martes, 19 de julio de 2011

"Sangre azul. Vampire Academy II" de Richelle Mead

Sangre azul. Vampire Academy II, Richelle Mead, Alfaguara, 2010

Los strigoi* han atacado y una familia de moroi junto con sus guardianes han sido masacrados. Las primeras investigaciones dicen que esta vez los strigoi han atacado en unión con humanos. El miedo se adueña de la Academia St. Vladimir y se decide el traslado a un estación de esquí donde se supone que todos estarán más seguros.

Alli Rose seguirá su aprendizaje de guardiana junto a Dimitri, por el que se sentirá cada vez más atraída. Conocerá a Adrian, un moroi que se salta cuatro o cinco convenciones y que esconde secretos. Su mejor amigo quiere dejar la amistad y pasar a ser otra cosas. Gracias al vínculo que tiene con Lisa tiene que aguantar ver a su amiga montándoselo con su novio Christian. Y a todo esto, la visita inesperada de su madre con la que mantiene una perfecta no-relación, los ojitos que Dimitri le pona a otra muchacha y la eterna amenaza de los strigoi. Vamos, unas típicas y tranquilas vacaciones.

Segunda parte de la serie de novelas Vampire Academy de Richelle Mead. La leo unos meses después de acabar la primera parte, novela que me dejó un buen sabor de boca, pero sin llegar a los entusiasmos que me he ido encontrando por estos mundos blogueros. Eso sí, me dejo el suficiente para llevarme a casa un fin de semana esta Sangre azul y leérmela con tranquilidad. ¿Resultado? El mismo que la primera. Me ha gustado, me ha entretenido, pero sin entusiasmo. Reconozco que esta serie es una de las mejores en literatura juvenil que estoy leyendo en los últimos tiempos, pero sigo sin encontrar un punto de conexión con ella.

Rose crece como personaje y sienta las bases para el proceso de maduración que supongo que se verá en las siguientes partes. El enfrentamiento con su madre (y con una posible visión de su futuro) es una de las partes que más me ha interesado porque incide en lo más remarcable de la serie de Richelle Mead: su voluntad de humanizar a los personajes. Fortalezas y debilidades. Heroísmos y egoísmos. Y de estos cuatro elementos va sobrada Rose. Su mayor conciencia de responsabilidad y cada vez mayor peso como líder (me gustó mucho su actitud en el último tercio de la novela de ir y salir por patas... no es necesario comportarse como un héroe para serlo).

Se añaden nuevos personajes (interesante Adrian y la madre de Rose), y se profundiza en los viejos. Bueno, menos en Dimitri que sigue siendo como era aunque en algún momento sonría. Y, lo que me gustó, se profundiza en la sociedad vampírica mostrando sus contradicciones y sus cobardías. Una sociedad caduca que tiene la obligación de adaptarse a la nueva realidad o desaparecer. Muy estimulante la idea de dhampirs y morois luchando juntos... infinitas posibilidades.

El libro continúa con ese estilo que sin grandes frases, ni muchas flores ni mucha evidencia, se revela efectivo, rápido y directo. Richelle Mead domina la forma y sabe estructurar la novela para que la historia fluya. Dosificación de información y juego con las cartas en la mesa. Agradezco el respeto por el lector y que no caiga en trampas narrativas o emocionales para provocar empatía. Lo primero, la historia.

Y lo que no me ha gustado... a lo mejor cometo una blasfemia, pero creo que le sobran páginas. Llega un momento que las dudas y cuitas amorosas de Rose se me hicieron algo repetitivas. Me gusta Dimitir, pero no, pues estoy con el otro (que ahora no recuerdo el nombre...), pero no, y Dimitri y... con un par de veces era suficiente, pero me dio la sensación de que había un abuso de esta disyuntiva para llenar páginas. Y como es el romance lo que menos me interesa de la novela, pues como que me cansó. Prefiero la acción, las discusiones y la evolución moral de los personajes que las cuitas hormonadas... soy así.

Ah, y los famosos strigoi. No es que no me hayan gustado, pero... bueno... esperaba algo diferente... son los malos de siempre... irónicos, lentos al hablar, crueles... vistos. Supongo que es culpa mía por tener unas expectativas quizá demasiado altas, pero no sé... casi que hubiera preferido que fueran animales irracionales... lo irracional da mucho miedo.

Por lo demás, bien. Entretenida, directa, rápida, llena de sentido del humor, buenos personajes, situaciones emocionantes y un par de momentos de antología. En unas semanas me pongo con la tercera... tengo la impresión de que la serie dará un fuerte salto cualitativo.

* Para cualquier aclaración sobre la terminología de los seres que pueblan esta serie de Richelle Mead, recomiendo leer este artículo que Cristina Anguita publicó en El Tiramilla. Lo digo porque ella lo explica muy bien y yo voy a pasar de hacerlo.


Otras opiniones del mismo libro
Devoradora de libros
El cementerio de los libros olvidados

11 comentarios:

  1. Me ha gustado la reseña, porque destacas lo mejor y lo peor. Para mí es muy importante leer comentarios así, contraste los llamó yo, porque me ayudan a tomar perspectiva sobre una historia de la que tengo muchas ganas por tanto oír hablar sobre ella. No dudo de la gran historia que Mead se trae entre manos, pero a veces desconfío cuando solo veo puntos de vista positivos sobre algo (no tiene mucho sentido, lo sé)
    Es una saga que leeré, seguro, pero he aprendido a no crearme altas espectativas (una de mis mejores decisiones fue NO leer Hermosas Criaturas, por ejemplo) para controlar las decepciones cuando algo no entusiasma.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la parte que me toca con esa recomendación final :)

    A mí este libro me encantó y se me hizo corto, aunque después de terminar la saga me parece bastante sencillo al lado de lo que viene después. Todo lo que comentas de la caracterización de personajes, la jerarquía de las razas, etc., se va desarrollando a medida que avanza la historia.

    Tengo ganas de saber qué te parece el tercero. Ya nos contarás.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo soy una enamorada de la saga, pero coincido contigo en todos esos puntos, también en los malos. Está bien que haya romance, pero a veces no me cuadra con Rose tanta duda, tanto desvarío. Sin embargo, sigo pensando que es de las mejores protagonistas de saga juvenil que he leído últimamente, me queda muy por encima de Katniss (a lo mejor también me tachan de blasfema a mí después de esto!). Una reseña genial, como siempre. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Veritas, es que puestos a ponerme a reseñar, lo mínimo es decir lo que me ha gustado o no. Realmente lo que Mead está consiguiendo con elementos muy sencillos (o por lo menos en apariencia) es una gran historia, pero estos dos primeros capítulos sientan las bases. Me gusta sin entusiasmos por querer construir personajes complejos y llenos de matices.
    Las expectativas son muy malas. Siempre intento no tener ninguna idea preconcebida antes de ponerme a leer. ("Hermosas criaturas" no la he leído, y dudo que lo haga).

    Rusta, al papa lo que es del papa y si te trabajas un reportaje, pues lo mínimo es utilizarlo de fuente. Con el tercero me pongo en unas semanas y a ver qué me parece. Me interesa el mundo que crea, la verdad.

    Eomoi, de blasfemia nada o por lo menos no en este blog que aquí todo el mundo puede decir lo que quiera. Indudablemente es de las mejores protagonistas que me he ido encontrando junto con Katniss y Karen (de "Generación Dead").

    ResponderEliminar
  5. excelente reseña! pues yo aun no he leido la saga.. y no me entusiasma demasiado leer ahora de vampiros..

    besos!

    ResponderEliminar
  6. genial reseña! a mi me llama muchisimo la saga, espero leerla!

    ResponderEliminar
  7. Nina, para más tarde. Es una serie que creo merece la pena leerla. Muy entretenida y bien escrita. Funcional y al grano, pero con gracia.

    Liz, adelante pues. Horas de gran diversión te aguardan.

    ResponderEliminar
  8. El tercer libro da ese salto, ya verás ;). Y el cuarto te robará el corazón, el quinto la respiración... Terminarás vampirizándote, librero.

    ResponderEliminar
  9. Alba, en un par de semanas me pongo con ese tercero. Le tengo muchas ganas, la verdad. Es una serie con la que me lo paso muy bien, y esos es mucho. Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  10. Pues a mí esta saga me ha emocionado tanto, tantísimo, que no le encuentro ningún fallo a ninguno de los libros, jajajaja, me encantan tal y como son. Quizás el cuarto se me hizo un poco largo en su primera mitad, pero quitando la saga de La Materia Oscura, Harry Potter y Los Juegos del Hambre, nunca me había encontrado con otros libros que me dejaran tan enganchada, ansiosa y desesperada por leer los siguientes como para estar con ellos en la cabeza durante días... Sí, sí, no me tomes por loca, jajajaja.

    Lana.

    ResponderEliminar
  11. Lana, que no, que no te tomo por loca, pero deja de hacer caso a la cabra del vecino. Si gustar, me gustan, pero de momento no pierdo la cabeza. A ver qué pasa con el tercero... en un par de semanas.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.