viernes, 15 de abril de 2011

"Diario de un zombi" de Sergi Llauger

Diario de un zombi, Sergi Llauger, ed. Dolmen, 2011

Una Barcelona post-apocalíptica e infestada de zombis. Un zombi diferente que recuerda que se llamaba Erico y que parece conservar ese algo que lo hacía humano. Una niña perdida que simboliza la esperanza. Una extraña amistad que lo cambiará todo.

Lo reconozco. Cuando saqué este libro de una caja y leí su resumen argumental pensé, vaya chorrada. Y es que la historia de amistad entre un zombi y una niña me parecía una historia ridícula pues conjugaba en uno, muchos de argumentos por los que siento cierta tirria. Así que descartada. Pasó el tiempo y un día que andaba sin lectura volví a detenerme ante la larga novela de Sergi Llauger y sin pensarlo mucho me la llevé a casa. Allí, perpretado tras un café con leche y mientras Niña Zombi me pedía que le exlicara de qué iba la novela, la lei y, vale, lo reconozco: un libro no se puede juzgar ni por las tapas ni por los resúmenes argumentales. Si así lo hubiera hecho para los restos de los restos me habría perdido una buena novela, grandes momentos y unas mas que bien invertidas horas de lectura.

Diario de un zombi es una buena novela. Un punto demasiado larga, vale, pero sin que la sensación de arrancar páginas llegue a aparecer en ningún momento. Una primera parte donde Erico vive sólo como zombi que conserva su humanidad y donde entramos en la parte más clásica y pura de literatura zombi. La lentitud, la morosidad y la fascinación en esas primeras páginas van contagiando la lectura, pero que queda interrumpido tras una esstupenda imagen de baile y un cruce de miradas. Es a partir de aquí y tras la incursión de Erico en el barrio de Gracia cuando la novela cambía de tono y empieza la verdadera aventura. Todo acompañado de un estilo rápido, ágil y muy intenso. Se me hizo cercana al presentar un mundo devastado que conozco de primera mano; una Barcelona atestada de zombis, destruida y acabada. El marco en la novela está bien construido, bien trabajado y es un actante más en el devenir de los acontecimientos. Barcelona, los polígonos, El Masnou, Girona, El Pirineo... Diferentes lugares muy reconocibles que por fin se ven invadido por hordas de muertos asesinos.

Después de esto es evidente que los protagonistas hacen un viaje, como también lo hace el género ya que me dio la impresión de que Sergi Llauger aprovechó para ir dejando caer las diferentes facetas de un género, el zombi, mucho más fructífero de lo que pueda parecer: el clásico ataque y acoso del zombi romeriano, Matheson y su Soy leyenda (que pese a no salir zombis, es fundamental para el género), a los zombis lentos y a los rápidos, pero también aparecen referencias a videojuegos, a momentos más cercanos a la ciencia-ficción (la imponente figura de los Arcángeles) y al cine de acción. Incluso con arrebatos de un saludable universo pulp en la figura del mad doctor (aunque a momentos me resulto excesivamente caricaturesco), absurdos planes y egolatría.

Pero claro, todo esto (y mucho más que se me escapa) no dejaría de ser un mal pastiche o un sencillo juego de referencias si no fuera por una cosa: Sergi Llauger cumple con honores y crea dos buenos personajes protagonistas: Erico y Paula. Por extraña alquimia, Sergi hace posible y creíble la imagen de un zombi con sentimientos y alma. Aunque no es una figura nueva (recuerdo la saga de David Wellington ahora mismo que tan insatisfecho me dejó), sí que es la que más me creo. Erico se presenta con suficientes capas como para empatizar con él como personaje. Tanto el Erico humano como el muerto. Su camino de un cinismo construido sobre la soledad hasta la responsabilidad y el amor que acaba sintiendo por Paula, la niña, la heroína de esta historia y personaje al que hay que salvar. Entre Erico y Paula se establece una historia de amor y amistad, un respeto por el diferente y una necesidad de dos personas solas y heridas por crear una familia. Diario de un zombi no deja de ser una novela sobre el amor, la familia y la esperanza.

Y resulta sorprendente esta última. Porque pese a la dureza, la violencia y la crueldad, Diario de un zombi es una novela luminosa y esperanzadora. A pesar de todo hay esperanza. Hay salvación y redención para el ser humano. Será capaz de luchar y ganar a sus fantasmas.

La historia está bien narrada y resulta muy entretenida y adictiva. Para mi gusto la parte de las cavernas es demasiado... no sé... excesivamente deudora de ciertos videojuegos (pese a que me resultó valiosa como fuente de inspiración para una partida de rol), prefiriendo la tensión psicológica y la violencia clásica del ataque en los polígonos, la entrada en Girona, la tensión humana con el grupo de refugiados o la escena que más recuerdo, el encuentro con el otro, con lo que podría ser yo, que hace Erico en la tienda de electrodomésticos.

Resumiendo, vamos, una buena y entretenida novela post-apocaliptica. Un estimulante relato de zombis y una preciosa novela sobre la amistad. Con menos gore de lo que pueda parecer, más acción de la que uno imagina y muchos y buenos sentimientos. Una muy estimulante propuesta del nuevo fantástico español.

15 comentarios:

  1. Vaya, yo tmp le habría prestado mi atención con esa sinopsis, sin embargo, con tu reseña pues me entran ganas de leerla, y ya que soy apacionada de las historias de zombis, me llama muchisimo, la verdad.

    Muchas gracias por la reseña. Un saludo desde mi Mundo Mundano

    ResponderEliminar
  2. Amixan, es una muy buena novela y muy entretenida. Junto con "Los caminantes" y "Y pese a todo...", de lo mejor que ahora puedes encontrar en literatura de zombis. No te la pierdas y sigue la pista. Vas a pasarlo teta.

    ResponderEliminar
  3. ¿Un zombie y una niña? ... Bueno, original es. Estoy de acuerdo en que un libro no puede juzgase por sus tapas o sinopsis (que muchas veces no nos dejan escribir a los propios autores) pero por desgrcia las tapas nos atraen o alejan con una facilidad increíble. Vivimos en la sociedad del Gag y es inevitable, pero precisamente eso le da más valor a una buena lectura. Cuando caes en ella, a pesar de los pesares, la disfrutas como si se tratase de un tesoro oculto.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. oh me gusta como nos lo cuentas Me llama muchisimo la atencion, de verdad =) aunque no soy asidua a los zombies

    un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Hola muy buena historia, si os gusta el genero Zombi, le dejo un link de mi blog, un saludo y gracias.

    http://zombis-encanarias.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Veritas, es un primer paso para establecer la relación entre el lector y el libro y, ante la avalancha de títulos con los que nos atacan día a día, una forma de descartar títulos. Y es una pena... Cada día me fio menos de las portadas, lucho más contras mis prejuicios e intento ir con la mirada más limpia.

    Liz, prueba. Estoy convencido que como mínimo te sorprende.

    Alex, lo veré, gracias.

    ResponderEliminar
  7. el libro es buenisimo.. me lo estoy comiendo.

    ResponderEliminar
  8. he leido libros como apocalipsis z, wwz, orgullo y prejuicio z, y anuque he leido solo hasta el cap xxvii me ha atrapado de manera que un z agarra a su preza... un zombi con sentiemientos el amor de una niña, el sentimeiento y tension que produce el sentirse dentro de ese mundo. solo puedo decir que es grandioso que alguien imagine de esa manera.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo, es una buena novela, estamos de acuerdo. Me quedo con los primeros compases de la amistad... y el final... ya llegarás y ya me dirás.

    ResponderEliminar
  10. hoy llegue a la muerte de antares...ya aserkandome al final de epica aventura, y aunque quisiera que no terminara, estoy ansioso por saber k pasara.

    algun libro nuevo k me rekomiendes

    ResponderEliminar
  11. paddy, el final es enternecedor. Si quieres seguir con zombis te diría "Los caminantes" o "Guerra mundial Z". Si no, "La voz de las espadas". Fantasía de la buena.

    ResponderEliminar
  12. Mi novela favorita del género, que triste que nos quedaramos solo en la casquería y la psicología negativa, ¿no? Los valores del libro de Sergi son una puerta al alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como has podido leer también me pareció una muy buena novela a la que tengo en mucho estima y con un gran recuerdo. Y no me canso de recomendarla. Muchas ganas tengo en su anunciada continuación.

      Y sí, es lástima que parte del público se quede con la imagen del génezo Z como casquería, sangre y mal rollo cuando, como en todos los géneros, hay mucho más; muchas historias, muchas voces y muchas miradas.

      Gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
    2. Los clichés de todos los géneros pero que no evitan que salgan obras que les dan otro brio, mira en la ciencia-ficción con Blade Runner de Ridley Scott. Gracias a ti por esta reseña tan sincera y sentida.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.