exacto. No podía dejar de pensar en "El juego de Gerald". Una de esas novelas de una situación límite y exploración psicológica... Trisha está muy bien, la novela, estirada. Como "El juego...", al final me sentí un punto decepcionado con la resolución.

    ResponderEliminar
  3. A mí me encantó. Oí comentarios tanto buenos como malos sobre el libro y dudé cuando empecé a leerlo, pero una vez te metes en la historia no deseas salir.
    Trisha es un personaje entrañable, uno de mis favoritos.

    ResponderEliminar
  4. Luther, La verdad es que yo no había oído absolutamente nada de esta novela antes de ponerme a leerla. Me gustó, Trisha es lo mejor, pero la encuentro desigual en las páginas... el elemento fantástico me encantó.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. A mi me gustó mucho, aunque tengo que reconocer que soy una gran seguidora de King. Me gusta especialmente el hecho de que con una pequeña anécdota monte toda una historia, y que nos mantenga en vilo con el miedo a lo desconocido, ya que en ningún momento vemos una amenaza real o seres sobrenaturales, como en otras novelas suyas.

    ResponderEliminar
  6. Carol, para mí King es uno de los mejores narradores americanos del siglo XX y soy un gran fan de su obra. "La chica..." me gustó. Creo que le sobraban páginas, es todo. Me gustó la forma de introducir el miedo y el elemento fantástico... el puede ser, pero no... Eso sí, Trisha entra de forma directa entre los mejores personajes de King.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, Stephen! Afortunado es el escritor que despierta tantos odios como pasiones ^^

    Yo no fui capaz de apreciarlo como debía (allá por mi época de adolescente inconformista), pero tengo una amiga que me presiona desde entonces para que me lea la Tienda de Mascotas. Pero por lo que estoy leyendo creo que tendré que leerme antes este jejeje.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  8. Veritas, yo te recomendaría "Misery" o "La zona muerta" como de lo mejor de King. Es una prosa directa, sencilla y bien trabajada... es un gran narrador. Lo mejor es la caracterización psicológica...

    ¿Con "Tienda de mascotas" te refieres a "Cementerio de animales"? Es que ea no la conozco, la verdad.

    ResponderEliminar
  9. Buena opinion me gusto descubri tu blog ya ya te sigo :) te invito al mio

    ResponderEliminar
  10. Bam112, bienvenida y espero que te lo pases bien por estas páginas. Iré de excursión a tu mundo, te lo puedo asegurar.

    ResponderEliminar
  11. tengo un gran pendiente con stephen, nada que lo he leido >.< este me llama ^^

    ResponderEliminar
  12. XDDD Perdón, perdón por el error garrafal.... Eso es lo que pasa cuando estás de exámenes y piensas poco (menos de lo normal, es obvio cuando intentas recordar lo estudiado dejas de pensar y solo recuerdas)

    El libro que me presiona a leer mi amiga es "LA TIENDA" nada más... -No la tienda de mascotas :P- Y como también me habló varias veces de cementerio de animales creo que se me cruzaron los cables en un popurrí de los buenos (no es la primera vez que me pasan estas cosas, debería estar acostumbrada)

    Y ahora, después de un error solo digno de los inconscientes, dejo que me encerréis en una casa con una fanática, me obligueis a vivir bajo niebla mortal o lo que se os ocurra a los fans de este escritor jjejejeje

    Corramos un es-tupido velo, por favor :P

    ResponderEliminar
  13. A ver si pronto me leo algo más de este señor, del que sólo he leído "La milla verde" y "El retraro de Rose Madder" y de ambos tengo buenísimos recuerdos.
    Aunque vaya, que seta tan "cortito" y te parezca largo... xD Ñañañaña. Cuando siga con él, será alguno más típico, seguramente.

    PD: ¿has leído la novela "Incarceron"? No la he visto en tu lista del blog y me gustaría saber tu opinión .P

    ResponderEliminar
  14. Nina, pues encontrarás a un autor imprescindible o a un autor odiado. "La chica..." no es de las mejores, pero es muy entretenida. Para mí "Misery" es de lo mejor y "Apocalipsis" es un viaje increíble a lo mejor (y lo peor) de Stephen King.

    Veritas, no pasa nada, pero es que me dio rabia no controlar una novela de SK. "La tienda" tiene ochocientas páginas muy buenas, pero el final me dejó muy chafado. No te encerraré en ninguna parte... no podría... ya enviaré de visitas a unos amigos extradimensionales.

    Hechicera, no he leído ninguna de las dos novelas que mencionas. Me pondré con ellas en algún momento... es que "La chica..." no es de las mejores novelas, pero sí tiene un gran protagonista. Paradójico.

    P.S. No he leído "Incarceron". Hice pedido para Sant Jordi, pero no me la sirvieron y me quedé sin ejemplares. Supongo que algún día, pero vete a saber.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.