viernes, 18 de octubre de 2013

"En el país de la nube blanca" de Sarah Lark

En el país de la nube blanca, Sarah Lark, Ediciones B, 2011
Al país del núvol blanc, Sarah Lark, Ediciones B, 2011

Londres, 1952. Dos chicas (Helen y Gwyneira) de diferente extracción social, por circunstancias diferentes, acaban iniciando un largo viaje que las llevará a la recién colonizada Nueva Zelanda para casarse con sendos hombres que no conocen. La soledad, la tristeza, la amistad, el amor, el encuentro con una nueva cultura, la familia son algunos de los temas que aparecen en una novela de algo más de seiscientas páginas y que ha sido uno de esos éxitos editoriales del boca/oreja con el que nos sorprenden los lectores.

Como lector tengo unos cuanto géneros con los que no comulgo. Novela histórica, sagas familiares, historias de estirpe realista ambientadas en la posguerra española, thriller conspiparanoico pseudohistórico y algún que otro etcétera. Son géneros que no suelo leer y que cuando lo intento, el libro se me acaba cayendo de las manos. Creo que es algo que a todos nos pasa. Tengo un amigo que por muy buena que sea una novela, si sale una nave espacial se desespera y acaba por no leer (aun no me he recuperado de que no pudiera acabar esa puñetera obra maestra que es Las estrellas, mi destino diciendo aquello de "es que a mí las naves me dan una pereza").

Esto lo comento porque En el país de la nube blanca es el ejemplo de un libro que no me hubiera leído por voluntad propia porque pertenece a un género que no me interesa. Ya sé que eso es un prejuicio y los prejuicios son malos (aunque ahorran tiempo), pero leer es elegir y hay mucho libro suelto por el mundo para entretenerme con títulos que no me interesan. Pero lo he leído. ¿Por qué? Porque forma parte de los quince libros que me tengo que leer porque unos lectores de este blog así lo decidieron. ¿Y qué me pareció?

Ufff...

Al enfrentarse a la lectura de En el país de la nube blanca hay que tener muy claro que esto de historia tiene poco. Es un folletín. Un melodrama. Un culebrón. Una soap-opera con corsés. Tenemos  todos los elementos y los arquetipos. Las heroínas, los villanos, los matrimonios fallidos, secretos de familia, el rudo vaquero, antiguos odios, etc. Por tanto, la novela no centrará su foco en una análisis histórico de la colonización de Nueva Zelanda, sus contradicciones, la cultura maorí y la amenaza de su desaparición, lo que supuso para el ecosistema neozelandés la aparición de nuevas especies animales, etc. La novela se centra en los personajes y la relación entre ellos para crear argumento y el ambiente, pese a lo que se diga, no me ha parecido más que un marco cualquiera. Lo mismo que explica aquí Lark podría haber funcionado en las praderas de América. No considero la novela "novela histórica" porque creo que lo que la define en última instancia no es el marco histórico en el que ocurren los hechos. Es otra cosa. ¿El qué? El lío de relaciones y secretos entre los personajes. Los maorís son lo de menos. Y, ojo, esto no es una crítica porque la novela puede funcionar igual como folletín. ¿Y funciona?

Ufff...

La novela se divide en cuatro partes. Mi lectura la divido en tres.

Primera parte. El viaje.
Para mí, lo mejor del libro. Presentación de los personajes. Tanto Helen como Gwyneira se revelan como muy buenas protagonistas. Cada una con una historia interesante y que ganan las simpatías del lector. Secundarios interesantes y promesa de un buen desarrollo argumental. Tanto el matrimonio concertado de Helen como la "venta" de Gwyneira. El viaje hacia un rumbo desconocido lleno de esperanzas e ilusiones que chocarán de frente con la realidad. Además, se presentan personajes tan importantes como el suegro de Gwyneira o las seis huérfanas que acompañan a las protagonistas en su viaje (y trama argumental muy interesante que se quedará en la superficie y muy poco aprovechada). Un estilo sencillo, sin alardes, efectivo. Buen ritmo.

Segunda parte. Llegada y adaptación.
Aparecen los maridos y, claro, no son lo que se esperaba. La cosa se lía. Reproches, romances, secretos. Los maorís aparecen, pero sin forma definida. Parte del paisaje y del servicio. La típica imagen del buen salvaje, algo infantiles, conectados con la naturaleza, libres y corren el peligro de contagiarse de los malos modos del hombre blanco. La historia de forma sutil va centrándose en Gwyneira convirtiendo a Helen en un personaje secundario con fuerza, pero secundario al fin y al cabo. Se desarrollan líneas argumentales. Algunas de ellas no llevan a ninguna parte. Y mi interés empieza a perderse cuando la trama de forma progresiva abraza el melodrama más barato y el folletín. Y si fuera de forma abierta y desprejuiciada, sin problemas, pero la novela sigue enmascanrándose en lo "histórico". Y chirría.

Tercera parte. Final.
Ocurre algo muy fuerte y para mí la novela se desmorona. Cae en el folletín tremendista. Olvida líneas argumentales y ningunea personajes. Se olvida de la línea dramática de los personajes y algunos de ellos acaban contradiciéndose con ellos mismos (ejemplo, Paul). Intento de recuperar a los maorís y su historia, pero ya es tarde. El interés del lector está en otra parte. Bueno, de otro lector porque el mío se perdió al ver que una novela que empezaba muy bien había degenerado a un culebrón más preocupado por la sorpresa que por la verosimilitud de la historia. El final, precipitado, innecesariamente dramático y superficial.

Entonces, ¿qué me ha parecido la novela?

Ufff...

Han pasado unos días del final de la lectura, he reflexionado mucho sobre ella y he llegado a una conclusión. Pese a que sus primeras doscientas páginas me han gustado y entretenido mucho, la novela en general me ha resultado bastante mediocre. Ya he dicho que no esperaba una gran novela histórica sobre los maorís, pero lo que he encontrado es una historia que se mueve entre tópicos algunos de ellos muy irritantes (por ejemplo, el recurso tan fácil de la dos familias enfrentadas), superficial, con personajes típicos y muchos de ellos acartonados, con tramas apenas apuntadas y que no llevan a nada (por ejemplo, el destino de las seis huérfanas está apenas esbozado y los personajes muy desaprovechados), final apresurado y abrupto y un palpable exceso de páginas. Todo esto me ha llevado a una lectura que durante la mayor parte de la novela ha sido agotadora y pesada. Y esa tendencia de la autora ha construir la historia sobre los recursos del folletín más manido me ha mosqueado.

En el país de la nube blanca me ha parecido una novela con un principio entretenido que acaba diluyéndose en una historia donde la trama se eleva por encima de los personajes a costa de ellos en una búsqueda de sorpresa y emoción. Más equilibrio, menos folletín y más personaje le hubiera ido muy bien.

Otras opiniones
Devoradora de libros
Book eater
Bitácora de (mis) lecturas

17 comentarios:

  1. Me la he comprado hoy, bueno espero que al menos el principio me entretenga. Ya veremos. Buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad, espero que te entretenga el principio, el medio y el fina.
      Gracias.

      Eliminar
  2. Ay, otra mala. Que pena. Yo creo recordar que vote porque sólo he leído el principio y como a ti, me gusto. Pero como la persona que me la presto se la llevo, no sé como sigue. Me encanta la novela histórica, que mal entonces que esta no sea así.
    Saludos Jorgito<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanto como mala, no. Tengo un problema serio con el género del melodrama y la romántica histórica. Se me suelen atragantar y son contadas las novelas que me gustan (ahora no recuerdo ninguna...).

      Y no la catalogaría como novela histórica, la verdad. El retrato histórico es lo de menos, está supeditado a los personajes. Y con poca cosa, el entorno es intercambiable con otros.

      Saludos.

      Eliminar
  3. A mi me gustó, sabía lo que me iba a encontrar, me entretuvo muchísimo, es de esos libros que se lee rápido y fácilmente.
    Gracias por la reseña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una amiga que está entusiasmada con estas novelas y se lo paso muy bien y esperaba con insistencia que apareciera el vaquero y... Yo no conecté.

      Gracias a ti por pasarte.

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo (incluido lo de desaprovechar a las huérfanas. Qué rabia me dio). El comienzo me encantó, aún recuerdo la emoción de esa escena en la que Helen ve a su marido de espaldas; pero a medida que entra en el folletín me fue decepcionando porque para mí es importantísimo que un autor cuide la psicología de sus personajes y no caiga en tantos tópicos. La última novela de Tracy Chevalier, por ejemplo, tiene un argumento parecido, pero ella sí que sabe hacer bien las cosas: una protagonista interesante, marco histórico cuidado y relevante, temas planteados con sutileza, etc.

    La segunda parte de la trilogía de Sarah Lark sigue en la misma línea o peor, porque desde el principio entra en el melodrama. Eso sí, al menos la autora sabe entretener, aunque yo no repetiré.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las huérfanas clama al cielo. Y el destino de alguna de ella lo encontré gratuito. Ganas de dar más dramatismo, más lagrima... A mí el folletín me gusta, me lo paso muy bien con él y cuanto más exagerado, mejor. Pero no me gusta cuando me lo venden como otra cosa. No lo veo honesto. Aquí todo acaba exagerándose. El suegro, la historia del marido, los hijos... no sé, no hay sutileza.

      No he leído nada de Tracy Chevalier. Quizá me ponga con esta última.

      Paso de segundas partes y terceras o nuevos viajes. He acabado con Sarah Lark. Supongo. Ya sabes que no hay que ser tajante que luego la gente vota lo que vota.

      Eliminar
  5. Mi madre querido Jorge y yo que pense en leerlo! muchas muchas gracias por apartarme de el porque yo me esperaba algo mas historico ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene apuntes históricos, pero yo no la considero una novela histórica. Si puedes ojéalo, a lo mejor te interesa. Piensa que ha gustado mucho en general. Y tengo una amiga que está entusiasmada.

      Eliminar
  6. Entonces, no me la recomendarías?? Si no te la hubieras tenido que leer...ahora con lo que conoces de ella, la leerías u optarías por otro libro de tus pendientes??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera porque salió el título elegido en un juego que organicé, no lo hubiera leído. No me gusta el género, ni me interesa la temática. Después de conocerla, ¿leería? No. Hay otros muchos libros que me interesan mucho más.

      ¿Te lo recomiendo? Si te gusta el melodrama y la novela romántica histórica, sí, te puede gustar. Ha gustado a mucha gente y es una de las series que más van saliendo en la librería donde trabajo.

      Eliminar
  7. Yo tengo la trilogía completa en casa, así que espero que me guste más que a ti... espero ^^U

    ResponderEliminar
  8. A mí me la regaló mi tía creyendo que era una de "mis novelas" y aunque leí reseñas, bueno, positivas a mí no me daba por cogerla de la estantería. Y después de leer tu reseña creo que tengo menos ganas aún... No me apetecen melodramas, al verdad. Imagino que tarde o temprano caerá, pero ahora ya sé a que atenerme.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que siempre digo que estos es solo una opinión. La recepción general de la novela y la trilogía ha sido muy buena. A mí la propuesta de Lark no me ha acabado de convencer entre otras cosas porque no es un género que me guste especialmente. Prueba. Ahora ya sabes que es folletín.

      Eliminar
  9. Poooz... vaya. La tengo en casa desde hace muuuucho, aún sin tocar porque llevo dos años de chica "independiente" y no me apetecía cargar con semejante tocho en la maleta en mis idas y venidas. Pero vamos, que si solo valen las 200 primeras páginas, me ahorro el sufrimiento... xD
    Curiosamente, mi madre se lo leyó en una época en la que se aburría y cuando le pregunté qué tal se echó las manos a la cabeza y empezó a correr en círculos... Bueno, puede que exagere. En realidad me dijo que era el drama del siglo y que no sabía cómo no había hecho la primera una telenovela para las tardes siguiendo el argumento.
    Una joya, por lo que me contó, y ahora tú me lo confirmas.
    Me lo leeré cuando salga del sistema educativo y me encuentre en el paro y mirando las nubes para pasar el rato (?)
    ¡Un saludo, Jorge!

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.