domingo, 12 de septiembre de 2010

"Las aventuras de Enola Holmes 1. El caso del marques desaparecido" de Nancy Springer

Las aventuras de Enola Holmes (La hermana secreta de Sherlock Holmes). El caso del marques desaparecido de Nancy Springer, ed. Versatil, 2010.

Poco a poco y en el breve tiempo que lleva de vida, la editorial Versatil está construyendo un catálogo interesante con una apuesta clara por la literatura juvenil, por las voces femeninas, por los autores nóveles y por buscar dentro de géneros en principio limitados, el mayor espectro de público posible. De momento hay que felicitarla por la iniciativa de publicar la serie de Morganville, la de Kate Daniels (próximamente) y ésta de la que ahora hablaremos, Enola Holmes.

Las aventuras de Enola Holmes (La hermana secreta de Sherlock Holmes). El caso del marques desaparecido (a partir de ahora sencillamente Enola Holmes para ahorrar fuelle) se esconde una novela de aventuras que intenta recuperar el ambiente y sabor de las antiguas historias de Conan Doyle (y, la verdad, es que sale bien parada).

Enola es la hermana pequeña de los famosos Mycroft y Sherlock Holmes. Vive con su madre con la que mantiene una tensa relación. El día que ésta desaparece, Enola se reencuentra con sus hermanos y se sorprende de lo poco considerada que está y de la forma tan poco cariñosa de hablar de su madre. Al poco se entera de que piensa encerrarla en un internado para señoritas y muy poco dispuesta a aceptar este destino impuesto por sus hermanos (al ser mujer no tiene ni voz, ni derecho, ni voto ni nada más que callarse, obedecer y educarse para ser una buena esposa). Enola decide que antes muerte que interna y elabora un plan para garantizar su libertad y encontrar a su madre. Claro que todo se complica con la desaparición del hijo de un marqués, un libro de enigmas y una crinolina.


Enola Holmes es una entretenida, divertida y estupenda novela de aventuras y misterio que abre las puertas a lo que puede ser una fantástica serie de novelas. Se agradece que se centre en el misterio y en la aventura más pura (no en el romance, que de vez en cuando se agradece descansar) y que construya una aventura con fórmulas clásicas, pero con aire moderno.

Los dos misterios que contiene la novela están bien llevados, con ritmo, con emoción y con sorpresas (aunque son las esperadas). Encontraremos los metodos deductivos que tan famosos han hecho a la familia Holmes, pistas falsas, enigmas que con un poco de paciencia puede descifrar todo lector, lenguaje de las flores y una protagonista encantadora. Porque toda la novela se sustenta en Enola. Si este personaje fallara, toda la historia se resintiría. Pero no. Enola es estupenda. Lista, independiente, con recursos, con humor, valiente, atrevida. Y con carácter. No es la heroina que se sienta y se lamenta, sino que es de las que cogen su vida por las riendas a sus catorce años y decide ser lo que ella quiere ser, no lo que demás esperan que sea. Esto hace que sea estupenda y la inscribe de lleno en esa generación de mujeres que en pleno siglo XIX empezaron a reivindicar sus derechos y que tantas menciones despectivas se lleva en la novela (siempre de boca de personajes masculinos, claro), el movimiento sufragista; unas mujeres que lo único que pedían era algo tan sencillo, pero tan prohíbido, como el derecho al voto. Enola no lanza consignas, pero sin saberlo pertenece a una nueva generación que ya no se anda con tantas chiquitas y no considera que ser una mujer sea una limitación.

Nancy Sprincer consigue algo difícil que es tomar el mundo de un personaje archiconocido (estamos hablando de Sherlock Holmes, uno de los personajes literarios más conocidos, leídos, admirados, parodiados, copiados de la historia) y le da sabor y color propios. No copia ni imita, sino que agarra ese mismo ambiente y lo hace propio, respetando la tradición de donde viene, pero buscando una voz personal. Se nota que Nancy Springer ha leído, y bien, la obra de Conan Doyle y que ha estudiado a fondo una parte de esa época que no suele tratar las novelas de Holmes; las mujeres.

Porque el gran acierto de Nancy Springer y de Enola Holmes es dar voz a toda esa parte de la población que la misoginia de Holmes sepultó. Como dice la estupenda Enola en un momento, ella posee el conocimiento de los códigos femeninos, sus secretos, sus formas de hablar y todo un universo que sus hermanos desconocen. Un ejemplo de esto es el estupendo uso que hace Enola de las prendas interiores femeninas. No desvelo nada más.

Resumiendo, una buena novela de aventuras a la que hay que seguir la pista de sus entregas porque esta muchacha llamada Enola promete mucho.

4 comentarios:

  1. Pues me encantan las historias de Sherlock Holmes, así que imagino que las de Enola también me pueden gustar mucho..El problema es que me da miedo que se me caiga el mito de Sherlock, no me gusta la idea de que trate como un ser inferior a su hermana...jeje. Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Tranquila Nessie, ni por asomo desmonta el mito. Creo que incluye muy bien a Enola en el mundo de Conan Doyle. Es entretenida, rápida de leer y divertida. Estupenda para pasar una gran tarde de lectura.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí ni me atraen las historias detectivescas (aunque no las rechazo) ni me gusta mucho el tipo de historias de Sherlock Holmes. Así que creo que voy a prescindir de la lectura de esta serie :D
    Gracias por la reseña igualmente.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Esme, si algún día te decides te aseguro que esta serie es muy divertida, muy agradable y muy adictiva. Enola Holmes es un buen personaje. Gracias a ti por pasar, mujer. Esta es una casa abierta a todo el mundo.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.