lunes, 18 de noviembre de 2013

"Halo" de Alexandra Adornetto

Halo, Alexandra Adornetto, Roca Editorial, 2010

Otra de los quince... y van quedando menos.

Tres ángeles llegan a un pequeño pueblo cuyo nombre no recuerdo para hacer el bien. Bethany, la más joven e impresionable, conoce a Xavier y se enamoran y viven su amor pese a todas las dificultades. Y, nada más.
Bueno, sí, sale un malo, pero como si no estuviera.

Halo tiene una de esas portadas que en el momento de su publicación la encontrabas en todos lados. La puesta de sol, el angelote, el muchacho. Que si qué bonica, que si quién se resiste a esto y no quiere tenerlo en casa, que si me he enamorado. Otros, entre los que me incluyo, pero qué es ese horror, quítamela de delante, ¡quitámela!, pero si es una de las más grandes cursiladas que nos han llegado, etc. No me entraron ganas de leerla cuando la tuve entre las manos en la librería y ese sentimiento permaneció intacto con el pasar de los días, las semanas y los años. Hasta hace unos días en que los lectores mandaron, yo obedecí y fui a la biblioteca a buscarlo.

De Halo había leído de todo. Desde reseñas muy elogiosas (las menos), algunas tibias (las más) y bastantes destructivas. Lo que se criticaba más de esta novela era lo previsible que es, lo cursi de la historia de amor y su alto contenido religioso y moral. ¿Y mi opinión? Iremos por partes.

¿Me ha gustado la novela? No.
¿Por qué? Por aburrida.
Para mí este es el principal handicap de la novela. Es una historia aburrida. Es larga y tediosa. Está mal estructurada y terriblemente descompensada entre la nada absoluta de sus dos primeros tercios y la mala acumulación de acción de su final. Es repetitiva, está alargada, muy previsible y la historia de amor y columna vertebral de la novela resulta alto improbable. Y cursi, mucho. Es una de esas historia que parece transcurrir en una eterna puesta de sol anaranjada. Los sentimientos son poderosos, fuertes, intensos, sofocantes, pero tranquilos todos, muy castos. Y la intensidad de la parte amorosa hasta la puedo entender y justificar narrativamente al considerar que dado el origen de la protagonista, todos esos sentimientos son nuevos y los experimenta de una forma intensa y muy fuerte. Además, a mí lo cursi si está bien llevado nunca me ha molestado (que no es el caso).

Alexandra Adornetto no es que escriba mal, pero sus esfuerzo están dispersos y se entretiene demasiado en una repetir que los personajes se quieren mucho y que no pueden estar uno sin el otro, en vez de ser algo más sutil en la presentación del villano de la función, por ejemplo (es que es tan evidente y canta tanto que hasta sentí un poco de vergüenza ajena...). Lo achaco a primera novela y juventud. Dispersión y disgresión. La sensación que me deja esta novela es que no sabe dónde centrarse o decidir qué es lo que realmente importa de la historia de Bethany, Xavier y los ángeles. Y puestos a elegir, se queda con el amor de dos protas bastante tópicos y que se mueven en parámetros ya conocidos. Al igual que los secundarios. No hay sorpresa. Lo que hay es un estilo repetitivo y una estructura descompensada, pero de esto ya he hablado algo más arriba.

Sobre la previsibilidad. Indudable. Desde la página uno hasta la final el lector sabe exactamente lo que va a pasar. Como ya he dicho otras veces, esto no tiene que ser malo en sí mismo si a esta historia la acompaña un buen estilo o una narración vibrante. Lástima que no sea el caso y a la previsibilidad se le añade, sí, el aburrimiento. De igual modo los personajes son y actúan según lo esperado. Tanto la ingenuidad que ralla la tontería de Bethany, como la caballerosidad de Xavier o el punto macarra del malo.No hay sorpresa en el desarrollo de la relación entre ellos. Sobre todo cuando aparece el villano. La nula sutilidad con la que se presenta o se expone es un flaco favor a la novela, sobre todo cuando las reacciones de Bethany son de una ingenuidad tan apabullante que roza lo inverosímil. Porque por momentos se confunde ingenuidad con tontería.

Y sobre el rollo cristiano. La verdad es que no me ha molestado. Quiero decir que va acorde con los personajes y la trama Son ángeles que vienen a hacer el bien y servir al señor entendido como buenas obras, llenar las iglesias, cantar canciones adecuadas en el coro, dar los buenos días, etc. Es normal que los protagonistas tengan un discurso acorde con todo esto (el tema de la castidad, el sexo antes del matrimonio, lo guay que es Dios, etc.). Es un libro de fantasía romanticona con ángeles. Igual que una novela sobre mitología griega, sobre hindúes o tostadoras mutantes hablarían de estas religiones. Además, el tema está tratado de una forma superficial. No hay un anális del hecho religioso. Todo es superficie. Los buenos, los malos y poca cosa más.

Todo esto es disculpable, la inexperiencia de la autora, el discurso con el que no estás de acuerdo, lo cursi y pastelosa de la historia de amor, etc. Lo que no perdono es lo aburrida que es la novela y lo tedioso de su desarrollo argumental. Y volvemos al principio de la reseña y lo que allí he dicho.

Vale que me cursileen, que me sermoneen o me llenen una historia de puestas de sol, pero, por favor, que no me aburran.

Otras opiniones
Fly like a Butterfly
Divagando entre líneas

19 comentarios:

  1. Otro libro con cierta controversia, hay gente a la que le ha encantado, pero a mí no terminó de llamarme (me pasó algo parecido que con Predestinados. Fue verlo, leer la sinopsis y decir: No... ni de broma me gasto mis pocos euros en esto...) Esta bien saber que hice la elección correcta. A mí sí me molesta que me sermoneen , y mucho.

    Un besote ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, "Predestinados", que rollaco más gordo.
      "Halo" es parecido a ese, pero pasan menos cosas y los angelotes tienen menos gracia que los héroes griegos.
      La verdad es que no te has perdido gran cosa.

      Eliminar
  2. No voy a decir que te lo dije, pero te lo dije.

    Solo que a mí no me gustó, me dio tannnnnnnnnnnnta pena, que total, para soltar el discurso de casta y pura hasta la sepultura no tenían que haberme metido ¿cuántas? ¿400 páginas? Qué suplicio, joder. Mi reseña fue más... brutita. Ay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo dijiste, me lo dijiste.

      A mi tampoco me ha gustado. Es taaan aburrida. Tan poca cosa. Con tan poca chicha. Pero los discursos van acorde con la historia y los personajes. En eso no engaña.
      Por lo demás, ufff. ¿Y la forma de presentar al malo? Un poco de sutilidad, por favor. Solo le faltaba un neón con una flecha señalándolo.

      Eliminar
  3. ¿Ves? Por esto me gusta tanto tu blog, porque das un punto de vista diferente a la idea que me había hecho de este libro, sobre todo en la forma de comprender el tema religioso. Recuerdo que se publicó cuando yo estaba enganchada a este tipo de historias, pero no lo leí porque la juventud de la autora me hizo desconfiar (sé que hay autores jóvenes que escriben de maravilla, pero...) y luego ya leí muchas reseñas negativas (y para que ciertos lectores sean tan duros pensé que debía de ser realmente malo).

    ¿Para cuándo la reseña de "Canciones para Paula"? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un bis muy grande a lo de las canciones para Paulita :D

      Eliminar
    2. El tema religioso está acorde con los personajes y el tono de la novela. Es una novela sobre ángeles que quieren que el mundo vuelva a Dios entendido como llenar las iglesias. Otro discurso por parte de los protagonistas hubiera sido imposible por ir en contra de la propia novela. Los ángeles son los buenos. Es el malo el que es promiscuo y fuma y lleva tatuajes.
      Sí, no hay mucha sutileza.

      Para mí lo peor de la novela es que es aburrida. Mucho. Que se alarga hasta lo indecible en cariñitos, apresura y le falta cuerpo, estructura y naturalidad. Es para desesperarse.

      Y Rusta, Sasy, Paula caerá pronto.

      Eliminar
  4. No creo que lo lea, me quedo con el Halo de la Beyoncé :P
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la primera página hacen referencia a esa canción.

      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Hace unos años me gustaban mucho las historias acerca de ángeles y, lo siguen haciendo. Pero este libro nunca me decidí a leerlo, lo fui postergando infinitamente, ahora, lo quitaré de una vez de mi lista. Esto me ha hecho recordar una saga de ángeles, aunque no precisamente, solo de un ángel en concreto que empecé hace muchos años y me entretuvo, aun me falta leer el último libro pero no lo encuentro t.t Lo gracioso es que creo que ya no me gustará igual, es tan cursi y llena de tópicos, igual, quiero saber el final xD
    En fin Jorge, me gusta leer siempre tus reseñas porque te explicas bien, que mal que haya sido una mala lectura. Mea culpa por votarlo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una novela que ángeles que me gustó mucho fue "Ángel" de L.A. Weatherly, ed. Marlow. Diferente, entretenida y algo perversa.

      Anda que no sabías bien qué me esperaba cuando votaste. Perversa que eres.

      ¿Cuál es esa saga que te gusta de angelotes? Por curiosidad...

      Eliminar
  6. Me ha gustado mucho tu reseña, es justo la impresión que me llevaba yo del libro sin haberlo leído: que me iba a aburrir, bien por ser más de lo mismo o bien por tanto romance y tan poco argumento. Por eso, finalmente, lo alejé de mí cuanto pude y me dediqué a otras lecturas. Veo que hice bien.

    Espero que tu próxima lectura sea menos tediosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hiciste muy bien, Alicia. Es una novela que aburre y no alimenta. Mejor buscar libros por otra parte.

      Me quedan dos libros bastante malos y luego tres últimos que me gustaron. Acabemos con una sonrisa.

      Eliminar
  7. Bueno bueno yo es que no lo leo ni borracha y asi :) ademas el rollete cristiano y demas no me va aunque sea mas superficie que otra cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes cosas más interesantes en tu bote para leer, Nina.

      Eliminar
  8. Mira que hay gente empeñada en seguir perpetando truñetes, pero oye, será que porque tienen su público. Yo no digo nada. Bueno, sí. Que ni con un palo.
    Un besote, Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, todo el mundo tiene derecho a explicar su historia. Luego algunos sufrimos de cómo las explican, pero bueno...
      No te pierdes nada si no la lees. Bueno sí, mucha tontería.

      Besos.

      Eliminar
  9. Confieso que soy una de esas a la que la portada le hizo tilín, me parece preciosa la ilustración, cursi, sí, pero preciosa.

    De todos modos, ya había visto reseñas de sobra del libro como para decidir no acercarme ni con un palo y confirmas lo que suponía. Además, aunque el tema cristiano se toque superficialmente, no me gusta que me sermoneen. Pero si encima la historia es sosa y aburrida... en fin, que no XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de todo es que la historia es sosa y aburrida. Si tuviera temple, fuerza, garra en las escenas de acción, personajes poderosos, buena trama principal y secundario, acción, reflexiones, clímax, etc, que vayan a misa sería lo de menos. Pero no. Relleno, relleno, relleno.

      A otra cosa, la verdad.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.