miércoles, 27 de abril de 2011

"Tú" de Charles Benoit

, Charles Benoit, ed. Noguer, 2011

Vuelvo a la carga después de la vorágine de Sant Jordi. Si queréis saber cómo fue pasaos por la crónica que he hecho en mi otro blog. ¿Un resumen? Agotador y mojado. Pero ya está. Ahora sólo queda hacer las devoluciones y empezar a preparar la campaña de texto. Ains... ¿y quién dijo que la vida del librero era sentarse a leer una novela de Jane Austen bebiendo té mientras un gato dormita en nuestras piernas?

Y vuelvo con la reseña de una novela corta e intensa que me ha deparado una enorme sorpresa. , del para mí desconocido Charles Benoit. Esta novela narra la historia de Kyle Chase, un adolescente normal en un punto límite. Sangre por todas partes y la pregunta de cómo he llegado hasta aquí rondando la cabeza. Y eso es lo que nos narrará esta historia con una forma que implicara al lector directamente en los sucesos y se verá inmerso en el camino de decisiones que toma Kyle hasta llegar a ese punto de no retorno.

Creo que ya lo he dicho antes,  no soy muy aficionado a la novela juvenil de estirpe realista. Digamos que las lecturas obligadas del instituto me dieron un perfil bastante sesgado de lo que en este tipo de novelas se hablaba. Las novelas que leí se limitaron a historias de amor entre la consabida marisabidilla de la clase y el inteligente y muy atractivo profesor de filosofía o matemáticas. Venía yo de la lectura compulsiva de los cuentos de Stevenson y de La princesa prometida y aquello me pareció vomitivo. Y más cuando me obligaron a leer más novelas de estas con la esperanza que me sintiera identificado con los protagonistas (la identificación... que enorme trampa narrativa) y sólo me encontraba con adolescentes con pequeños problemas hechos enormes por cuatro chorradas, muchas drogas, mucho muerto por accidente, mucha falsa trascendencia y mucho gilipollas suelto por las páginas. Todo me sonaba paternalista y puedo asegurar que todas aquellas novelas no hablaban de mí. 

Y me radicalicé. Nada de novela realista para adolescente. Salté a la literatura considerada adulta y seguí con mi querida fantasía y mi adorada ciencia ficción. Bastante realidad tenía con mis kilos de más para que me machacaran en la literatura. Supongo que me faltó otras novelas y una guía de lectura algo trabajada (y aprovecho para recomendar el excelente artículo sobre literatura realista que Cristina Anguita, compañera del diario El Tiramilla, se ha marcado. Para quitarse el sombrero).

Pero el tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos y al volver a la literatura juvenil, cayeron en mis manos novelas realistas. Y sí, siguen sin convencerme y muchos títulos siguen atufando a cierto paternalismo condescendiente que me pone muy nervioso. Pero, claro, no todo es así. Y hay novelas como que me reconcilian con este género. Y es que Charles Benoit ha escrito una novela realista que parece una novela de misterio de una forma inteligente y sabiendo que al otro lado de la página existe un lector inteligente y pensante. Una novela breve en su forma, pero enorme en su fondo. Porque habla de muchas cosas con la sabiduría del tipo que sabe narrar una historia. Y consiguiendo que el lector se implique como actor en los hechos evitando la trampa emocional de conseguir la identificación con el personaje. O por lo menos conmigo no lo consiguió. Kyle Chase y yo pertenecemos a mundos distintos, pero empaticé con él como personaje a pesar de que no estaba de acuerdo con muchas de sus acciones, con ver las cagadas y equivocaciones, pero entender a la vez su opción de muda rebeldía y de miedo al mundo.

La novela trata sobre las elecciones. Las decisiones que tomamos y nos llevan a un punto. Todos los "Y si" que se plantean a posteriori. Trata sobre la libertad de elegir y que la no elección, es una elección. Trata de la familia, de los silencios adolescentes, de las amistades, de buscar el grupo, del amor que se mantiene en silencio por tener algo puro en la vida... Todo esto explicado por una fuerte voz narrativa en una arriesgada segunda persona. Toda la novela es una continuo tú que conduce la novela e implica al lector en todos esos hechos que conducen a la sangre de la primera frase de la novela. Una forma de narrar que me pareció interesante, bien trabajada y que resulta coincidente con la pendiente de lectura Sorry, publicada por Seix Barral. Y Kyle es un buen personaje. Trabajado, creíble y vivo... algo que no se puede decir de algún otro personaje...

Porque no es perfecta. El personaje de la chica me parece poco trabajado y el del nuevo amigo me cuesta mucho trabajo tragármelo. Me resulta un punto caricaturesco, muy el rollo del pobre niño rico. Quizá le faltarían algunas páginas para desarrollar algunas de las ideas de la novela (el dolor, la relación con la familia, etc.) y quizá deja demasiado insinuado algunos de los pasajes del pasado de Kyle (que ya me gusta que sólo insinúen y sea el lector el que complete, pero no que me lo dejen todo en la niebla). Y, lamentablemente, un poco de mirada protectora del adulto al joven, hay y cierto discurso homogeneizador (todos los adolescentes son así..). Y eso me irrita.

De todas formas, es una novela muy recomendable. Breve, intensa, muy apasionante y con un buen misterio que desentrañar. Llena de buenas escenas. Mis favoritas por cotidianas pueden pasar desapercibidas y en las dos aparece el estupendo personaje de la hermana pequeña. La conversación viendo dibujos animados y la conversación que se oye tras una puerta. Pequeños y estupendo momentos.

13 comentarios:

  1. tiene una pinta estupenda, es la segunda reseña que leo, y cada vez estoy mas convencida. Cuando pueda me hare con el.
    Una reseña muy interesante, como siempre ^^

    ResponderEliminar
  2. Luna de Plata, gracias. Se intenta siempre que lo que se escribe sea por lo menos interesante. La novela vale la pena, de verdad. Con el añadido que es breve, no tiene continuación y en una tarde se ventila. Y luego se mantiene tiempo en la cabeza.

    ResponderEliminar
  3. woow yo la verdad es la primera vez que lo escucho :):) igual le daré una oportunidad si lo veo por ahi^^

    Besos

    ResponderEliminar
  4. No había leído nada sobre esta novela y hoy me encuentro dos reseñas y las dos positivas. Me apetece leérmela, pero no ahora, quizá me dé un tiempo. Por lo demás, una reseña fantástica, clara y contundente. Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Ely, pues harás bien en darle una oportunidad a una novela tan interesante como "Tú". Y se lee en un suspiro, que es un valor añadido muy interesante.

    Eomoi, apúntala en la libreta y guardala para el día que sientas que te apetece novela realista con puntos duros e impactantes. Gracias por los elogios... se hace lo que se puede...

    ResponderEliminar
  6. Jorge, ¡buenos días y gracias por la reseña! Tengo una buena noticia: no creas que los pasajes con Phoebe, la hermana pequeña de Kyle, pasan desapercibidos... ¡son muchos los lectores que coincidien contigo y dicen que son sus favoritos! Son pasajes en los que aparentemente sólo se describe una situación muy cotidiana y, en realidad, hay un nivel de profundidad en el mensaje brutal, ¿verdad?
    En Noguer decidimos publicar el libro por lo que tú mismo dices en uno de los comentarios: porque, tras leerla, "se mantiene tiempo en la cabeza". Y eso, hoy en día (en libros, películas, etc. que a menudo olvidamos tras leer o ver), es algo muy positivo. ¡Sobre todo si te hace pensar/reflexionar!
    Un abrazo,
    Irene Lucas
    Noguer
    http://www.facebook.com/ed.noguer

    ResponderEliminar
  7. Irene, buenas noches y de nada. Es un pequeño reconocimiento a una buena novela. Esos pasajes de la novela con la hermana contienen muchas de las claves de esta historia y muestran lo buen personaje que es Kyle.

    Y, no lo he dicho, pero felicidades a Noguer por la iniciativa de publicar "Tú", pero también por poner al alcance del público clásicos de la literatura juvenil que si no fuera por editoriales como la vuestra se perderían. Pienso en "terabithia", "Jim Botón", "Orzowey" (que bien me lo pasé en aquellos diez años) y, sobre todo, en esa pequeña joya que es "Boris" y que tanto me afectó cuando la leí con once años (y que en próximos días reseñaré por aquí). Gracias por estar por aquí.

    ResponderEliminar
  8. Hace días que me he fijado en esta novela, además he leído otra reseña que me ha animado a leerla. Ahora no queda ninguna duda al respecto. Yo no tengo esas reticencias acerca del realismo en literatura juvenil, pero tampoco es que me atraiga demasiado. Sin embargo, esta novela será una clara excepción en mi estantería...

    Un abrazo, espero que lo pasaráis genial en Sant Jordi ^^

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómo te las has apañado para que un libro que no me llamaba NADA la atención me acabe picando la curiosidad? Se nota que eres librero...será mejor que cuando vaya a visitarte a la librería no lleve la tarjeta de crédito encima que si no...

    ResponderEliminar
  10. Veritas, en Sant Jordi llovió. Fue horrible. En mi otro blog hago largo análisis. Anímate porque creo que la novela lo merece. Su protagonista está muy bien configurado y el tono es el mejor para la novela. Leete las primeras páginas en una librería y así tendrás más motivos para lanzarte o devolverlo rápido a las estanterías.

    Lana, me lo tomaré como una halago que es... sí, mujer, pásate por la librería y verás como trabaja el librero... sin compasión, con una sonrisa afilada, con muchas ofertas tentadoras... juas juas juas...

    ResponderEliminar
  11. Totalmente de acuerdo con los dos grandes momentos de la hermana pequeña. El primero más aún. Novela muy recomendable.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, lo son. Quizá sean los que más se han quedado en mi memoria por tiernos y realistas. Yo la recomiendo mucho, pero en la librería no me hacen caso...

    ResponderEliminar
  13. Hola, acabo de descubrir el blog y creo que está muy bien, aunque también creo que le faltan algunos títulos (más o menos los clásicos juveniles, me refiero a novelas juveniles que hay que leer, por muy malas que sean, solo por tener una referencia de gustos: Los juegos del hambre (muy recomendable), Crepúsculo (para echarse unas risas), El nombre del viento (la ostia), Eragon (fantástica)... Algunas críticas me han parecido un poco mordaces, como la de Laura Gallego (quizá no soy objetiva porque me encanta la autora y Memorias de Idhun aunque largo, me gustó mucho), me parece acertada la de Claudia Gray, pero discrepo con Tú. Como bien ha dicho, deja muchas cosas en la niebla, y da por hecho que todos los adolescentes son así, etc. Prometí mucho y se quedó en nada, no solo los personajes secundarios están incompletos, tampoco he aguantado al prota; no sólo porque no me identifico con él, sino también porque parece asistir a los acontecimientos que se desencadenan por sus decisiones como un pasmarote, sin rebelarse o intentar cambiar, un adolescente pasota y casi sin personalidad que encima escucha a medias. (Quizá es porque soy chica, pero una aclaración ¿de verdad los chicos de menos de 20 años escuchan a medias todo incluso cuando les habla el pivón de la clase?)
    en la adolescencia me aficioné a toda la colección Alerta Roja de SM y para dar ejemplos de libros que me han marcado recomiendo: Nunca seré tu héroe, Maldita adolescente y La chica del andén de enfrente de María Menéndez-Ponte, Camposas de fresas, YO y Rabia de Jordi Sierra I Fabra (uno de mis preferidos), M de Lolita Bosch, Blanca como la nieve roja como la sangre de Alessandro D'Avenia, Rebeldes de Susan Hilton (un clásico llevado al cine) y Retrum de Francesc Miralles, ala, ya tiene para ponerse al día jeje.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.