martes, 5 de febrero de 2013

"Paria Z" de Bob Fingerman

Paria Z, Bob Fingerman, La factoria, 2012

Con infinita pereza para empezar nuevas sagas/series juveniles y a la espera de las continuaciones de las que tengo empezadas y sigo, rebusco en géneros que me son afines y queridos, pero a los que tengo algo olvidados. Y recuerdo los zombis. Ah, esos muertos vivientes con ganas de comer carne viva y fresca y que consiguen con su tranquilidad, parsimonia y la infinita paciencia que da la putrefacción sacar lo peor de los seres humanos que se ven obligados a convivir en un edificio, en unos grandes almacenes o en una instalación militar.

Miro y remiro y me encuentro con Paria Z. Bob Fingerman me suena como un muy interesante guionista y dibujante de cómics urbanos y de realismo sucio y viene apadrianada por Jonathan Lethem cuyos Huerfanos de Brooklyn, Cuando Alice se subió a la mesa y La fortaleza de la soledad tanto me gustaron. Así que a leer.

¿Y de qué va esto? Pues una serie de personajes encerrados en un bloque de apartamentos. Han pasado unos meses desde que los zombis se levantaron con hambre y Nueva York es una ciudad tomada por los muertos. En el bloque, malviven los protagonistas esperando una muerte por inanición. No tienen comida, casi no tienen agua y ya no les quedan esperanzas. Hasta que aparece una extraña muchacha llamada Mona a la que los zombis parecen rehuir. Y sus vidas cambian.

¿Me ha gustado Paria Z? Sí, me ha gustado. ¿Por qué?

Primero de todo, es una buena novela con zombis. Entretenida, con grandes dosis de diversión y buenos momentos de tensión y agobio. Funciona como historia z y por momentos, como sutil parodia del género. Un sentido del humor muy socarrón, caustico y negro. Con buenos personajes. Aunque los protagonistas de esta historia no dejan de ser los mismos que solemos encontrar en las historias de supervivencia (el prota sensible, el gilipollas, el beatucho, los abueletes, la muchacha, el cobarde, etc.), consiguen huir de su estereotipo e individualizarse. Sus voces son claras y sus personalidades se definen en cuatro acertadas pinceladas que los hacen creíbles. Miedos, anhelos, inseguridades, alegrías, equivocaciones, errores y cobardías. Contradictorios, crispantes, egoístas y alguno de ellos bastante hijoputa. Mención a parte merece el fascinante personaje de Mona, indiferente a lo que le rodea, escuchando música alta en sus cascos y paseando entre los zombis.

Y va al grano. Nada de páginas estableciendo qué, cómo, cuándo y por qué. Al empezar la novela el lector ya se encuentra unos meses tras el ataque. Unas pequeñas escenas nos llevan atrás para ver cómo algunos de los personajes acabaron en ese edificio. Bien situadas y elegantes. Variedad de puntos de vista y Fingerman consigue eso tan difícil de diferenciar los distintos narradores. Cada uno con sus manías, sus tics y sus obsesiones. Una polifonía de voces que hace que los personajes sean más cercanos.

Porque lo importante de esta novela es el estudio de personajes que lleva a cabo Bob Fingerman. Unos personajes atrapados en un espacio en una situación límite. Y como reaccionan ante la presión. Los zombis no son los protagonistas y, por momentos, el lector casi se olvida de ellos. Son la presión, las calles atestadas, el silencio de la noche, la fetidez de los cuerpos descompuestos y la imposibilidad de abandonar el edificio. Aunque protagonizan algunos buenos momentos, Paria Z no es una novela de grandes movimientos zombis o con explosiones de casquería y sangre, sino que es una novela intimista. Pocos personajes, grandes temas. La salvación momentánea que produce el arte o el sexo, el egoísmo, la aceptación de la diferencia, la falsa seguridad de la religión, la profunda estupidez del ser humano... Porque, naturalmente, ya sabemos todos quién es el problema y quiénes son los verdaderos monstruos.

Una buena lectura, vamos. Quizá echo un poco de menos algo más de emoción en su recta final, un climax más intenso acorde con la evolución de los personajes, pero esto no es mácula en una buena historia que me proporcionaron dos estimulantes tardes de lectura. Para quien busque una historia de zombis algo diferente, una mirada nueva al género, poca víscera y una lectura entretenida, Paria Z es estupenda.

Otras opiniones
Infectados
El librófago

7 comentarios:

  1. Por lo que dices, esta novela me recuerda bastante a una que ha salido no hace mucho y que a pesar de su notable falta de acción, me gustó lo suficiente como para querer recomendarla: Zona Uno, de Colson Whitehead. Lírica, oscura y devastadora, con un trío de protagonistas caracterizados de forma algo jocosa que se enfrentan a una invasión zombie en la ciudad de Nueva York. Gracias por la reseña, no le perderé el ojo a esta. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es curiosos que la menciones,porque mientras leía "Paria Z" me venía en mente "Zona Uno", aunque reconozco que no me llegó a gustar mucho la propuesta de Colson Whitehead. Tanta disgresión, la lentitud... se me hizo muy cuesta arriba. Creo que más por el momento en que lo leí y lo que esperaba de ella, que por la novela en sí.

      "Paria Z" es una buena novela y entretiene mucho. Para mi ha sido una lectura ideal de domingo por la tarde con la modorra y los gatos dormidos encima de las piernas y dejar pasar los minutos...

      Eliminar
  2. No soy amiga de los zombies, pero seguramente si lo leeria xS porque lo recomiendas tu xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la confianza Nina... y de los zombis no hay que ser amigo. Huir de ellos y dispararles a la cabeza.

      Eliminar
  3. MMM, joer, Jorge, deja de meterme libros en vena que estoy canina y sin tiempo XD
    jejeje, pa marcadores, ya le encontraré el momento, pinta muy bien, muy de mi gusto :D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy malo, Mara, pensaba que ya lo sabías...

      Pues ves preparando un hueco para "Los huesos del invierno"... en unos días la reseña... ains, cómo me ha gustado y qué gran protagonista...

      Eliminar
    2. *marita salivando* tengo la peli en lista (Jnnifer Lawrence, fuck yeah!). Creo que la veré antes de leerla, pero voy a esperar a tu reseña ^^

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.