miércoles, 27 de junio de 2012

"El camino de los reyes. La guerra de las tormentas I" de Brandon Sanderson

El camino de los reyes. La guerra de las tormentas I, Brandon Sanderson, Ediciones B, 2012

Necesitaba algo bueno después de tragarme la torpeza argumental y estructural de Almas cruzadas. Quitarme el mal sabor de boca y perderme estos días de vacaciones en algo grande. Así que sin dudarlo me pilló de la estantería la última novela de Brandon Sanderson sabiendo que
1. Es larga (casi 1.200 páginas) y no me gustan las novelas largas.
2. Es el primer capítulo de una saga de diez (que no están ni publicados ni anunciados y vete tú a saber hasta donde está escrito)
3. El ejemplar pesa un kilo y medio.
Siendo consciente de todo eso, empiezo a leer. Y cuatro días más tarde acabo la novela con un solo pensamiento en mente:
Pero qué cabrón y qué bueno es este tío.

Hacer un buen resumen argumental de esta novela es complicado  no porque la novela sea difícil de leer, sino porque siempre están los detallitos que explican lo general y que son indispensables y etc. Ya sabéis que no me gusta extenderme en esta parte así que daré cuatro o cinco ideas y desarrollaré el asunto a lo largo de la reseña.

De momento tenemos tres líneas argumentales:

- Kaladin. Esclavo. Antiguo soldado, antiguo aprendiz de cirujano. Alguien educado para sanar que se gana la vida matando. Un personaje que recuerda al Raoden de Elantris y al Kelsier de El imperio final; un personaje que trae la dignidad y la esperanza a un grupo despojados de una y otra. Con esto no estoy diciendo que sean el mismo personajes, sino que Brandon Sanderson tiene un discurso y unos temas de trabajo que van repitiéndose en su obra (una reflexión sobre el liderazgo, la figura del otro, la fe entendida como creer en algo, no solo como religión, la leyenda, etc.). Con Kaladin alternaremos diversos saltos temporales para explicar una historia compleja, profunda y adictiva tanto en el pasado (la responsabilidad con el que sufre) como en el presente y la diginificación del estupendo Puente Cuatro (esclavos en guerra... una putada inmensa de trabajo).

- Dalinar y Adolin. Padre e hijo. Guerreros. Poseedores de una espada y una armadura que les confieren propiedades casi mágicas. Dalinar, el padre, tiene visiones del pasado donde se le asigna un papel en una catastrofe por llegar. Adolin, el hijo, ve con impotencia que su padre va camino de la locura (o eso cree él). Por medio de sus ojos veremos las intrigas de la corte, las luchas de poder y unas batallas descomunales y muy bien descritas.

- Shallan. Aprendiz de la erudita Jasnah Kholin. El saber es y el estudio son cosas de mujeres. La investigación del pasado para entender el presente y el futuro. La capacidad mágica de Jasnah de trasmutar unas cosas en otras (la piedra en humo, por ejemplo). El estudio, los libros, los pergaminos. Una parte tranquila y muy adictiva.

Estas tres líneas argumentales casi que no se tocan en toda la novela aunque se influencian unas con otras.

Y me dejo el trasfondo histórico y legendario, las tormentas, el sistema de magia (una vez más, original), los personajes secundarios (el fascinante asesino blanco, el Puente Blanco, Navari, etc.), los animales, razas, los extraños interludios que dan pistas sobre lo que puede deparar la serie, etc. Un universo que tiene todas las trazas de ser complejo y cuidado, pero que por lo menos en mi lectura no se hizo difícil ni trabajoso. Sí que el autor introduce la magia, la mitología y los personajes sin preparación y deja que el lector vaya atando los cabos, haciendo sus hipótesis y completando la información. A mí como lector me gusta ese trabajo de lectura atenta y agradezco mucho a un autor que no da las cosas mascadas y fáciles.

Estamos antes un gran libro; El camino de los reyes es una gran novela de fantasía épica escrita con buen estilo, calma narrativa y cuidado tanto con el lenguaje como con los personajes. Un primer capítulo fascinante que confirma a Brandon Sanderson como una de las voces más interesantes del panorama de la fantasía adulta en su búsqueda de nuevos caminos y nuevas formas de encarar lo fantástico más allá de la trillada búsqueda o historias de elfos. La estructura es muy interesante y como he dicho ante deja al lector el trabajo de enlazar la información que va apareciendo en las diferentes partes para saber más que los personajes y sentir la impotencia de ver que pueden equivocarse, que no es forma de encarar el problema o de sonreír ante la ignorancia.

Y hablemos de la edición (¡sí, yo hablando de la edición!), cuidada, llena de dibujitos que exploran y explican el mundo en el que estamos, papel agradable... pero llena de erratas que no dificultan la lectura, pero provoca algo de sangre en los ojos. No hablo de la esmerada y trabajada traducción de Rafael Martín (gran traductor y gran escritor que debéis conocer... ¡ya!), sino de la falta de un vistazo corrector final antes de llevar a imprenta para eliminar la mayúscula que aparece en una palabra, el guión del diálogo que salta o un ocasional nombre de personaje cambiado. Nada importante, por muy repetido.

Resumiendo que me alargo, El camino de los reyes es una gran novela de fantasía y un primer capítulo a lo que promete ser una macrosaga apasionante. Más cercano al espíritu de La rueda del tiempo o a la épica clásica de Poul Anderson que a la Dragonlance o a la brutalidad realista de las novelas de Abercrombie. Una de las mejores lecturas de un año plagado de grandes novelas.



Otras opiniones del mismo libro

Insensatos en MoriaCity
La espada en la tinta
Un hacedor en el desierto

23 comentarios:

  1. Muy buena reseña. Parece que se trata de un excelente libro, trataré de leerlo en un futuro no muy lejano.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Adam. Es un muy buen libro y un autor al que recomendar con mucho entusiasmo.

      Eliminar
  2. Por tu reseña, por lo que nos cuentas, creo que es un libro que podría gustarme, pero luego pienso en Elantris y me da yuyito. No es que no me gustara Elantris, me pareció una novela con varios argumentos bien interesantes, es que me acabé aburriendo por lo leeento que se hacía a veces. Es posible que no sea el caso de este libro pero el problema es que sea una saga, que luego te enganchas y como no saquen la continuación te quedas con cara de mero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es diferente a Elantris aunque comparte temáticas. Tanto esta novela como la trilogía de "Nacidos de la bruma" son mejores que Elantris (siempre en mi opinión) aunque es un autor que le gusta tomarse las cosas con calma e ir haciendo crecer el argumento poco a poco. Para mí "Nacidos..." es fascinante y trepidante.

      A los nueve libros restantes le pongo paciencia y ya está. Tengo la suerte de no ser muy ansioso con el tema de las continuaciones.

      Eliminar
  3. Ay que genial ;) justo de los tipos de libros que me gustan! YO QUIEROOO!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si puedes, a leer y leer y leer que el libro lo vale.

      Eliminar
  4. Uff me encantan los libros largos *___* espero que llegue a mi pais!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También lo espero porque te encantará.

      Eliminar
  5. Ummm, conozco a alguien a quién le encantaría.

    Parece que has conseguido quitarte el mal sabor de boca a pesar de las expectativas que toda persona normal tiene al coger un libro que pesa más de un kilo :P

    Pero me ha gustado lo que cuentas, como lectora yo también aprecio el hecho de que no me lo describan absolutamente todo para construir por mí misma la historia y también que menciones que una buena historia no se vea emborronada por las faltas que mencionas porque es lo importante. En este caso, es obvio que no es algo que iba unido al autor, sino a la edición en sí. Un aspecto a mejorar en futuras ediciones.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una de las cosas que me han gustado es la fragmentación de la información. X conoce un poco, Y descubre otro poco y Z se da cuenta de algo, pero cada uno por separado y sin conocerse. Y como lector vas reconstruyendo el puzzle que presentan y las pistas y vas construyendo la historia. A parte claro, de las vibrantes escenas de acción, del original sistema de magia, de la calidez de los secundarios, etc.

      Lo de las faltas... espero que hagan una pequeña correción para la segunda edición (si llega a hacerse).

      Besotes

      Eliminar
  6. Jorge, espero impaciente tu crítica a La última princesa; he visto reseñas que me han puesto los pelos de punta... menos mal que no fui yo que me levanté demasiado poseída esa mañana. Un sinsentido absoluto, no hay más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya has podido ver la reseña de "La última princesa". Un sinsentido, una pésima estructura y narración. Muy mal.

      Eliminar
  7. Le pones tanto entusiasmo a tu opinión que es difícil resistirse :P. En fin, creo que descubriré a este autor con uno de los títulos que me recomendaste, porque que este sea el comienzo de una saga tan larga también me da un poco de pereza.

    Ah, me ha gustado que al hablar de la edición hayas comentado que el problema ha sido del corrector y no del traductor. Muchas veces se habla de "malas traducciones" por alguna errata o falta, pero esas cuestiones son cosa de los correctores (siempre que hablemos de una editorial en condiciones que revisa sus libros todas las veces necesarias).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empieza por "Nacidos de la bruma". Ya sé que la fantasía no es tu género favorito, pero verás un mundo diferente y una forma original de encarar el género y la magia. El primer volumen de "Nacidos de la bruma", acaba de salir en bolsillo.

      Es que sobre Rafael Marín no puedo decir nada malo. Es un gran traductor y un gran escritor. Y sí que resulta irritante hablar de una mala traducción por una coma fuera de sitio, cada uno su trabajo y su responsabilidad. Me sorprendió tantos pequeños errores, la verdad.

      Besos.

      Eliminar
  8. Acabo de terminar de leerlo y opino casi exactamente lo que tú. Quizás le achaco el exceso de páginas, sobre todo hacia la mitad del libro.
    El personaje de Kaladin, bestial, su historia fascinante, intercalando pasado y presente, por no hablar del tremendo final.
    En definitiva totalmente recomendable, aunque me arrepiento un poco de haberlo leído teniendo en cuenta que los siguientes no están escritos y con un tiempo de espera indefinido. Date prisa Sanderson!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es posible lo del exceso de páginas o alguna repetición innecesaria, pero también es verdad que no me molestó demasiado. Supongo que el leer el libro en vacaciones ayuda a que todo fluya con más calma y tranquilidad.

      Kaladin... tengo muchas ganas a ver qué sorpresas va deparando el personaje... es un hallazgo.

      Los leídos en literatura fantástica ya debemos estar acostumbrados a sagas que no se terminan y a capítulos pendientes... He perdido la cuenta de cuántas serie tengo abiertas...

      Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  9. Me encantó ese libro. El mejor que he leído en mucho tiempo!!!! Gran blog .=)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el elogio al blog. Se hace lo que se puede con el tiempo que me dejan.

      La novela es estupenda. Lo dicho en la reseña, una de las mejores lecturas de este año.

      Eliminar
  10. Descubrí a Sanderson con Elantris y me gustó. Una de las virtudes de ese libro, junto con su originalidad, es que era una historia en un solo volumen, que no se embarcaba en una interminable saga. Pero el éxito empujó al autor a escribir la inevitable trilogía, Nacidos de la bruma, que también me gustó pero a rato se me hizo pesada. Y ahora empieza una saga de ... ¡DIEZ tomos! La verdad es que los autores de Fantasy se están pasando y están matando el género. Por muy bueno que sea este primer volumen es imposible mantener esa calidad durante tanto tiempo. Además me molesta esperar entre tomo y tomo, de manera que cuando empiezas uno nuevo ya no te acuerdas del anterior. Por ello he decidido esperar a que Canción de hielo y fuego, de G.R.R. Martin, esté completa (7 volúmenes) para leerla de un tirón (o muy próximos un libro de otro, para no saturarme). En cuanto a Sanderson, lo leeré sin duda pero al menos esperaré a que haya tres o cuatro tomos publicados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo la gran suerte de que la espera entre volúmenes no me estresa e incluso no acabar una saga no me agobia. Disfruto cada volumen por lo que vale. Y este de Sanderson lo disfruté mucho. Muy de acuerdo con lo que comentas de "Elantris" y de "Nacidos de la bruma"... realmente a esta última le sobran unas cuantas páginas.

      En "Canción de hielo y fuego" me quedé en la tercera y opté por lo mismo que tú.

      Eso sí, hecho de menos las historias de un volumen, las aventuras autoconclusivas y los personajes de una novela y punto.

      Gracias por el aporte.

      Eliminar
  11. Tenía ganas de leer este libro desde hace un tiempo, y en Sant Jordi le pude poner las manos encima por fin. El libro es genial, voy por la página 513 y no puedo dejar de leerlo, aunque a veces molestan los fallos en el nombre de los personajes (como cuando intercambian Kaladin por Lirin, que pasa bastante a menudo).

    Pues eso, leí esta reseña hace tiempo y fue la que me impulsó a leer el libro, espero que este blog siga así muchos años ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, señor o señora Unknown, por esas palabras. Animan a seguir con el blog y que la reseña fuera el acicate a adentrarse en esta compleja novela me alegra muchísimo. Sanderson tiene la ventaja de ser un autor inesperados y siempre sorprendente. Ganas tengo de leer algo nuevo.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.