martes, 31 de mayo de 2011

"La resistencia. Malice II" de Chris Wooding

La resistencia. Malice II, Chris Wooding, Montena, 2010
La resistència. Malice II, Chris Wooding, Estrella Polar, 2010

Los chicos atrapados en Malice han descubierto que el único modo de escapar de Jake El Largo es reuniendo a sus enemigos... aunque lo más difícil va a ser encontrarlos.

Y nada más de resumen argumental no vaya a ser que fastidiemos la novela a alguien.

Segundo y último capítulo de binomio de Malice cuyo primer capítulo es aquel Atrapados que reseñé cuando este blog iniciaba sus primeros pasos (una reseña que, por cierto, apareció unos meses después de forma integra en otro blog... o me la plagiaron o el cuento de Borges de Pierre Menard se ha hecho realidad en plan cutre). Leía hace ya unos meses, pero no reseñada hasta ahora porque siempre me ha costado mucho ponerme con las reseñas de las continuaciones. ¿Qué se cuenta y qué no se cuenta y cómo se explica para no fastidiar la lectura a nadie?

Seguimos donde acabamos la primera parte. Las constantes que hicieron de aquella lectura una experiencia fantástica (la acción, los monstruos, el mundo de Malice, la inclusión de los cómics, los personajes, etc.) continúan en esta parte con el handicap de la eliminación del factor sorpresa. Ahora queda la exploración del universo y la acción. Porque si la primera parte apostaba más por la sutilidad acercando la novela a los límites  del terror, La resistencia es más una novela de aventura pura donde la tensión se cambia por adrenalina. Y esto es lógico si se piensa que los protagonistas ya no le tienen miedo a Jake el Largo... ahora van a por él.

La resistencia es más de todo. Más acción, más monstruos, más personajes, más sufrimiento y más Jake el Largo. De lectura electrizante motiva a ir pasando páginas y a una lectura que no supere los dos días. Y, al igual que en la primera parte, las partes del cómic complementan, apoyan y hacen más grande la narración. Y, como en la primera parte, King, Lovecraft, Tolkien y otros están detrás de las batallas y los personajes.

Y se explica el origen del fascinante mundo de Malice. El arte. Una metáfora del poder la fantasía para crear nuevos mundos. De la creación artística como última responsable. Del poder que adquieren los personajes por encima de sus creadores. Y una niña llamada Alice que dibuja.

La saga de Malice es para mí una de las series de aventuras más entretenidas y divertidas que me he leído en tiempo. Una muestra de excelente y original novela de acción para lectores a partir de doce que, de forma inexplicable (bueno, inexplicable no, demasiados títulos, poca promoción, prejuicios, etc.) ha pasado desapercibida. Una lástima porque es un ejemplo perfecto de narración, de buena estructura y de como en dos capítulos se puede explicar una gran historia sin necesidad de hinchar la historia por un volumen más.

El arte de narrar puro, de la descripción justa y el personaje adecuado. Un ejemplo perfecto de lo mejor en literatura juvenil de aventuras publicado en 2010. Y alejado de tópicos, con buenos giros argumentales y lectura febril.

Grande.


Otras opiniones del mismo libro
Mi rincón en las nubes
Los libros de mi vida

1 comentario:

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.