martes, 30 de septiembre de 2014

"Amos y mazmorras. La doma" de Lena Valenti

Amos y mazmorras. Primera parte. La doma, Lena Valenti, DeBolsillo

Como pedisteis, la reseña de Amos y mazmorras. Y por un tecnicismo, solo reseñaré su primera parte de  La Doma. Nadie comentó que por obligación tuvieran que ser las dos primeras.

Cleo es policía en la ciudad de Nueva Orleans. Siempre quiso ser agente del FBI como su hermana Leslie, pero su fuerte carácter hizo que la considerarn no apta. Ahora Leslie ha desaparecido y el los superiores de esta le piden a Cleo su colaboración para continuar la investigación que emprendió su hermana y descubrir su paradero. Cleo, claro, acepta. ¿Cuál es la misión? Infiltrarse en un evento de rol en vivo ambientado en el universo de Dragones y mazmorras, pero con un componente de bondage para investigar unos asesinatos y una posible red de trata de blancas. Para eso tendrá que hacerse pasar por domina y dominar en seis días qué significa BDSM de la mano de Lion Romano, un tipo por el que siempre ha estado colada, pero con el que nunca se ha llevado bien. Empieza el entrenamiento y los sentimientos de Lios y Cleo se descontrolan. ¿Podrán separar trabajo y placer? ¿Podrán dejar los sentimientos a un lado y centrarse en la misión? ¿Podrá Cleo convertirse en la perfecta sumisa en seis días? ¿Podrá Leo "domar" a una mujer que desde siempre le ha vuelto loco? ¿Podrán contener sus sentimientos? ¿Se acordará alguien de que hay una persona desaparecida y harán algo más que mirarse, acostarse, e ir de comprar y, no sé, abrirán un informe o reconstruirán una cronología? A parte de acostarse, ¿harán algo de polis?

Disculpad el rollo de sinópsis, mucho lío para tan poca historia.

Segunda novela de Lena Valenti tras El libro de Jade que leí el año pasado. ¿Primera impresión? Mejor escrita, más cuidada, corregida, sin las flagrantes erratas de aquella (¿merito de Vanir o de DeBolsillo?), sencilla, rápida de leer, entretenidilla, pero no me ha gustado. ¿Por qué? Vamos a ello.

Primero de todo, por la propia historia. Me resulta poco creíble el trasfondo de investigación y la trama policial. Esos seis días de preparación que se resumen en practicar BDSM, ir de comprar, cenar y, de vez en cuando, leer de forma superficial un par de informes. No siento la presión de la investigación policial y la novela se instala en un terreno de pausa llegando a olvidar que hay una investigación en curso enfatizando sentimientos y conflictos personales. Así que sin investigación propiamente dicha nos quedan escenas sexuales que basculan entre las interesantes y bien narradas y algunas de vergüenza ajena (la escena "cómica" que se repite en dos ocasiones con el tema del mando a distancia y el dildo, por ejemplo. Lo que puede funcionar en cine, no tiene por que funcionar en novela). Un argumento que es excusa para la presentación normalizada del BDSM.

Un tema que esta presentado de forma muy correcta, pulcra, documentada y marcando distancias con la archifamosa 50 sombras de Grey y satélites (incluso se permite una referencia bastante malvada) en su retrato realista del bondage. La autora insiste una y otra vez en la normalidad de la práctica (lo repite cada pocas páginas) y eso acaba restado naturalidad a las escenas ya que parece que los personajes no hablan entre ellos si no que sus discursos se dirigen al lector para convencerlo (en un momento de la novela hay un "para que entendáis" que chirría muchísimo). Además, en las largas explicaciones de técnicas por momentos parecía que estaba ante un refrito de artículos de la wikipedia por lo academico que resultaba. No acaban de estar integradas en el discurso. ¿Las escenas de sexo en sí? Bien resueltas.

Una exhaustiva documentación hecha para el BDSM que parece olvidar hacer para Dragones y Mazmorras. La autora no utiliza el juego de rol, si no que se basa en una serie infantil de los ochenta que poca importancia tiene en el universo de Dungeon & Dragons. No habría ningún problema si no fuera porque en la novela se presenta la serie como el núcleo del universo del juego de rol y no es así. La serie es una anécdota.

Además, algunas de las afirmaciones sobre los juegos de rol demuestran un conocimiento superficial y, en ocasiones, erróneo (Warcraft no es una ambientación más de Dungeon & Dragons, por ejemplo). Y sí, vale, juego a rol y al Dungeon, de acuerdo (ahora mismo acabo de perder a mi personaje, un monje mediano de nivel 8) y esto puede sonar a la pataleta, pero lo que se le exige por una parte creo que es de recibo exigirle en otra.

Y si quitamos BDSM y rol, ¿qué nos queda? La historia de siempre entre una muchacha guapa de estupendo cuerpo muy cabezota y un hombretón serio, misterioso, controlador, pero sensible y cariñoso que se quieren y desean, pero no se lo dicen. Quitando todo el aparato, la historia es la que ya hemos leído muchas veces con las mismas constantes. Tensión, atracción, malentendido, palabras dichas de las que uno se arrepiente y separación hasta la segunda parte. A esto añadimos que Lion acaba comportándose con espíritu controlador y celoso. Toda la elegancia que tiene como amo, la pierde como enamorado. Celoso, controlador, algo manipulador y con ganas de poseer a Cleo. Creo que la utilización en dos ocasiones del verbo reclamar es significativa ("pedir o exigir algo por derecho"). Sus enfrentamientos testosterónicos ante cualquier posible competidor, etcétera. ¿Quisquilloso? Sí. Al final, el discurso es el de siempre, amor, posesión y celos van juntos.

¿Algo más? Detalles. La profusión de marcas o referencias a actores para las descripciones (y que a mí siempre me parece soluciones fáciles que demuestran pereza por parte del escritor para describir una situación o personajes), coloquialismos como describir a alguien como "bueno hasta decir basta" o en otro momento "hacer la cobra" (este tuve que buscar qué significaba), repeticiones (los reiterativos discursos sobre la normalidad del BDSM), o el fallido momento de querer imitar el acento francés añadiendo "g" a las palabras (lo dicho antes, lo que funciona  en cine no tiene porque funcionar en literatura y un "hablaba con un marcado acento francés" se hubiera agradecido mucho), han provocado que la lectura de esta novela se me hiciera difícil.

Mucha página y mucha ambientación para encontrarme con la historia de siempre.

Otras opiniones
Forbidden Planet
Gremlins en la biblioteca

26 comentarios:

  1. Vamos, que huyamos en sentido contrario. Cuando no lo estropean en una cosa, lo estropean en otra. Personalmente, considero que el recurso de decir que alguien se parece a X autor es de fanfic, y lo de la g en el acento francés, una falta de respeto, directamente.

    Bueno, al menos el libro lo venden barato, por lo que veo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esta novela hay tres ediciones.
      La de Vanir (original) a 18,90€.
      La especial verano que hizo DeBolsillo a 6,95€ (complicaducha de encontrar porque hicieron pocos, pero yo todavía tengo un ejemplar en la librería).
      La bolsillo normalucha que también hizo DeBolsillo a 9,95€.
      Un libro, tres ediciones diferentes. Y luego dicen que no se publica mucho.
      Y no te explico ediciones de Ken Follet porque te podría dar un algo.
      Dicha la tontería, digo otra. El acento francés.

      El prota quiere que la prota aprenda a controlar sus orgasmos y le pone un mecanismo en la chirla que va a control remoto. Cuando él le da al botoncico, a ella le entra el gustico. Así que se van de compras y entran en una tienda donde sale una loca que habla diciendo "Quegrida, egres magravillosa" en cursiva y chilla mucho y mueve muchos los brazos. Entonces él va tocando el botoncico y ella va haciendo oooooh, ummmm, aaaaaaah, y la francesa diciendo "sí que te gusta la ropa" y ella ummmm, aaaaah, síiiiiii, y muchas "g" de sobra y la escena es de un ridículo que da vergüenza y el lector pensando "tú de compras y de gustico y tu hermana secuestrada y vete a saber lo que le están haciendo. Vergüenza me daría".

      Y este es el nivel.

      Lo triste de parecerse a X o "el prota tenía una apariencia de Y, pero más macho" es que el lector no sepa quien es Y. Lo que aquí me pasó. Sale un nombre y yo, ¿y quién es este tío? y para la lectura, mira por internet y "ah, vale, el buenorro pavisoso e inexpresivo de Arrow, ok". Este recurso solo lo acepto (y con reservas) si lo dice un personaje. Cuando lo suelta el narrador, no.

      Un abrazote.

      Eliminar
    2. ¿Esta escena es en serio? XD
      Parece más propia de una comedia romántica muy muy cutre.

      Eliminar
    3. En serio. Y leída es muy triste.

      Eliminar
    4. Esa escena me ha matado un poco. Desde lo de la loca esa rara hasta el final, aunque ya el hecho de que le controle los orgasmos por un cacharro no sé yo para qué tiene lo suyo. Bueno, este va a la lista de libros que no leeré, junto con el de Lof yu :D

      Eliminar
    5. No hace falta. Hay otras cosas que leer, la verdad.

      Eliminar
  2. A esta autora creo que no me voy a acercar jamás como no cambie y mucho. Si quieres contar la historia típica y, para que no sea más de lo mismo le pones un contexto y una trama (el juego D&D y la investigación), al menos hazlo seriamente. En fin. Pasando, gracias por librarme de su compra en caso de que se me cruzasen los cables XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejaría otras autoras, la verdad. La historia es lo de siempre, los personajes, la relaciones. Puede cambiar el entorno y puede estar más o menos documentado (más o menos visitas a la wikipedia), pero con frialdad y sin que el fondo se modifique. Un rollo. A ver si en lecturas futuras encuentro material más interesante.

      Eliminar
  3. Leyendo la sinopsis ya me he horrorizado con tanto tópico junto. Sé que el libro no es de mi estilo, que nunca lo ha sido y que no puedo ser tan exigente como con otras novelas, pero creo que lo mínimo para cualquier autor es documentarse bien sobre el tema que tratará e introducir esa información con sutileza. No sé, esta autora ya ha publicado unos cuantos libros y aun así no parece que haya mejorado tanto como cabría esperar. La imagen que me hago de ella por las reseñas es la de una escritora bastante torpe. ¿Intentar convencer al lector con un "para que entendáis"? Por favor. Quizá le iría mejor no publicar tanto y cuidar más cada novela (acabo de consultar la Wikipedia y lleva ¡13 libros! desde 2009 entre una saga y la otra).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es torpe. La utilización de marcas, comparaciones con actores, etc. demuestra para mí pereza descriptiva y limitaciones estilísticas. Si no puedes crear un personaje y describirselo al lector sin decir "tenía un aire a lo Cary Grant con el encanto de un Chiquito de la Calzada recién levantado", déjalo.

      Hay momentos de la novela que parece que han sido fusilados tal cual de la wikipedia. Largos, y aburridos, discursos sobre tal tema que entorpecen la lectura. Le falta sutileza y saber introducir la información dentro de la historia. No sé, novelas posteriores pero lo mismo que fallaba en su primera novela, falla aquí. Comodidad, supongo.

      Eliminar
  4. Las expresiones coloquiales de Valenti las odio. Lo de las marquitas ya ni te cuento...y otra cosa en la que peca Valenti es en la exagerada perfeccion d sus personajes (vease el libro de jade) es muy superficial y poco realista.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya lo has dicho tú todo. Clavado.

      Lo de las marcas en esta novela llega a un culmen algo absurdo cuando explica que le pega a un saco de boxeo marca tal. ¿Quién sabe eso? Y, ¿a quién le importa? ¿Es para marcar estatus? ¿Por chulería? ¿Por simple y llana pijería? ¿La marca de un saco de boxeo? ¿En serio?

      Eliminar
  5. Ay por favor lo dicho del Warcraft es sacrilegio ¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬ que falta de investigaciòn. A decir verdad no creo que lea nada de esta autora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de Warcraft me dio un mareo. Alicia es testigo. Tuvo que salir corriendo a buscar la sales y decirme ya pasó... ya pasó...

      Hay otros autores, la verdad.

      Eliminar
  6. A mi tampoco me convenció cuando lo leí.
    Se agradece la crítica!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Edito y añado tu reseña a otras visiones. Me la perdí.
      No me convenció nada. Aburridota (y era conscientes que tendría que leer la segunda parte, pero no lo haré. Un tecnicismo).
      Saludos.

      Eliminar
  7. Me alegro de que haya mejorado la presentación. Yo de esta autora sólo he leído el que has mencionado, “El libro de Jade”, y las faltas me hacían sangrar los ojos.

    Pero no pienso leer más de ella porque no me gusta lo que escribe. Por el libro que leí y algunas entrevistas parece que está convencida de que escribe literatura feminista porque “sus chicas tienen carácter”, y para mí de eso nada; escribe, como bien has dicho, lo de siempre. Me parece igual de machista que la mujer no tenga personalidad y aguante y perdone lo que haga falta, como que haga lo mismo dejando claro que es fuerte pero que por amor hay que hacer sacrificios. Para mí serían feministas de verdad si dijeran “lo quiero pero hay cosas que no se pueden tolerar y en lo que no se debe ceder”; nada de que si me hace algo que no me parece bien, para demostrar que soy fuerte, me enfado puntualmente pero acabo por aceptar que lo haga. Porque ellos al final siguen siendo iguales y ellas lo terminan aceptando, según mi percepción.

    Además las relaciones que platea me incomodan, son demasiado violentas y enfermizas para mi gusto. Sus personajes parecen masoquistas (y no entendido en el sentido de que les guste esa práctica sexual como aquí, sino en que tienden a pelearse, maltratarse y humillarse mutuamente, y cuando más daño se hacen más se unen después al perdonárselo), obsesivos y codependientes. No es un amor sano ni agradable de leer para mí.

    Y si fuera consciente de que no es innovadora y lo que quisiera plasmar fuera, en efecto, una relación insana… pero me da la sensación de que está convencida de escribir cosas nuevas y feministas, así como relaciones fantásticas. Y eso da miedo.

    Me despido con un abrazo y una flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos completamente de acuerdo.

      La novela no es más que el discurso posesivo de siempre. Un ejemplo, ella se siente en inferioridad respecto a él por el tema de experiencia y no sé muy bien por qué se inventa un rollo con su jefe policía. Eso a él lo lleva por el camino de los celos imaginando que otro la ha tocado, que otro se ha metido en el jacuzzi con ella, que otro..., bueno, ya me entiendes. Se habla continuamente de respeto amo/sumisa, de cariño, de control, etcétera, pero en la relación del día a día, celos, posesión, reclamarla como suya, que nadie respire cerca de ella (el momento en que se encuentran los dos maromos y hay tensión entre ellos y competición y... pegaos un tiro).

      Naturalmente cuando se descubre la mentira y él se enfada, es ella la que se siente culpable y la que tiene que admitir que se ha equivocado. ¿Esto es un personaje femenino fuerte? Alguien que miente sobre su vida y que se pasa la novela solo esperando que él se abra y le diga que la quiere (lo dice, claro, cuando él está borracho y a la mañana siguiente hay tensión y bla bla bla...

      Con todo este rollo quiero decir que la novela se plantea y presenta como moderna y llena de personajes femeninos fuertes, independientes y decididos, pero que acaba cayendo en las trampas de lo de siempre. Para mí eso no es amor, no es una relación sana ni una historia de amor fantástica y maravillosa. Y el personaje de Lion me inquieta e incomoda. Esta presentado como un ideal masculino y no, no lo acepto (como me cuesta aceptar la cantidad de comentarios vistos en blogs tipo "qué mujer no querría un hombre así", "Lion sí es un como tiene que ser un hombre", etcétera).

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. No he leído nada de esta autora, y no me llama nada la atención este, no creo que la lea nunca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos otros libros por el mundo. No pierdes nada.

      Eliminar
  9. Pues bienvenido sea cualquier libro que deje claro que el BDSM sólo es un juego divertido entre adultos consintientes. Grey ha hecho muchísimo daño en este sentido.

    Otra cosa es que esto se refleje en la relación entre personajes. Suelen ser abusivas. ¿Es el caso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre el BDSM, nada que decir. Respetusos, elegante, documentado... peca de algo de didactismo y de estatismo en las largas explicaciones, pero oye, bien. Ahora, la relación entre los dos acaba cayendo en lo de siempre, celos, manipulaciones, cabreos, desconfianzas, celos por posibles aventuras pasadas, etcétera. Aburrre.

      Eliminar
  10. Me siento culpable de haber propuesto este libro. No te ha hecho sufrir mucho quitando el que haya deshonrado la muerte de tu monje de nivel 8. Yo me esperaba más tortura. Sí, soy peor que los personajes masculinos de Lena Valenti.

    Lo que me llamó la atención de este título era saber cómo trataba el mundo de los juegos de rol. Siendo sincero, con los prejuicios que hay con el tema, me esperaba cualquier cosa aunque me alegro que lo peor sea que no se haya documentado bien. Podría haber sido peor; podría haber creado personajes caricaturizando a los jugadores de rol.

    Llevas un ritmo endiablado con las reseñas. Apenas leo una y ya estás sacando otra. A este paso acabas antes de lo que nos imaginábamos todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, no te sientas culpable. También esperaba más tortura, pero no ha sido así. Casi que ha sido peor. Me he aburrido y eso no lo llevo nada bien.

      Lo de los juegos de rol es una anécdota superficial. No aparece. Pilla a los personajes de la serie, los viste de cuero, los pone en una isla e inventa un torneo. Sinceramente, esperaba goblins, osgos, paladines del dolor, etcétera. Podría haber sido muy interesante.

      El ritmo de lectura es el normal. El de reseñas, no. Habitualmente no reseño todo lo que leo (pereza), pero en estos días hago excepción. Y me interesa ir rápido. Además, de momento, lo que voy leyendo se lee en un momento. Y el no tener televisión, ayuda.

      Eliminar
  11. Nunca había considerado leer este libro, porque no es mi tipo de lectura, pero en el hipotético caso de que se me presentara la oportunidad, me has quitado todas las dudas que podría tener...
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya puedes imaginar lo que encontrarás. Vas avisada.
      Creo hay otros muchos libros con lo que ponerse.

      Eliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.