sábado, 14 de mayo de 2011

"Vampire Academy" de Richelle Mead

Vampire Academy, Richelle Mead, Alfaguara, 2009

Esta es la reseña de una lectura de insistencia. Lectoras, blogs y amigas me hablan de esta saga como la gran tapada de la literatura juvenil y me insisten que la lea y la disfrute. No te arrepentirás, aseguran. Y, al final, la leo. Y no me arrepiento. Pero tendré que leerme las continuaciones para sentirme arrebatado porque esta primera parte me ha entretenido, la he disfrutado, me ha gustado pero también me ha dejado un poco... ¿frío?

Rose es una dhampir. Y como tal tiene la misión de proteger a Lissa, una moroi. Traducción: Lissa es un vampiro de alta cuna y Rose su guardaespaldas. Su relación es mucho más estrecha que la de simple protector/protegido sino que son amigas íntimas. Al empezar la novela están huyendo de algo, pero las encuentran y son devueltas a la Academia St. Vladimir, una academia donde dhampir y moroi se educan y se entrenan para cumplir con sus respectivos papeles en el mundo. Alli y a regañadientes se vuelven a integrar en la rutina de la escuela hasta que la aparición de unos animales muertos hacen que su vida empiece a adquirir matices inquietantes y peligrosos. Y, por si fuera, poco ambas amigas se sienten atraídas precisamente por los chicos que menos les convienen.

Y aunque hay mucho de argumento que me dejo, no explico más porque una de las gracias de toda novela es ir descubriendo poco a poco el universo que nos presentan los autores. La única información previa que tenía respecto a esta saga era ésta: salen vampiros. Y, bueno, esta expectativa se ha cumplido. Salen vampiros. ¿Y el resto de la novela? Me ha gustado. ¿Por qué? Porque ha sabido superar mis reticencias. Seamos sinceros, después de la conocida saga de los vampiros gusiluz las librerías se llenaron de novelas de ambientación vampírica (y licántropa y eterna y angelota, etc) que correspondían a una estructura muy marcada y prácticamente igual en todas ellas: chica más bien cortita que se enamora de forma servil del muchacho misterioso de turno y pasan más cosas, pero lo importante es que el amor, que sufran mucho y poco más.

Y, sinceramente, cuando en la librería ordenaba la sección de literatura juvenil y me encontraba con la saga de Richelle Mead no la tomaba ni en consideración porque pensaba que era otra más entre tantas. Y más cuando la primera frase de la contraportada hablaba de enamorarse. Paso, paso, paso. Pero un día me llevé un ejemplar a casa siguiendo un extraño impulso, la lei en unas horas y, vale, lo reconozco, estaba equivocado. Me había dejado llevar por los prejuicios y si no hubiera rectificado me hubiera perdido una buena novela que me ha gustado mucho sobre todo porque no estamos ante una novela romántica. Sale amor, sí, pero Vampire Academy es una novela de aventuras llena de personajes bien construidos.

Richelle Mead ha utilizado la forma habitual de la novela juvenil romántica paranormal vampírica (joder qué largo que es esto) para construir una novela de aventuras de corte clásico que me ha recordado a parte de la novela policíaca que devoré durante una época de mi vida. Un protagonista-un misterio-un espacio-una resolución. Y ya está. Un juego con pistas falsas, sospechosos, sorpresas y giros finales con la revelación de un gran secreto. Y Mead ha sabido aprovechar esta estructura de toda la vida para introducir un mundo vampirico que sin ser lo más original del mundo, es efectivo, agradable y promete (en esta primera parte se queda un poco en la superficie, pero supongo que se resolverá en las siguientes entregas). Y lo ha poblado de buenos personajes creando una heroína que de de nuevo se apoya en referentes clásicos y que por eso resulta tan original.

Al igual que con los detectives de novela negra, el amor pasa a un segundo plano si hay una misión por delante. Rose es decidida, fuerte, bocazas, metepatas, intuitiva y fiel. Su misión es proteger a Lissa y eso pasa por encima de sentimientos o deseos. Esto hace que la novela no se convierta en una laguna de personajes babeantes cada vez que aparece el chico en escena, sino que estructura los sentimientos de forma realista: atracción física y con el tiempo se van perfilando sentimientos más profundos. Y, es estupendo como Richelle Mead juega con el momento explosivo de amor y deseo para hacer avanzar la acción y no como momento hormonal gratuito. El resto de los personajes están muy bien configurados (y me refiero a Dimitri, a Lissa, al otro chaval que no recuerdo como se llama y etc.), pero no los voy a tratar uno a uno porque eso nunca lo he hecho en una reseña y no quiero estropear una lectura inocente de la novela.

Pero no es una novela romántica. El amor no es el centro del argumento. Creo que es más una historia sobre la amistad de dos mujeres en igualdad que la historia de un chico y una chica. La relación entre Rose y Lissa es una de las cosas que más me han interesado de este libro. No hay una relación de dependencia o subordinación que podemos encontrar en otras partes (me explico, chica prota-amiga gordita graciosa), sino dos carácteres fuertes que pueden gustar más o menos, pero que se miran a la cara. Dos amigas con todas sus consecuencias. Hay una valoración más adulta de la amistad y de las relaciones. E incluso diría que la acción, la aventura y la adrenalina están por encima del discurso romántico. Repito lo dicho más arriba, el momento romántico de la novela no es más que una argucia argumental para explicar algo mucho más importante. Y esto demuestra inteligencia al momento de escribir y estructurar la novela. No hay nada gratuito, no hay páginas de relleno y lo que aparece es porque la historia lo pide a gritos.

Entonces, ¿por qué te ha dejado frío la novela? Supongo que debe ser por ser el primer capítulo de una serie de seis y a momentos me parecía todo demasiado introductorio. Y será porque el misterio ya me lo sé. Un exceso de novela negra durante tres años seguidos hace que pocas investigaciones sorprendan. Y la de Vampire Academy es de primer curso. Todo lo que me ganan los personajes, la ambientación, la estructura y el estilo de la autora, me lo pierde el punto convencional de la trama. Lo siento, ya me la sé. Desde las primeras páginas ya sabía que el asesino es el Señorita Rojo en la biblioteca con el candelabro. Y eso me enfrío y, la verdad, por mucho que me gustara cómo escribe Richelle Mead no consiguió que superara ese punto de deja vú que me ha dejado esta primera entrega.

Esto no quita que tengo ganas de volver a visitar la Academia y seguir las andanzas de Rose y Lissa. Algo me dice que esta saga tiene todos los elementos para convertirse en algo grande y que eso ocurrirá en las siguientes entregas. Así que en unas semanas me pongo con Sangre azul.

Y veremos qué pasa.

Otras opiniones sobre el mismo libro
Devoradora de libros
Constelación de libros
Juvenil Romántica

E imprescindible información sobre las criaturas que poblan este mundo:
Los seres de Vampire Academy

10 comentarios:

  1. ¡Cómo me alegra que te haya gustado!

    En su momento le di un 9/10, pero ahora, con los seis libros leídos, puedo decir que el primero es el más flojo de todos. A partir del tercero es cuando la cosa se hace grande, Richelle arriesga y... En fin, ya lo verás ;)

    ResponderEliminar
  2. pues bueno, yo espero leerlo! porque veo que no es taan corriente como dicen :D

    besos!

    ResponderEliminar
  3. Sé que no tengo perdon por no haberme leído estos libros aún, pero me echa para atrás eso de que sea una saga tan larga.
    Algunas sagas me saturan y no quiero quedarme sin descubrir el final de una historia por estar saturada. Si empiezo y me gusta sigo leyendo, pero si me saturo y sigo leyendo termino por aborrecer a los personajes y me llevo un mal recuerdo de la saga. (Esto tiene más sentido del que parece, lo juro)

    Supongo que, al teminar mi estupendo barbecho rodeada de ladrones y magos mal hablados, terminaré por leerla...

    Gracias por la reseña, un beso ^^

    ResponderEliminar
  4. Rusta, me ha gustado, me ha gustado. A pesar de los "peros" ha sido una lectura muy gratificante y entretenida. A ver como se desarrolla todo. La promesa del riesgo hace que me sea mucho más atractiva, la verdad.

    Liz, con solo uno leído de momento es corriente. Pero tiene puntos que la diferencian. Sobre todo que lo romántico es algo más y no el centro de todo.

    Veritas, me pasa lo mismo que a ti. Me molesta comenzar sagas y más cuando no están todas publicadas en este país. Espera a que lo publiquen todo y entonces lánzate. Creo que te podría gustar. Besos para ti también.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola!!
    Buena reseña ^^ De acuerdo con casi todo. Para mi, una experta en series policiacas pero no en novelas policiacas, no fue tan sencillo descubrir quién era el malo. La verdad es que Richelle consiguió capturarme en el plano misterio con este primer tomo, en cambio del segundo yo resaltaría mucho más las relaciones entre personajes y la acción de las últimas 100 hojas *O*
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Nortia, gracias. Al poco ya me imaginé... siempre uno de cerca y más si parece debil o tonto... Creo sinceramente que Richelle acertó al centrar este primer tomo en la acción y en el misterio... sirve para presentar personajes, para presentar el mundo, para presentar relaciones sin tener que tragarnos uno de esos volúmenes introductorios. Una opción muy inteligente. En poco me pongo con el segundo.

    Besos para ti también.

    ResponderEliminar
  7. A mí ya el primero me dejó totalmente arrebatada, jajajaj, lo leí en inglés y no podía esperar a que saliera el segundo. No conocía a nadie que los hubiese leído así que por esa parte también lo pasé mal. ¡Qué alegría me llevé cuando vi que los empezaban a sacar en español! Lástima lo mal que lo ha hecho Alfaguara con esta serie, ojalá los derechos los hubiera comprado Planeta o una editorial con un poco más de buen ojo y un poco más de respeto hacia los lectores de sagas...

    ResponderEliminar
  8. Lana,

    tengo ganas de seguir con la serie a ver si me convierto en uno de esos incondicionales. Sobre la edición de Alfaguara me guardo la opinión... no invita...

    ResponderEliminar
  9. Empezaré esta saga en inglés, si ustedes al otro lado del charco tienen problemas con la publicación de los libros, no tengo que decir que mis problemas son más serios, así que me aferro a la fiel compra por Amazon y a leer se ha dicho, que tu reseña afianza mis ganas de iniciar la saga ^^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La publicación en España de esta serie es agónica. Con suerte, un libro al año y siempre con la posibilidad de que la editorial se canse y no publique más y... algo maltratada está.

      La saga gana mucho puntos en los siguiente volúmenes. Tercero y cuarto son apoteósicos. Gran protagonista y muy buena evolución.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.