miércoles, 24 de septiembre de 2014

"La vida iba en serio" de Jorge Javier Vázquez y "La luz de Candela" de Mónica Carrillo.

Hace tiempo, en la librería.
Entra una señora y con gesto decidido se dirige al librero.
- Nene, oye, una cosa, ¿dónde tenéis los libros de la gente que sale en televisión?
- ¿Perdón?
- Sí, las novelas que escriben los de la tele.
- ¿Buscaba alguna en concreto?
- Cualquiera. Si salen en la tele deben ser todas buenas, ¿no?
- ...

Dos reseñas breves de la editorial Planeta pertenecientes a su nueva colección de Historias emocionantes escritas por presentadores de televisión. Vosotros las queríais, aquí las tenéis.

La vida iba en serio, Jorge Javier Vázquez, ed. Planeta

Un pedazo de vida de alguien que tiene el mismo nombre que el autor. Un nuevo trabajo en una ciudad donde encontrará la felicidad. Sus dudas, su crecimiento como persona, aceptación de los fantasmas internos, hacer las paces con su pasado, la difícil relación con la figura paterna. Novela autobiográfica de un conocido presentador.

No voy a ensañarme con la novela de Jorge Javier Vázquez. No es un buen libro ni una buena novela. Es una colección de recuerdos y vivencias ensamblados con simplicidad y ni un asomo de algo parecido a literatura, pero tiene dos virtudes. A saber, los fragmentos de vida cotidiana respiran verdad (el retrato de la vida en el barrio, el instituto, las escenas en las garras del Opus Dei, por ejemplo). A pesar de que pueda ser ingenua en planteamiento y en técnica, algo vulgar y repleta de coloquialismos, en este libro hay momentos que se puede encontrar un buen retrato de ambiente y hay que reconocerlo.

La otra virtud es no tiene ninguna presunción literaria. No creo que el autor quisiera pasar por escritor. Ha escrito lo que le ha apetecido (o lo que le han pedido que escriba) sabiendo que no es escritor profesional y se agradece que no lo intente.

A parte de esto, La vida iba en serio no tiene mayor interés que el que el lector pueda tener por el personaje. En mi caso, ninguno. Lectura de un par de horas que ni alimenta ni hace daño.



La luz de Candela, Mónica Carrillo, Planeta.

Todo lo contrario que la primera novela de Mónica Carrillo, un libro que entra directamente en la lista de lo peor que he leído este año.

¿De qué va? La novela nos explica la historia de esa tal Candela y su cuelgue de un tipo llamado Manuel. Bueno, ni siquiera nos explica una historia; son los sentimientos, vivencias poetizadas y recuerdos que Candela guarda de su amor y desamor. Una historia basada en la memoría y utilizando como vehículo narrador un irritante "tú" ("recuerdo que tu me cogiste... tú lengua... tus manos...") que suena más a reproche que a evocación y escrita en un continuo sonsonete presuntuoso y pedante. La novela está escrita en un tono pseudo poético que imagino quiere conseguir que cada página sea un mazazo emocional en el lector. Y sí, mazazo lo ha sido. Un planteamiento absolutamente pretencioso repleto de fáciles juegos de palabras que, de nuevo, pretenden emocionar (del nivel de juegos con los verbos tener y retener, para que os hagáis una idea).

Si todo esto sirviera para presentarnos una historia, sería irritante, pero quizá se le encontraría sentido. El problema es que en La luz de Candela no hay historia más allá del reproche de la prota al ex y en recordar lo bien que follaban juntos. Y no hay por asomo algo que parezca un personaje, todos son figuras, contornos borrosos. Ni personalidad, ni profundidad. No hay trama, argumento, desarrollo, conflicto. No es una novela intimista con un análisis preciso de los sentimientos. No hay nada más allá de su pretenciosa superficie y de las quejas de Candela sobre su ex, la figura desdibujada de éste (el lector no llega nunca a conocerlo ya que la autora solo dice de él que está muy bueno, la camisas le sientan muy bien, folla de maravilla y... es un poco cortito), la familia y amigas de Candela hablando solo de ella (que maja, que lista, que guapa, que simpática, que buena amiga, que... todo gira en torno a Candela relegando cualquier secundario a voz que habla de Candela haciendo que toda la novela sea Candela... y si Candela fuera un buen personaje, sin problema, pero no es el caso), referencias a películas para demostrarnos que Candela es muy lista y tiene muy buen gusto cinematográfico (aunque bastante tópico, la verdad), conversaciones con su amiga que son malas imitaciones de Sexo en Nueva York y unas frases muy cuquis que la autora denonima microrrelatos, pero que en su mayor parte no lo son y en todas da bastante vergüenza.

¿Y todo esto para explicar qué? Nada. Que un chico llegó, ella se colgó, rompieron, lo pasó mal y luego lo superó. Para explicarnos otra vez una "historia" tópica y repleta de clichés: lo sensibles que son las mujeres y que siempre acaban enamoradas de hombres que tienen alergia al compromiso, los guapos son cabrones que te hacen pasar un buen rato en la cama, pero te rompen el corazón, los majos te tratan bien, pero son aburridos y que una chica solo se puede realizar o con un hombre a su lado o teniendo hijos (porque encima la novela tiene ese molesto aire universalista de que todas las mujeres son Candela), etcétera. Cualquier tópico encuentra cabida en esta novela y en su "análisis" de las relaciones amorosas.

Una novela mala, pedante, irritante y pretenciosa. ¿Mis momentos?
- Cuando la narradora convierte ¿sin pretenderlo? el título de una novela de Miguel Delibes en sinónimo de pene grande.
- Ese discursito de Candela sobre que ella como fotógrafa profesional no entiende de técnica y se mueve por instinto despreciando a todos esos profesionales que conocen las tripas de su oficio (desconozco si también era una declaración de la autora sobre cómo se escribe una novela... por instinto, desde el corazón y el alma. Si es así, el resultado le demuestra que la técnica es importante).
- El vergonzoso homenaje / parodia al principio de Lolita de Navokov.

Entonces, ¿cómo y por qué se publica una novela así? Una novela sin personajes, ni trama, sin estilo, falta de originalidad, pretenciosa, de estilo rimbombante, hinchada de páginas en una edición con un tamaño de letra muy generoso, amplios márgenes, espacioso interlineado. Quizá en este caso sí que sea cierto el tópico de que no importa qué, si no quién lo ha escrito y si éste sale en la tele.

Alejaos de ella. Ya he sufrido yo por vosotros.


29 comentarios:

  1. Dan ganitas de cruzar la pantalla y mimarte al son del "ya pasó, ya pasó"... ;)
    A pesar de que me dejas con la intriga del pene y Delibes, creo que podré vivir con la incógnita y solo lanzo una pregunta más: ¿dónde están los buenos escritores-fantasma con sus buenas historias sin nombre para los malos con nombre? ¿Se atreven menos desde el escándalo Ana Rosa Quintana o es que se han ido todos a Amazon? Creo que también podré vivir con esa incógnita.
    Gracias por matar estos dos pájaros de una pedrada, concisa y certera.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero los recuerdos de Candela siguen allí, Mara, y sus juegos de palabras y sus poemas...

      No lo sé. Ambas historias creo que están escritas por quien las firma. Uno con honestidad, la otra creyéndose la escritora revelación del año. Hay un abismo entre los dos, en serio. El libro de JJV es discreto y limitado, pero es veraz y honesto y no juega a la máscara. El otro... bueno... mejor me callo que me lanzo.

      Un abrazo muy fuerte.

      Eliminar
  2. Pobriño, no puedo decidir que es peor: que te hayas tenido que leer eso (sospechando lo que te esperaba), o que una señora (que supongo que no es tu tía-abuela) se dirija a ti llamándote "nene" y que no puedas escupirle a la cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo de nene ya estoy acostumbrado... a veces... creo... No.
      Con el de JJV sabía lo que me encontraría y no ha sido una mala experiencia. El libro se lee con sencillez y rapidez. Sin darle muchas vueltas.
      El de Mónica Carrillo.... uff... no me esperaba esto, la verdad. No esperaba nada, pero esto, uff.

      Eliminar
  3. Mmmmmm, argh, hay algunos periodistas (o presentadores) a los que deberían decirles que informar no es lo mismo que escribir un libro... Sobre todo a Mónica Carrillo, por lo que cuentas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela de Candela ha sido un duro viaje. Tanta pretenciosidad, ese tono pseudopoético...

      Eliminar
  4. Razones por las que entrar a una librería con un bidón de gasolina. Dios santo de mi vida, es peor de lo que me imaginaba. El maravilloso """homenaje""" a Nabokov es... es... no tengo palabras XDDD En fin, más suerte con los siguientes (ah, que tienes que leer Prohibido jijijijiji).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me jodas! ¡No quemes la librería que el resto de libros no tiene la culpa y el librero, menos!

      Creo que deberías leer el libro de MC. Como higiene... para embotarte y luego maravillarte con la novela que leas después. El "homenaje" a Nabokov es de denuncia. Y tengo la sensación de que se cree a la altura de él, de que son iguales. Es tan burda la forma de meterlo en la novela. Tan sin venir a cuento... como las referencias a cine o música. Es tan postureo para darse una imagen culta. Molesta y no aporta nada.

      Eliminar
  5. Voy a resumir todo mi comentario en una cara:
    :/

    ResponderEliminar
  6. "Un libro que entra directamente en la lista de lo peor que he leído este año."
    Es un honor habértelo sugerido :). Parece el típico libro para impresionar a alguien que lee poco y se emociona con esas "frases cuquis". No sabría decir cuál de los elementos que has comentado me produce más repulsión, no hay por dónde cogerla. Eso sí, en alguna entrevista la autora cuenta que está muy contenta porque en Twitter la gente le escribe para decirle que le ha gustado mucho.

    En cuanto a Jorge Javier Vázquez, alguna vez los colaboradores del programa le han dicho "Tú, que eres escritor..." y él rectifica de inmediato para aclarar "No soy escritor, soy una persona que ha escrito una novela". Sé que en los "ambientes lectores" no cae nada bien, pero al menos me parece sensato; sabe lo que ha escrito y no va de lo que no es. Ya es algo. A mí siempre me ha parecido un hombre inteligente y con capacidad para reírse de sí mismo, así que no me sorprende.

    En fin, espero que ahora estés con algo que te motive más ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías sentirte orgullosa, cierto. Tuyo es el honor del primero horror auténtico que he leído. Creo que como Sub-cero deberías atreverte y leerla. Como ejercicio. Últimamente lees cosas muy buenas y esto te sanearía.

      El libro de JJV es inócuo. No aportada nada, pero es honesto y veraz. El retrato de ambiente de barrio está muy conseguido y tiene páginas emocionantes. Creo que si se despegara de su vida y le dedicara más tiempo podría conseguir algo interesante.

      Ahora estoy con la segunda de Cazadores de sombras y bien, un poco aburrido, pero entretenido a ratos. Pero, claro, después de esto...

      Eliminar
    2. Quita, quita, que ya me encontraré algún bodrio inesperado por mi cuenta :).

      Eliminar
  7. jajajajajaja

    Vale, gracias, no los conocía, ni a los autores (aunque estudio en el ámbito de la comunicación no miro ni por asomo la televisión) pero me ha quedado muy clarito tú opinión. Realmente me da muchísima rabia que autores buenos pasen desapercibidos por esos nombres que la gente ya conoce por la televisión. Yo no digo que no puedan escribir, pero creo que sería mejor que publicaran algún libro sobre su ámbito profesional que pueda ayudar a otros (o para que un profesor de la universidad pueda hacer sufrir algunos alumnos como yo), y que pueda aportar algo interesante, y a menos de que tenga un talento para la escritura, que no intenté publicar solo por su nombre. Con esto hablo más del segundo libro.

    Por el primero, nunca viene mal una autobiografía, ya que a veces la experiencia de unos puede resultar interesantes para otros, sabiendo sus limites y sin pretender nada.

    Un saludo :D

    R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno hace periodismo del corazón, la otra presenta un telediario (no recuerdo la cadena). Tampoco veo la televisión, pero mi cerebro retiene cualquier dato inútil y si en algún momento he visto una imagen, archivada queda.

      La diferencia entre ambos es la pretenciosidad. Uno es honesto y no esconde lo que es, la otra novela es un cúmulo de suficiencia y pedantería sin personajes, ni trama, ni estilo.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Uy pobrecito, yo es de las personas que mencionas aqui no tengo absolutamente ni idea de quienes son. Pero diciendo lo que dices, no me acercaría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno hace corazón y famoseo. La otra, presenta un telediario.
      No te pierdes gran cosa, la verdad.

      Eliminar
  9. He alucinado con la luz de candela. Es de verguenza que eso pueda evitarse solo por que la escritora presenta el telediario, bueno, lee un teletipo, mejor dicho.
    La fama es lo que tiene...

    Que mala leche votar por estos dos libros!! Espero que el proximo sea decente, como minimo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La maldad de la gente no conoce límites, y la de Rusta es infinita.
      Creo que si la autora de Candela fuera otra, no estaría publicada o le habrían pedido mil y una correcciones, pero bueno...

      También espero encontrarme con cosas de mayor enjundia.

      Eliminar
  10. En serio, las cosas que te llagan a pasar en la libreria... xD
    La verdad es que lis libros escritos por presentadores nunca me han llamado la atención. Siempre he pensado que no lo escribían ellos. Pero bueno, después de ver tu reseña y el mal momento que has pasado, creo que sí que lo hacen xD

    Un abrazo*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teri, eso no es nada. Lo que pasa en la librería es para película de ciencia ficción.

      Ahora parece que hay un florecimiento y cada dos por tres presentadores tienen novelas en el mercado. No sé si serán buenas o no, derecho a publicarlas tiene, pero las que he leído son muy justitas siendo generosos.

      Abrazos.

      Eliminar
  11. Que cansina Candela, y que vergüenza ese rellene de páginas con letras de canciones y esa carta que le gustaría que le escriba Manuel pero que en realidad se escribe ella misma tirándose flores y ese pensar (mientras uno va leyendo-sufriendo) Ok, podría aguantar a una buena amiga que se pone pesada por un desamor, y consolarla y repetirle cosas a las cuales no hará caso y comerme un marrón enorme ¡pero joder, no me tengo que leer un libro al respecto! Es como leerse un libro de la cola en el super, o un libro sobre hemorroides, o el libro de limpiar la casa después de una fiesta y con resaca. Bueno, quizás esta tipa es una genia y lo que quería era transmitir exactamente eso; la irritación, desesperación, aburrimiento e indiferencia que te producen las movidas monotemáticas de alguien despechado e infantil que encima te cae mal. Pero el final me mató. Con dos cohone y para rellenar mi vacío existencial, voy, me insemino y ahora tengo dos críos que son mis amores, chupate esta Manuel muajajajaja. Pufffffffffffffffffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ése es el final? ¿En serio? O__O

      Eliminar
    2. Jime, lo has resumido a la perfección. La "novela" es un horror. No hay historia y lo que cuenta, no importa. Lo dices a la perfección, es como aguantar a ese buen amigo que una y otra vez vuelve sobre lo mismo y al que ya solo puedes decir, sí, sí, claro, sí, pero pensando que se calle de una vez.

      El final es de disparo de gracia. Horrible. Si no te realizas de una forma, de otra. Nada de trabajo, amigas, soledad, estar bien con una misma, aprender, viajar...

      @Belldandy, sí, ese es.

      Eliminar
  12. ¿Te apuntas en una libretita todas estas conversaciones al poco de pasar o tienes una memoria prodigiosa para recuperar la adecuada para cada momento en el blog? Duda existencial XD

    Ahora no sé si voté por estas dos novelas y me da pereza mirar en la entrada kilométrica de comentarios. Qué maldad tenemos tus seguidores.

    Me sorprende para bien tu impresión de la novela de JJV. Recuérdame que el año que viene hagamos la prueba con la novela de Risto Mejide "Que la muerte te acompañe". En cuanto a ésta, no pensaba leerla y no voy a leerla, pero me alegro de que no haya sido una tortura.

    En cuanto a la de Candela... por diox... Tal vez tenga su éxito por ser precisamente una novela reproche más que evocadora? Por realismo ante una historia que no acaba bien? Sorprendentemente, me has despertado la curiosidad por saber si es tan horrible. Seguiré tu consejo pero en mi próxima visita a la librería (si me acuerdo, claro) lo buscaré para echarle un vistazo a algunos pasajes.

    Lo más triste es que la mujer tenga que tener hijos para ser feliz ya que no tiene un hombre. Me parece que quiere enseñar que una mujer puede ser feliz sin el hombre. Lo malo es que para remarcar la superación de ese tópico se mete en otro. Como modelo, pésimo. Y más si tiene los niños ¿por reproche? Uffff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Memoría, libreta, recreación... de todo. Pero piensas que algunas conversaciones se repiten y se repiten y se repiten...

      La de JJV es inofensiva. Correcta, con sus limitaciones, pero sin ser lo que no es ni pretender ser más. El retrato de una época.

      Candela es otra cosa. Y no, el motivo de su éxito no puede ser su realismo, a no ser que haya gente que le gusten las voces cansinas, repetitivas y pretenciosas. Si le echas un vistazo ya me dirás qué te parece.

      El final es un espanto. Críos por reproche, para demostrar a Manuel que puede querer a otras personas y que le ha olvidado y superado. Una estupidez supina.

      Eliminar
  13. Anda que tener que obligarte a terminar un libro que te horroriza tanto... Qué valor! :D
    En cuanto al de JJV, no me llama la atención porque no tengo interés en el personaje, pero por lo menos no intenta dárselas de nada, es un punto a favor.
    1beso:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de Mónica Carrillo es un espanto. Lo acabé por la pura curiosidad de ver adonde conducía tal despropósito. Y el final superó mis peores expectativas. El de JJV es inofensivo. Se lee, se olvida y tienes sus cositas interesantes.
      Besos.

      Eliminar
  14. Acabo de colgar mi crítica de este libro, por si te quieres pasar. Además, he enlazado tu reseña, para contrastar =)

    http://lasmalashierbasnuncamueren.blogspot.com.es/2015/02/las-honrosas-excepciones-2.html

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.