lunes, 3 de septiembre de 2012

"Bajo la misma estrella" de John Green

Bajo la misma estrella, John Green, Nube de Tinta, 2012
No està escrit a les estrelles, John Green, Estrella Polar, 2012

Para Javier.
¿Ya estás contento?

Antes de empezar, dos prólogos.

Prólogo 1. Cuando en la librería el comercial del grupo Random comentó las novedades, nos dijo que Nube de Tinta era un sello editorial que se especializará en lo que se conoce como literatura crossover. No le entendí. Para mí un crossover es cuando la Antorcha humana sale en un capítulo de la serie de Daredevil como invitado especial o aquel mítico momento en que Superboy y la Legión de Superhéroes se encuentran con Superman y se lían a tortas. Pregunté y me respondió que se refería a un tipo de literatura que abarcaba un target lector muy amplio; desde adolescentes hasta adultos. Ah, dije, lo que toda la vida se ha conocido como literatura para todos los publicos.

Prólogo 2. No me gusta la literatura realista. Sé que es contradictorio con el hecho de que una de mis novelas favoritas sea La regenta, pero matizaría diciendo que la novela juvenil realista no me gusta. Empacho de adolescentes enamoradas de sus profesores en las lecturas del instituto y cierto aire paternalista y condescendiente en el tono. Y dentro de la literatura juvenil realista hay dos subgrupos que me crispan en especial: el antes apuntado de adolescentes y amoríos con hombres maduros y las historias de adolescentes con enfermedades terminales que coff, coff, aprovechan sus últimos estertores de vida.

Y ahora, la reseña.

Érase la historia de Hazel, una chica con cáncer que conoce a Augustus, un chico con un cáncer que parece que remite y se enamoran y viven su amor contra el tiempo que se acaba, la pena de los demás y los sueños que parece que nunca se cumplirán.

Bajo la misma estrella presenta una historia muy conocida, casi un cliché gracias a otras historias y lacrimógenos telefilmes de sobremesa de enfermedades y sueños que se quieren cumplir. La enfermedad, el amor y los sueños por cumplir. El vivir el ahora y el amor condenado. La lágrima y la emoción final. Y yo odio estas historias. Entonces, ¿cómo es que te ha gustado Bajo la misma estrella y la andas recomendando en la librería?, ¿qué diferencia esta novela de esos telefilmes o de otras historias con los mismos personajes y el mismo desarrollo? Bueno, como siempre no es el qué, sino el cómo.

John Green consigue algo muy difícil que es evitar caer en el melodrama, la sentimentalidad barata o la escena lacrimógena gracias a unos personajes bien definidos y construidos que no caen en nada de eso para conservar la cordura en sus últimos días. La novela no busca la lágrima fácil o la trampa sentimental para conmover al lector, sino que deja crecer a los personajes y no los constriñe o los retuerce para conseguir la emoción. Para que entendamos, Bajo la misma estrella no está escrita con el fin único de emocionar y hacer llorar. No es una bomba sentimental perpetrada solo para conseguir una emoción (a diferencia de aquella abominación de pornografía sentimental que es la abyecta El niño del pijama a rayas), sino que está escrita con dominio literario, firme pulso para contener la emoción y mucho sentido del humor.

La risa, aunque sea cruel y estertórea, redime. La única forma que tienen los personajes de enfrentarse a la muerte es pasar por la risa y enfrentarse a los miedos; ya sea la muerte, ya sea el olvido. Para mí, el tema de esta novela no es el amor, no es la muerte ni es la enfermedad. El tema es el legado, lo que dejamos atrás cuando morimos. La idea de que nuestra vida es algo más que paso y que al irnos, algo de nosotros queda. Augustus está obsesionado con el legado y eso es lo que le impide disfrutar del todo de sus días y del amor de la adorable, cruel y muy divertida Hazel.

Personajes poliédricos, sentido del ritmo y la narración, conjunción de momentos sentimentales sin caer en lo melodramático, ajustar el tono a los momentos más duros sin enmarcarlos, pero sin recrearse en ellos. Buenos secundarios y buen retrato de ambientes. Análisis conseguido del amor adolescente (sin evitar, eso sí, los latidos de la primera vista). La importancia del libro físico y de la literatura. El mito del escritor y la realidad del escritor. El amor como unión de iguales, como risa, alegría, complicidad, pequeñas peleas y felicidad.

- Entonces, ¿te gustó el libro?
- Mucho.
- Pero...
- ... pero este tipo de historias siguen sin arrebatarme. No por culpa del libro, sino por herencia lectora, siento mucho reparo con estas novelas y no consiguen atraparme. Y detalles como ese medicamento "milagroso" que toma Hazel que me hacen arrugar las cejas y ver algo de trampa en la construcción de la novela. Honestidad, sí, pero guardando un as.

Sea como sea, Bajo la misma estrella es una gran lectura. Una de las sorpresas de este año. Novela divertida y cruda que pese a su argumento mantiene a ralla el sentimentalismo y el melodrama consiguiendo grandes momentos. El vuelo en avión hacia Amsterdan es uno de ellos. Y grandes personajes para recordar. Y Hazel lo es.

Hazel y Augustus.
Autora Simini Blocker. Más trabajos suyos aquí.

Otras opiniones
El hechizo de los libros
Crónicas de los reinos
Quiero leer sin límites
Divagando entre líneas

23 comentarios:

  1. A mi tampoco me gusta la novela realista, prefiero un buen vampiro xDDD. Sin embargo esta consiguió engancharme y hacerme reír y llorar como una tonta... Menos mal que lo leí en casa...
    Una reseña preciosa, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta lo realista por indigestión en unos años en que todo me sonaba paternalista y condescendiente. Ya sé que no todo es así, pero lo que me trague hizo que me diera esa impresión.

      Pero hay excepciones como ésta o "Por trece razones".

      Gracias a ti... y sí, quedó algo bonita.

      Eliminar
  2. A mí me pasa un poco lo mismo, pero siempre hay excepciones buenas. Con "Blanca como la nieve, roja como la sangre" (que a muchos lectores asqueó) disfruté como hacía tiempo que no disfrutaba con una de estas lecturas. Así que tendré esta en cuenta, a ver si tengo un hueco en el futuro para ella y ganas de meterme en una historia de estas características.

    Besotes ^^

    P.D-¿Leíste alguna vez Madame Bovary? Es anterior a "La Regenta" con tienen un argumento muy similar, con un estilo similar, tienen un encanto diferente... Yo disfruté mucho más con la primera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Blanca como la nieve..." me gustó, sin entusiasmos y rozando la frialdad. No acabé conectando con la propuesta, pero la lei bien. Creo que esta "Bajo la misma estrella" te gustaría.

      Soy regentista y clarinetista hasta la médula. Y he leído Madame Bobary y un buen puñado de clásicos (sobre todo ingleses del XVIII y XIX) y estoy viendo que es hora de volver con ellos. Me interesa sobre todo la literatura de humor inglesa. Lágrimas de envidia y admiración cada vez que releo "La feria de las vanidades".

      Eliminar
  3. Hazel Grace y Augustus Waters... Siguen sin írseme de la cabeza <3.

    ¡Gracias por esa ilustración!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me las des. Dásela a Simini que el trabajo es suyo.

      Eliminar
  4. Yo también prefiero la fantástica en juvenil, las realistas juveniles no me suelen decir nada...

    Pero este libro es especial, es muy sencillo pero te hace sentir mucho.

    Al principio me pareció un libro más, pero luego me encantó!

    bss ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lo empecé a leer me eché a temblar. Tantas cosas que odiaba en una novela juntas... pero luego vi que era diferente por ese cruel sentido del humor. Para mí es lo que salva la historia de caer en el melodrama y la lágrima fácil.

      Lo mismo me pasó con una próxima novedad de adultos... todo lo que no me gusta en una historia, pero la forma de contarla lo salvó todo... cuando me dejen haré la reseña.

      Eliminar
  5. Pues yo también soy del bando de los anti-realistas, (aunque Anna and the french kiss me encanto), pero este libro me gusto y mucho, y eso que huyo de las novelas que implican cáncer o cualquier otra enfermedad mortal.

    Excelente tu reseña, es realmente una gran lectura ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anti-realista no me considero, pero sí que me gustan más las historias con pizcas de fantasía, de terror, de ciencia ficción... De las novelas con enfermedad huyo. Acaban pareciéndose... primer amor de verdad, la pérdida, el duelo, aprovechar el momento... Eso sí, en la novela negra me gustan los protagonistas terminales... como no tienen nada que perder...

      Gracias por lo de excelente... se hace lo que se puede.

      Eliminar
  6. Pues que confío en ti. Si llega a mi pais lo compraré rapidito porque confio en tus reseñillas ;)

    PD: El miércoles sale la doble reseña de Oscuros *momento spam*

    XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues veremos si llega porque la novela merece la pena... y espero esa doble reseña... te habrás quedado a gusto...

      Eliminar
  7. Pues me pasa un poco como a ti, que las novelas realistas como que me tiran para atrás. Para ver historias de mujeres maltratadas, de adolescentes con problemas de drogas o gente enferma pues me asomo a la ventana y listos. A pesar de que te haya gustado y tu buena crítica la verdad es que no me animo con esta historia, creo que no es para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera porque estoy en una librería y porque le dije al comercial que me lo leería y porque me siento obligado a estar al tanto de las novedades y leer leer leer, que ni me hubiera acercado. No es mi estilo ni mi universo, pero la leí y me gustó.

      Aunque reconozco que sigo con mis prejuicios con la literatura juvenil realista.

      Eliminar
  8. Ups, creía que ya había comentado aquí. Yo la primera vez que oí hablar del género "crossover" fue con "Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea". Y sí, básicamente es utilizar una palabra en inglés para designar algo que ya podíamos expresar con nuestra lengua.

    Me pasa lo contrario que a ti con la literatura realista: mis lecturas de infancia y adolescencia fueron realismo, realismo y realismo, me harté de violaciones, malos tratos, violencia escolar... y también temas más "normales" y cotidianos, claro. Ahora no me cuesta nada conectar con estas historias, aunque, precisamente por mi experiencia lectora, les pido que me aporten algo más y no sean "las típicas historias de...". A veces me encuentro con lectores que no suelen leer realismo y cuando leen algo de este tipo lo ponen por las nubes, como si fuera una excepción, pero a mí me parece simplemente uno más.

    Si "Bajo la misma estrella" te ha convencido, seguro que a mí también me gustará. Me atrae sobre todo que tenga sentido del humor y buenos personajes. No me lo perderé.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo del realismo me refiero a literatura juvenil. Acabé muy cansado de todas aquellas lecturas de adolescentes que se lían con su profe de mates y lo pasan mal por un amor condenado, y niños abandonados en coches y superar traumas de divorcio y todo eso...

      En literatura adulta, pues depende la novela. Las grandes sagas familiares me aburren, pero las novelas del realismo inglés de los sesenta ("La soledad del corredor de fondo", por ejemplo o "Sábado noche, domingo mañana" publicado por Impedimenta) me fascinan.

      Ahora, reconozco que me pueden historias como "picnic en hanging rock" también en Impedimente es fascinante por su realismo ambiguo que roza el fantástico, pero sin entrar...

      Tendría que empezar a hablar más de mis lecturas no juveniles...

      "Bajo la misma estrella" es chulo. La historias es muy común y muy lo de siempre, pero muy bien explicada y con mucho humor.

      Besos.

      Eliminar
  9. Y aquí esta la reseña que esperaba con tantas ganas. Creo que si no te va este tipo de novelas, y Bajo la misma estrella te ha gustado mucho -aunque sin entusiasmarte, como dices-, ya tiene gran mérito la novela de Green. A mí me encantó. De hecho, después de esta me leí el resto de novelas de Green, y todas me encantan. Espero que traigan otros libros del autor, para que de vez en cuando puedas disfrutar de novelas así que, aunque no te lleguen a encantar, sí puedas disfrutar. ¡Gracias por escribir esta reseña, que tanto te pedí! ;) Por cierto, tengo que decirte que me ha encantado La lección de August... ¿Has leído Memorias de un amigo imaginario?

    Un abrazo, Jorge!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he visto tus saltos por la obra de Green. "Las memorias..." no las he leído, y no sé si acabaré haciéndolo. No soy mucho de este tipo de argumentos de superación, niños especiales, integración...

      Si no lo ha hecho, te recomiendo mucho "Simple" de Marie-Aude Murail que ha publicado Anaya. La portada es un espanto, pero la novela es estupenda. Dos hermanos y un conejo de peluche. Muy tierna y especial. Murail es una autora a conocer.

      Abrazos.

      Eliminar
  10. Muy interesante esta reseña. Mira que me llamaban los títulos de Nube de tinta, pero me decanté por Memorias de un amigo imaginario, que me ha gustado bastante, antes que por éste, precisamente porque se me hacía repetitivo y un puro cliché el tema de enfermedad-amor-vivir la vida...

    Sin embargo, al leer tu reseña casi que me estoy arrepintiendo.

    Nos leemos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Nube de tinta" no es un sello que me llame especialmente la atención. El tipo de libro que va publicando no es muy afín a mis gustos ni a mi sensibilidad. Voy mirando lo que hacen, pero desde la distancia...

      Lo leí para estar al día y pese que el tema me tiraba para atrás, me gustó. Si puedes leelo. Creo que vale la pena.

      Y tanto que nos leemos!

      Eliminar
  11. Ya lo he leído. Con el entusiasmo que he despertado en la red, la verdad es que me esperaba más, pero me ha gustado y es de los que al terminarlos te transmiten esa "cosilla" que hace que no puedas empezar otro libro de inmediato. Me gusta la forma de plantearlo del autor, su sentido del humor y los personajes. Yo también tengo la sensación de que el tema principal es lo que se deja atrás después de morir, y agradezco que no se caiga en el "carpe diem" tan habitual de este tipo de libros. Coincido contigo en que me sobró el medicamento milagroso de Hazel, aunque reconozco que al autor le va que ni pintado para caracterizar al personaje y el tipo de situaciones que vive. En fin, no me ha cautivado tanto como esperaba (quizá también me pesa la herencia lectora, en mi caso porque he leído muchas veces este tipo de historia y, claro, es difícil que me emocione y sorprenda como la primera vez), pero es bonita, y me ha gustado más que "Promise" (las protagonistas de ambos libros son estupendas, pero ese componente un tanto absurdo de "Promise", con todo el rollo de los avestruces, Disneyland, etc., me sobró).

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me gustó más "Bajo la misma estrella" que "Promise" (aunque el momento unicornio es fantástico), pero comparten dos protagonistas a las que me gustaría conocer y un gran sentido del humor.

      Lo del medicamento sigue molestándome. Mucho. Es una pequeña trampa que creo que no era necesaria. Este tipo de detalles como lector me molestan.

      La sensación que tengo con el libro es igual que la tuya. Me ha gustado, pero sin el entusiasmo ni aplauso de otros lectores. Tú por herencia lectora, yo porque las historias realistas me dicen poco. Necesito algo de fantástico, absurdo, extraño...

      Eliminar
  12. Bajo la misma estrella también me gustó, pero no me encantó. Este tipo de historias están hechas para encantar por ser lacrimógenos y sentimentales, no por su esencia y construcción como debería ser; es como cuando matan a un perro en una película, es obvio que todos sentiremos pena por el animal.

    Es el primer libro de este tipo que leo, pero tengo varias películas vistas de este tipo y todas terminan igual. No me sorprendió mucho lo que encontré en sus páginas. ¿Volveré a leer algo de este tipo? Lo más seguro es que no, ya no hay nada que me sorprenda en estas historias.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.