sábado, 16 de octubre de 2010

"Rubí" de Kerstin Gier

Rubí, Kerstin Gier, ed. Montena, 2010
Roig rubí, Kerstin Gier, ed.  Lluna Roja/La Galera, 2010

La familia de Gwen es de todo menos normal. Ya sé que todo el mundo dice que su familia no es normal, pero pocos de vosotros tenéis una prima con un gen que le permite viajar en el tiempo. Y esto le pasa a Gwen, que su insufrible y perfecta prima Charlotte en los próximos días viajará en el tiempo. Pero un día cualquiera se encuentra de repente en el Londres de principios del siglo XX y se da cuenta de que alguien ha cometido un terrible error. Es ella la última viajera del tiempo y no su prima. Y será ella la que se vea inmersa en una increíble aventura por los años para descubrir un montón de los secretos que callan su familia y una misteriosa sociedad secreta.

La lectura de Rubí me ha llevado unas cuatro horas no contando los parones, las interrupciones y las visitas al lavabo. Con esto quiero decir que es una novela rápida, ágil y que se lee en un suspiro.  No presenta ningún riesgo ni niguna dificultad. Es un mero entretenimiento para pasar un ratito a gusto y sin preocupaciones. No es una gran novela, pero creo que es algo que la autora ni se plantea hacer. Es una novelita divertida pensada y escrita para entretener. Y punto.

Si me la he leído es sólo por un motivo, porque toca uno de mis temas favoritos: los viajes en el tiempo. Natualmente presentados de una forma acientífica y muy pensada para ahorrarse una explicación pausible (es un gen y tira para adelante). A favor de esto, claro. Las reglas del viaje me gustan porque son sencillas: no se puede viajar durante el propio periodo vital, los viajes son incontrolados a no ser que se hagan mediane una máquina especial que funciona con sangre del viajero (y que me recordó poderosamente al ingenio de aquella estupenda película que es Cronos y que absolutamente nada tiene que ver con esta novela, no nos liemos), los viajes se hacen por un corto periodo de tiempo, etc.

Existe una especie de sociedad secreta que guarda y proteje a los viajeros y cuyo objetivo final es la consecución de El Secreto (algo que no se explica porque hay que dejar materia para la continuación, pero que estoy convencido que está relacionado con la vida eterna). En principio son los buenos, pero están cargados de secretos y su fundador es el Conde Saint Germain, personaje real e histórico famoso por sus inventos, por sus aventuras y por sus coqueteos con lo oculto y la alquimia (v. nota biográfica en este enlace) que junto con el misterioso conde transilvano Rakoczy forman una pareja muy inquietante.

Y, por si fuera poco, Gwen tiene un don que la hace especial y que guarda en secreto: puede ver y comunicarse con fantasmas como el de James August Peregrin Pimblebottom, un caballero del siglo XVIII que vive en su instituto y que insiste que cuide sus formas. Y, además, hay un chico guapo, pero irritante y su mejor amiga lo sabe todo y la ayuda y su madre calla muchas cosas de su infancia y está la misteriosa prima Lucy que se fugo y se perdió en el tiempo y... Muchos misterios y, pese a lo que pueda parecer, poco tiempo.

Todo esto que parece tan liado y embrollado está explicado de una forma muy sencilla y clara y sin irse por las ramas. El mejor ejemplo de esto es que la autora no se lia a hacer que Gwen descubre lo de los viajes en el tiempo o que habla con fantasma, la protagonista ya lo sabe y empieza la novela en este punto ahorrando al lector esas páginas de descubrimiento de poderes y etc. que tanto retrasan los verdaderos inicios. La autora no se complica en crear una historia entretenida y de fácil lectura. Los personajes están hechos con cuatro pinceladas eficientes que no los dota de una personalidad deslumbrante, pero los medio individualiza. Gwen es simpática y muy normal en el mejor sentido de la palabra y se sorprende a sí misma teniendo recursos e intuiciones. El chico es lo de siempre, un borde que esconde mucho y mejor persona de lo que parece a primera vista. Y los posibles villanos son inquietantes y, realmente, no sabe uno de quien fiarse.

El problema de esta novela es que es demasiado un primer capítulo. Me explico. Es una pura introducción a lo que vendrá después porque lo más intersante solo esta apuntado. Este Rubí depende demasiado de su carácter de primer capítulo para presentar personajes, historia, situación y apuntar un par de caminos. La sensación que como lector tuve es la de estar toda la novela a ralentí, a punto de empezar, pero todavía no. Realmente hay que esperar a leer esa anunciada segunda parte para, espero, entrar de lleno en materia. Pero, de momento, sólo tenemos este Rubí, una novela entretenida e inofensiva a la que no pedir mucho

13 comentarios:

  1. Pues no me gustan las novelas que hay que esperar a la segunda parte para entrar en materia ;( Pero si dices que en tan poco tiempo te has leído el libro, no tiene que estar tan mal ^^


    Besos y gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  2. O por lo menos esa fue mi impresión al leerla, que dejaba todo preparado para la continuación y meterse ya a trabajar. Es rápida y fácil de leer y nada nada complicada. Una novelita de aventuras para una tarde tonta. Y, sí, me leeré la continuación cuando salga (creo que en febrero).

    ResponderEliminar
  3. De momento no me llama la atención, pero no la descarto tampoco...Le seguiré la pista,jeje. Lo que más me gusta es que sea rápida de leer :)

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  4. Nessie, es un entretenimiento inocente. Si no la lees, no pasa nada, pero es entretenida (lo que ya es mucho)

    ResponderEliminar
  5. Es cierto, es mera introducción (y podríamos decir que a Zafiro le pasa una cosa similar), y precisamente por eso es cruel. Porque te pide más y más y te quedas con ganas de ver qué pasará. Pocos libros ocasionan ese deseo tan intenso, y aunque sea cruel por eso, creo que tiene su mérito xD

    ResponderEliminar
  6. Alexia, y tanto... y es una de las series más refrescantes que se han publicado últimamente. Mi deseo de continuar no fue tan intenso, pero sí... es una de esas series que acabaré seguro.

    ResponderEliminar
  7. La verdad, a mí me gustó. Y Zafiro también. Sí que es verdad que Rubí es demasiado una introducción, pero me gustó lo refrescante y sencilla (en el buen sentido de la palabra)que es. Por lo que a mí respecta, de vez en cuando va bien parar y leer un libro que no te haga reflexionar en exceso ni te haga estar durant más de una semana pensando en él. Me gustó mucho, pero hay algo que no termina de convencerme: la manera como presentan el libro. Para mí la contraportada y la portada dejan mucho que desear. És más, no sé cómo llegué a leerme el libro porque lo cierto es que no me atrajo en absoluto a primera vista. Pero tengo que decir que me alegro de haberlo leído finalmente.
    Siento mucho el parrafote...pero solo una última pregunta: Has leído Los juegos del hambre? Me encantaría saber tu opinión sobre el libro (sobre los tres en general). Muchas gracias:)

    ResponderEliminar
  8. Mar, a mí también me gustó mucho. Más "Rubí" que "Zafiro", todo debo decirlo y por los mismos puntos que a ti, diferente en un momento en que todo es igual, refrescante, divertida, sencilla... el tema de las portadas en castellano es un baile curioso, prefiero la opción de la editorial en catalán, los amigos de La Galera, respetando las originales. Esa rosa con las sombras chinescas. Mucho mejor y más acorde con la historia que nos cuentan.

    Sobre tu pregunta: sí, he leído "Los juegos del hambre". Y me gustan mucho. Creo que es de lo mejor en literatura juvenil que se ha publicado en años. Sería muy largo exponer todos los motivos por los que me parece tan bueno. El motivo fundamental es cómo están construidos los personajes y la lógica que los mueve. Hasta sus últimas consecuencias, hasta ese demoledor y fantástico final. Nadie dijo que por ser juvenil, tuviera un final feliz...

    ResponderEliminar
  9. Tiene gracia, yo de hecho hablaba de la portada en catalán, que es el idioma en que lo he leído, pero sí que es cierto que para mí es mejor que la castellana.
    Respecto Los juegos del hambre, que también leí en catalán, me encantó también el final. He leído muchas críticas negativas, pero para mí fue un grandioso final.

    ResponderEliminar
  10. Mar, a mí las portadas que utiliza La Galera me gustan. Resumen bien la parte cursi/divertida/desenfadada de la historia. Mejor que la castellana sería la portada en negro, la verdad. Montena se ha lucido.

    "Los juegos del hambre" tienen un gran final. Después de todo el horror vivido no puede haber gloria. Perfecto.

    ResponderEliminar
  11. Hay película de este libro, y según me han dicho mezcla los tres libros. Yo la vi y me pareció algo rara, así que decidí leerme la trilogía o por lo menos este libro, aunque seguramente me lo lea en alemán, que es su idioma original, a ver si me suelto ya a leer algo en ese idioma, que no me vendría mal.

    Lo bueno de Los juegos del hambre son los

    ResponderEliminar
  12. El comentario sigue; sin querer le di a publicar.

    Decía que algo que me gustó de Los juegos del hambre fueron los personajes.

    ResponderEliminar
  13. El comentario sigue; sin querer le di a publicar.

    Decía que algo que me gustó de Los juegos del hambre fueron los personajes.

    ResponderEliminar

Comenta con libertad, pero cualquier comentario con contenido publicitario o que considere insultante hacia mis lectores, al blog o hacia mí mismo, será eliminado sin compasión. Mis blogs, mis normas.