lunes, 14 de octubre de 2013

"El lado explosivo de Jude" de Nicole Williams

El lado explosivo de Jude, Nicole Williams, Montena, 2013

Otra de las quince.

Dentro del mundo de la literatura juvenil, el subgénero que menos me gusta e interesa es el de chica buena conoce a chico malo. De igual manera, los personajes que menos me interesan y que más me aburren de todo el amplio espectro de la literatura juvenil son los "chicos malos" como este Jude del que hablaré en unos momentos, el psicótico Travis de Maravilloso desastre o aquel horror llamado precisamente El chico malo de Abbi Glines.

Y no me interesa porque es un tipo de personaje que encuentro siempre forzado, poco natural y caracterizado con unas características muy marcadas: mucho odio hacia el mundo, mucha rabia, mucho desprecio por lo que es, un pasado conflictivo que le hace ser lo que es, estallidos de celo y violencia, pero a la vez momentos de una gran dulzura y de una ternura casi infinita en los momentos de intimidad con ella.

Y lo mismo me ocurre con las historias protagonizadas por la chica buena y el chico malo; una y otra vez las historias caen en los mismos tópicos y la misma estructura con alguna que otra variación, pero respetando el fondo.
Enamoramiento - rechazo - aceptación - ruptura - reconciliación - ruptura - reconciliación - ruptura - drama final - reconciliación.
Todo esto acompañado, claro, del complejo de enfermera de la protagonista (ella puede curar y consolar a este ser atormentado)

Ya sé que estoy generalizando y no me he leído todos los libros aparecidos de chicos malos y que juzgo un todo por una parte cometiendo injusticias con libros que seguro están muy bien y reformulan estos tópicos que están empezando a caer en clichés, pero mi experiencia como lector ha sido ésta.

Cuando empecé a leer El lado explosivo de Jude me encontré con una cantidad importante de tópicos (enamoramiento a primera vista, la chico buena que está buena, el chico malo que está madre de dios, madre de dios qué sonrisa ladeada y que múuuuusculos, la chica buena sabe que ese guapetón no le conviene, ser la nueva en el instituto, etc), pero explicados con gracia. Así que de repente me encuentro interesado en esta historia porque el estilo es coqueto, los diálogos están trabajados y parece que la autora hace una apuesta por el realismo y por la construcción de personajes. Leo y leo y encuentro con unas primeras sesenta/setenta páginas muy interesantes y prometedoras. Jude es el chico malo, pero en el que se advierten más capas de las que parece a primera vista y Lucy no abandona su vida porque en ella aparezca de repente un tipo muy guapo. Y con buenos momentos como la primera entrada de Jude en casa de Lucy o un trasfondo de violencia y de un pasado / presente que persigue al protagonista y empeñará su nueva relación. Late algo real y algo dramático en ese principio que me dio por pensar que la autora había hecho una novela romántica juvenil, sí, pero con un ojo puesto en las novelas de Susan E. Hinton.

Pues no.

El verano se acaba, empiezan las clases, aparecen más personajes y la novela empieza un descenso lento, pero inexorable hacia abismos de aburrimiento y convencionalidad para concluir de una forma horrible. ¿Por qué? Porque en mi opinión se abandona los temas apuntados en las primeras setenta páginas y que aventuraban algo más realista y social (delincuencia juvenil, carga del pasado, etc.), para adentrarse en los manidos, aburridos y sobados temas de novela de instituto: la popularidad, la reputación y el qué dirán.

La novela abandona el drama y el relato realista para adentrarse en terreros de comedia estudiantil (el bochornoso momento cremallera), el melodrama (el muy mal llevado tema de Holly) o el mal folletín adolescente (el personaje de Sawyer, tercero en discordia y típico personaje cuya única finalidad es servir de contrapunto de Jude y ser todo lo que el prota no es negándole cualquier tipo de retrato psicológico y convirtiéndolo en casi en caricatura de tres o cuatro tipos: amigo, enamorado en silencio, tercero en silencio y otros que callo para no arruinar la lectura a nadie). Y en mi opinión, con el problema añadido de que no hay un argumento fuerte que sustente a los personajes.

Con El lado explosivo de Jude me ha pasado igual que en otras novelas de este tipo; una vez los protagonistas acaban juntos, la historia se acaba. Y si eso pasa en la página ciento cincuenta, para mí, la novela se ha acabado y el resto acaba pareciendo relleno. A partir del momento en que Jude y Luce están juntos, la historia acaba basándose de forma casi única en la desconfianza de Luce hacia el que es su pareja. Ya está. Esto provoca que una estructura narrativa que se repite y repite: felicidad - desconfianza - ruptura - descubrir que estaba equivocada - reconciliación - felicidad - desconfianza, etc. Se abandona lo apuntado en el principio y todo acaba cayendo en una historia muy convencional que pese a buscarlo no me sorprendió ni me atrapó.

¿Opinas pues que El lado explosivo de Jude es mala novela? Pues no. No aburre demasiado, tiene dos protagonistas que pese a todo son bastante dignos y merecían una historia con mayor calado. Algunos diálogos rápidos e ingeniosos. Además, creo que tiene setenta primeras páginas buenas que apuntan temas muy interesantes que, lástima, la autora deja atrás para explicarnos de nuevo una historia que ya conocemos y, además, explicada de la misma forma.

Otras opiniones
Mi otra realidad
Lectura directa

20 comentarios:

  1. Bueno, al menos no ha sido tan terrible como Moccia o el "Maravilloso desastre". De todas formas, qué pena que empiece planteando una historia realista y luego caiga en lo de siempre. Creo que una historia de amor juvenil gana mucho si se combina con una trama sobre otro tema más social en lugar de caer en el desfile de tópicos de instituto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no ha sido tan terrible como Moccia (y bastante más corto) ni como "Maravilloso desastre" (pocas novelas como ésta). Es una lástima porque esta novela apuntaba maneras. Si hubiera jugado a fondo el tema de la delincuencia, la novela hubiera tomado derroteros muy interesantes. Pero no, instituto, animadoras y jugadores de fútbol americano. Como si fueran dos novelas diferentes mal ensambladas.

      Eliminar
  2. Yo es que no, paso de esta novela xD

    ResponderEliminar
  3. Que lastima que empezara bien y luego caput xD
    no suelo leer estos libros y ahora mucho menos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te veo mucho leyendo este libro, la verdad. Hay otra cosas.

      Eliminar
  4. Yo no he leído ninguna novela de estas (que yo recuerde) ni tengo intención, las sinopsis ya me dicen todo lo que tengo que saber para saber que no me va a gustar. Y tanto esta reseña tuya (aunque dices que este no es de los peores del género) como otras que he leído me reafirman en mi opinión.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco le veo mucha gracia al subgénero de "chicos malos" y de lo que he leído no recuerdo que nada me haya gustado. No es que presente mucha variedad y las historias acaban todas pareciéndose (y en casi todas aleteando siempre el "qué diran" y la reputación). Jude no es de lo peor, pero tampoco es una maravilla. Ni una buena novela. Apuntaba maneras, pero se quedó en el esbozo. Una lástima

      Saludos.

      Eliminar
  5. Yo lo leí porque me dijeron que era diferente, cosa de la que me di cuenta al principio. Pero conforme pasas páginas va decayendo. Hubo varias cosas que me hicieron arrugar la nariz y preguntarme porque lo leía. Gracias al cielo no es tan malo como maravilloso desastre, lo que si tiene es que engancha y tiene más trama. Debo decir que el secreto que unía a estos dos me sorprendió un poco. Odié lo de Holly. Fue mal llevado como dices.
    En fin, no creas que soy tan malvada, espero realmente que venga pronto una racha de buenas lecturas y ya no torturar tus hormonas.

    Un beso Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas cosas hay más malas que "Maravilloso desastre". Hay más trama, algo más de personaje y la prota al menos reacciona ante los ataque de Jude, pero no es una maravilla y al final te explica la misma historia de siempre.

      Lo de Holly es un horror. Creo que no se podía llevar peor .Y la escena final con Swayer es un ejemplo de cómo fastidiar toda una novela en un momento y como algo grave acaba convertido en cómico. Horrible.

      Aun quedan reseñas y lecturas de sufrimiento...

      Eliminar
  6. Y yo que pensaba que esto era una novela erótica a lo 50 Sombras... xD
    Aun así, leyendo la sinopsis ya veo que no es muy de mi estilo.

    ResponderEliminar
  7. Estoooo... no. No tiene mucho que ver con 50 sombras. Jude tiene algo de trama y los personajes están cuidados. La otra... bueno... no tiene mucho ni de lo uno, ni de lo otro.

    ResponderEliminar
  8. Pues pasando (como ya me imaginaba). Bastante chico malo he tenido con el niñato de Moccia de Tres metros sobre el cielo XD Al menos de éste hay una primeras páginas que salvar en comparación a las otras lecturas obligadas ¿no? Pensé que ni eso, lástima que lo desperdicie la autora yéndose a lo tópico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasando, pasando... al menos no me he aburrido en demasía y tenía algún trocito bueno. Y sí, es lástima porque podría haber sido una novela muy interesante si la autora hubiera tirado por el camino realista y dramático.

      A ver qué lecturas nos depara el futuro.

      Eliminar
  9. Siento que en su mayoría no te gusten las lecturas recomendadas. ¡ Con el poco tiempo que tenemos!. De todas formas yo agradezco tu esfuerzo y reconozco tu valor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, Anónimo, sabía a lo que me exponía. Además piensa que muchos de los votos se hicieron pensando que esas novelas no me gustarían. Para fastidiar, básicamente.

      Eliminar
  10. Que decepción con este libro, realmente tenía la esperanza que no cayera en los tópicos comunes... aunque no vote por él me alegro que lo hayas leído y dado tu opinión, me has ahorrado horas de sufrimiento. ¡Gracias por sacrificarte por el resto de los lectores! (^___^)d

    Tengo ganas de leer algo de romance contemporáneo, pero al parecer todo lo que esta siendo publicado últimamente de YA es de este tipo y la verdad paso, sufrí con 50 sombras de Grey y eso que solo leí el primero (>_<), pero con uno tuve suficiente para toda mi vida XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cae y de bruces. Lo que empieza siendo una historia realista (salvando lo del amor a primera vista) sobre un chaval que bordea la delincuencia y una chica que puede ayudarle y que tiene sus sueños, se convierte en una historia de instituto más. Una historia sobre popularidad, sobre la pareja del baile y cuatro tonterías más. Una pena.

      Eso sí, mucho mejor que 50 sombras. El prospecto de la aspirina es mejor que 50 sombras.

      Eliminar
  11. Pues la verdad es que llevo bastante tiempo queriendo leer este libro, he visto buenísimas reseñas en muchos blogs pero ninguna terminaba de convencerme.
    Como bien comentas, estas historias suelen ir cargadas de tópicos y tienden a centrarse en típicos dramas de instituto. Es una pena que vaya decayendo.
    Aún no sé si lo voy a leer, aunque por si acaso no esperaré que sea un buen libro.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que esto es solo una opinión y realmente la novela ha recibido buenas reseñas en general. A mí no me convenció en su desarrollo. Empezó bien, pero acabó en la más pura convencionalidad y en retrato de popularidad y reputación. Una pena, la verdad, porque en origen la historia apuntaba grandes maneras.

      Y para trilogía no sé si dan los personajes.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.