jueves, 14 de octubre de 2010

"Marcada" de P.C. Cast y Kristin Cast

Marcada, La casa de la noche I, P.C. Cast y Kristin Cast, ed. La Factoria de Ideas, 2008

Aunque hace ya cerca de dos años que las novelas de La casa de la noche corrían por los anaqueles de la librería, no ha sido hasta hace poco que me acerqué a ellos y me lei esta primera parte. Esto se debía a una saturación de novelas juveniles de temática vampírica y a un prejuicio bantante arraigado en mi yo de entonces de que esto no era más que "otro Crespúsculo de mierda" (de cuyas cien páginas leídas aun no me había recuperado y que de vez en cuando suelen volver a mi memoria para provocarme horribles pesadillas).  Este años, sin embargo, me libré de bastantes ideas preconcebidas y debido a mi voluntad de profundizar en la novela juvenil que me llevé un fin de semana a casa esta Marcada.

Entre café y café me la lei en un par de días y creo que se convirtió en una de las lecturas más contradictorias que he hecho en mucho tiempo. Me explico. Es uno de los libros que menos/más me han gustado e interesado. Vamos, que durante toda su lectura me iba preguntando qué hacía yo perdiendo el tiempo con esos personajes, pero a la vez me interesaba lo que estaba leyendo hasta el punto de que he leído las tres continuaciones y en unos días caerá la próxima. ¿Cómo es esto posible? Bueno, pues vamos a intentar explicarlo.

Marcada es la primera entrega de la historia de Zoey, una adolescente bastante normal con una vida bastante normal hasta que un día la "marcan" como vampira y tiene que irse a vivir a La casa de la noche, una especie de colegio para vampiros donde los marcados estudian para convertirse en vampiros adultos o morir en el intento (en el sentido literal). Allí Zoey encontrará los mejores amigos, un chico y una archienemiga. Encontrará su lugar en el mundo y el lugar donde encaja, pero además conocerá que ella forma parte de un plan mucho mayor y que es la favorita y elegida de Nyx, la diosa vampira.

La primera impresión que me dio esta Marcada es la de una novela llena de tópicos, lugare comunes e historias conocidas. Desde la primera página hasta la última sabes cómo se sucederá la historia, cuál es el rol de los personajes y el conflicto y resolución final. Pero tiene un tono diferente que me hizo intersarme. ¿Por ejemplo? Lo primero que ve Zoey en su nuevo hogar es a una preciosa rubia haciéndole una mamada a un hermoso muchacho. Y ella, en vez de irse, se queda mirando hasta ver la resolución de ese "conflicto". Una escena de éstas digamos que no es usual en la actual novela juvenil romántica donde lo que abunda es la suspensión sexual a favor de las miraditas e ir cogidos de la mano y unos enfervorizados cantos a la virginidad y a saber esperar. Esta Marcada (y el resto de la serie) es muy sexual ya sea por lo que explican o por lo que hacen los personajes (y en un sentido que en un primer momento me pareció hipócrita, pero que ahora leo como sátira... más adelante, y si me acuerdo, hablaré de esto).

Los personajes son abiertamente egoistas, frívolos y odiosos, a excepción de Aphrodite que es todos esos adejetivos, pero además es uno de los pocos personajes honestos de la serie. Y con honesto no quiero decir simpático ni bueno. Aphrodine es borde, creída, mala, clasista, desagradable y zorra, pero no lo oculta a diferencia de las gemelas que son todo esto, pero que además van de buenas. Porque lo más irritante de esta novela son los personajes.

Zoey es estupenda cuando está sola, una estúpida cuando está con sus nuevos amigos (supongo que por esto la acabé, por los momentos en los que Zoey está sola... si todo el tono de la novela hubiera sido como cuando está con sus amigos creo que hubiera acabado quemando el libro), un grupo de gilipollas frívolos, engreídos e hipócritas como pocos (en especial esas dos "gemelerdas" que deberían arder). Estos amigos son para mí el mayor lastre de esta primera entrega (y de las que siguen) y los que proporcionan los peores momentos. Zoey, en cambio, es un buen personaje y resulta muy interesante ver su evolución a lo largo de la saga (de lo que ya hablaremos) desde una absoluta frivolidad y cero personalidad hacia una interesante madurez. Es un personaje que se equivoca, y mucho, y aprende a medias de sus errores. Y, además, aprende a aceptar a la guarra que lleva dentro. Pero esto es avanzar temas, estamos en Marcada.

Otra cosa que me irrita de este primer volumen es cierto regusto moralista en el tema del alcohol. Mientras que en el tema sexual me parece que las autoras optan por lo lúdico/festivo y el tono de sátira, en el tema alcohol les sale la parte sermonera y convierten a cualquier personaje que se toma una cerveza en algo muy parecido a un desecho humano (me recordo, y hago otro paréntesis, a un capítulo de aquella repugnante serie del cura y sus tropecientos hijos en el que el hijo mayo se va a un bar a estudiar, su padre lo ve desde la calle y ya quiere apuntarlo a alcohólicos anónimos porque es pecado y qué está haciendo con su vida...). Este tipo de moralina me resulta ridícula y molesta.

Entonces, si la trama me resultó tópica, los personajes odiosos, la moralina insufrible, ¿por qué te has leído esta novela, las tres siguientes y seguramente te leerás todas las que quedan?

1. Me gustó la mitología vampírica que crea la novela y que aporta un poco de aire fresco a la literatura vampírica juvenil. La idea de una diosa vampira, de un "marcador" de vampiros, del periodo de transformación, etc.
2. Los tatuajes. Aunque no soy un gran aficionado a los dibujos en la piel, reconozco que la idea de esas cenefas decorando la piel de Zoey me resulta muy erótica.


3. A pesar de lo tópico que era, la relación odio/odio/gracia que se crea entre Zoey y Aphrodite me divirtió e imaginé que sería una enemistad que daría mucho juego.
4. La esperanza que a las gemelerdas les cayerá un avión en llamas encima o que una psicópata muy ido de la olla las secuestrara y las encerrara en una cueva profunda y las sometiera que largas, complicadas e innecesarias torturas que harían empalidecer y vomitar a Patrick Bateman.
5. Una extraña intuición que me dijo que le diera una oportunidad a la saga porque me podría encontrar con una agradable sorpresa. Y así ha sido, pero de las continuaciones hablaremos otro día.

Marcada, pues, es un entretenido pero tópico y apresurado primer capítulo a una saga divertida y sorprendente. Realmente muchos lectores se han quedado atrás tras este primer capítulo que no hace justicia al resto (que sigue teniendo sus momento muy irritantes, pero que resulta mucho más entrenidos e interesantes) y que casi hizo que yo me tirara del caballo. Suerte que no lo hice. Me habría perdido muchas páginas de diversión.

8 comentarios:

  1. Estoy en un punto de saturación absoluta de novela juvenil vampírica....Así que dudo que le de una oportunidad a este libro, almenos de momento. Cuando se me vaya el colapso alomejor me lo pienso,jejejeje

    Besossss

    ResponderEliminar
  2. Con esa primera entrega seguro que tu colapso estalla porque no tiene nada de original. Para mí es a partir del tercer volumen cuando la cosas se ponde de verdad interesante, pero para llegar allí hay que echarle paciencia y tiempo libre.

    Besos y nos leemos.

    ResponderEliminar
  3. Jorge, me ha encantado tu reseña. Suscribo punto por punto todo lo que has dicho. El primer libro no me gustó nada y no tenía pensado leerme el resto pero me los regalaron y le di una segunda oportunidad. No me arrepiento porque realmente mejora y ahora tengo ganas de leerme el último que ha salido. Espero que no decaiga de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Victalian, es que realmente esta primera parte deja mucho que desear y como lector no se hace la idea de que las siguientes entregas son cada vez mejores y más divertidas. Según una fuente fiable, el quinto es el mejor de los publicados en españa y sigue esa línea de imprevisilidad que caracteriza las aventuras de Zoey.

    ResponderEliminar
  5. Recien termino de leer las 4 novelas de Cristine Chance y no se si estoy lista para esto, pero como estoy cuidando a mi abuela que tiene 84 años hasta que termine febrero y estoy todo el dia encerrada en un depto de dos ambientes; paciencia y tiempo libre es lo que me sobra.
    Espero como minimo llegar al 3

    ResponderEliminar
  6. Pipi, adelante. La saga de La casa de la noche es muy entretenida. Incluido este primer capítulo. Lo que digo es que es a partir del tercero cuando se convierte en algo grande e interesante por la imprevisibilidad de la historia.

    ResponderEliminar
  7. OK Jorge para quedar claros, me encanta tu blog y me facina como escribis; pero acabo de terminar de leer Marcada y te quiero matar jajaja
    Es muy malo no digo que no sea facil de leer por que lo es; es mas es casi una imitacion de harry potter pero con vampiro (aclaro que me gusto harry potter). Realmente si no fuera por que es facil de leer el libro seria un fiasco total y lo peor es que me dejo con la intriga como para leer el dos.
    No puedo creer que lo voy a seguir leyendo dios mio!!

    ResponderEliminar
  8. Pipi, en la entrada digo por activa y por pasiva que el primero es malo, irritante, tópico y cansado. Pero tú misma lo has acabado, vas a continuar y eso quiere decir que el libro tiene algo, ¿no? La saga mejora, de verdad, la saga mejora. Los personajes son igual de irritantes y hablan demasiado, pero un par de giros de argumento harán que tu mandibula se de contra el suelo.

    Ya me contarás.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.