domingo, 17 de julio de 2011

"El cayo" de Theodore Taylor

El cayo, Theodore Taylor, ed. Noguer, 2011 (reed)

Cuando Phillip despierta en una pequeña balsa en medio del océano, no recuerda qué ha pasado. ¿Dónde está? ¿Y su familia? Parece que sólo Timothy, el hombre que lo ha salvado del naufragio, y su gato han sobrevivido también. Con ellos vivirá una aventura muy larga e intensa cuya brutalidad y lucha diaria le enseñará algo fundamental: aprender a amar la vida.

El cayo es otro clásico juvenil americano que la editorial Noguer se empeña en que no caiga en el saco de los descatalogados. Estupenda iniciativa porque, además, se trata de una novela recomendable y muy interesante. Muy anclada en su época, cierto, pero con valores suficientes como para que sea una lectura que proporciona un par de horas bien invertidas.

El cayo no deja de ser una versión de Robinson Crusoe cambiando a un marinero inglés, por un muchacho norteamericano. Una isla en medio de ninguna parte, un animal y la compañía de Timothy, un viejo marino negro que se convertirá en figura paternal y en el soporte físico y moral de Philip en la isla, sobre todo en el momento en que se vuelva ciego. Será este el momento en el Philip empezará el camino a su maduración como persona.

Relato clásico. La supervivencia en la isla como camino de maduración del personaje. De niño a hombre. Como en El hacha o en Dos años de vacaciones. Repleta de esa convicción de las bondades del ser humanos, las capacidades infinitas del trabajo duro, la sumisión de la naturaleza a la inventiva del hombre y su capacidad innata de supervivencia.

Y la ceguera como metáfora... los prejuicios de Philip ante su compañero negro y es en el momento en el que deja de ver, que empieza a ver de verdad. Un alegato contra el racismo y los prejuicios. Una novela muy comprometida con este hecho y que juega con las cartas encima de la mesa. No engaña a nadie. Y eso se agradece mucho y más en una novela "con mensaje". El cayo es una novela con moral desde su dedicatoria, al sueño del doctor King. Un mensaje didáctico que, gracias a la habilidad de Taylor como narrador, no lastra el espíritu de aventura de la novela.

Porque mi lectura de esta novela es la de relato de aventuras marinas. Bien escrita y con un final muy emocionante donde lo que importa es el ser humano y la esperanza que se deposita en los jóvenes. Quizá le achacaría cierto paternalismo en el discurso y cierta ingenuidad, pero sin que lleguen a cargarse la historia.

Una novela interesante, bien construida y que me ha permitido añadir a mi biblioteca otro pequeño clásico de la literatura juvenil.

4 comentarios:

  1. Cuando leí la sinopsis me llamó la atención pero con tu reseña tengo más curiosidad, parece un libro muy interesante ^^ Tomo nota.
    Gracias por la reseña! :)

    ResponderEliminar
  2. Pues yo lei robinson crusoe de niña y me encantaria leer este :D

    besos!

    ResponderEliminar
  3. se ve genial! robinson crusoe me encanto :D

    ResponderEliminar
  4. Inma, es un libro interesante, es la palabra. Entretenido y emocionante. ¿Algo didáctico? Sí, pero también es el momento en que se escribió. Además, el precio es muy razonable y la edición está muy bien.

    Nina, adelante. Creo que te gustaría. Besos.

    Liz, es que Robinson es mucho Robinson... hay una novela de Coetzee muy interesante llamada "Foe" que plantea que junto a Robinson había una mujer que luego fue eliminada de la historia... dura de leer, pero muy estimulante.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.